Un partido para reaccionar

Aranda trata de despejar el balón presionado por dos jugadores del Izarra. /F. Romero
Aranda trata de despejar el balón presionado por dos jugadores del Izarra. / F. Romero

La Cultural de Durango busca un triunfo que rompa su dinámica de derrotas y le permita recortar distancias con la permanencia

FERNANDO ROMERODurango

Choque de especial importancia el que debe afrontar la Cultural de Durango este domingo en Merkatondoa, donde se medirá al Izarra a partir de las 17:00 horas. Los blanquiazules buscan poner fin a su sequía goleadora para lograr así un triunfo que les permita mantenerse vivos en la pelea por eludir el descenso. Las seis derrotas consecutivas que acumulan les han llevado de nuevo a lo más hondo de la tabla, y romper esa dinámica es imprescindible para comenzar a escalar posiciones. El conjunto navarro también está en una delicada situación, en 14ª posición a solo tres puntos del descenso directo, por lo que para los de Rodrigo Hernando también es un choque trascendental.

«Vamos con las ganas a tope. El vestuario está plenamente convencido de que el camino que estamos siguiendo es el que hay que seguir. En ese sentido, no hay fisuras en el planteamiento. Pero la realidad dice que ahora mismo estamos haciendo pocos goles y que llevamos una importante racha de partidos perdidos, y que la base pasa por empezar a hacer goles. Porque si no, la situación se va a complicar más», señala Igor Núñez, indicando bien a las claras donde está el debe del equipo. «Es la única pega que podemos ponerle a un grupo de jugadores que, sin tener ningún tipo de experiencia en la categoría, yo creo que están cumpliendo muy bien desde hace ya muchas semanas», añade.

«Para nosotros, lo importante es ganar y acercarnos a la línea que marca la salvación, y eso pasa por sumar de tres en tres. Esa es la prioridad. Vamos con la mentalidad de que solo nos vale ganar y vamos a ir a por todas», lanza un Igor Núñez especialmente motivado.

La Cultural busca, por tanto, ese punto de inflexión necesario que insufle ánimos renovados a los jugadores de cara a encarar el último tercio del campeonato. Y qué mejor forma de hacerlo que logrando la victoria ante un rival directo. «Es cierto que en lo futbolístico no estamos mal, lo que nos falta es el detalle final, el acertar delante de la portería contraria. Creamos suficientes ocasiones para pensar en hacer uno, dos o tres goles por partido y, sin embargo, no tenemos esa facilidad. Cuando en el campo tenemos jugadores con calidad de sobra, jugadores contrastados de cara a la portería contraria. Entendemos que es una cuestión de dinámicas, y por lo tanto es muy importante romperla para generar una nueva. Nuestra mentalidad está centrada en eso», desgrana el preparador de Llodio.

En el recuerdo está también el choque de la primera vuelta, en el que los blanquiazules hicieron un enorme despliegue de juego ofensivo pero acabaron cayendo derrotados por 1-2 tras un par de contras navarras. «Desde entonces, hemos madurado mucho y creo que puede ser un buen día para nosotros», confía el técnico de los durangarras. «Aquel partido se caracterizó por nuestra incapacidad para hacer gol, por la falta de puntería. Te queda buena sensación porque lo dominamos en la mayor parte de fases. Lo único que faltó fue la guinda. Cuando tu juegas un fútbol que te hubiera permitido hacer una goleada importante, te tienes que quedar con esas sensaciones que te da el equipo», declara.

La Cultural irá a Merkatondoa manteniéndose fiel a su estilo y a su planteamiento, a esa idea de ser protagonista con el balón. «Para nosotros, esa es la base de nuestra idea y son características irrenunciables», incide el míster. «Vamos a ir allí con el mismo deseo de tener el balón y de hacer las cosas bien que hemos tenido desde el primer partido. Intentando, sobre todo, que nuestra capacidad de dominio de partido siga aumentando. Y que eso nos acerque a ganar», apostilla. Para Núñez, una de las claves del partido puede estar en «ser capaces de parar esa necesidad que ellos también tienen de tener la pelota, que a nosotros nos perjudica, y en controlar sus transiciones rápidas. En Tabira nos hicieron mucho daño en ese tipo de acciones». Los jugadores de la Cultural deberán estar atentos también a los balones aéreos y los remates de cabeza, puesto que el Izarra es el segundo equipo que más goles anota de esta manera. Son 9 los tantos que han logrado rematando con la testa, casi la mitad de los 19 marcados en total.

Aunque la principal referencia ofensiva del conjunto navarro, Gorka Laborda, se perderá el choque por acumulación de amonestaciones. Ya les marcó en Tabira. «Para ellos puede ser una baja importante, pero seguro que tienen gente para suplirlo con garantías. Si no hay que vigilar a Gorka, habrá que hacerlo con otro», matiza Núñez. Igualmente, también serán bajas por sanción en el Izarra Eneko Martínez y Juanlu Cisneros, mientras Albisu no podrá estar por problemas físicos. Todo lo contrario que en la Cultural de Durango. Con Varela ya recuperado de sus molestias en el tobillo, Igor Nuñez tienen a todos sus efectivos disponibles para lanzarse a buscar un triunfo revitalizador.