Una mejoría sin premio

Aranda, Jurgi y Galarza, en el choque contra el Arenas. /F. Romero
Aranda, Jurgi y Galarza, en el choque contra el Arenas. / F. Romero

FERNANDO ROMERODurango

El 0-4 recibido el pasado fin de semana ante el todopoderoso líder Racing de Santander hizo añicos la mejora que presentaba la Cultural de Durango en las últimas semanas en su estadística de goles recibidos. Un apartado que durante buena parte de la primera vuelta fue un pequeño lastre para el equipo. Con el nuevo año y la segunda fase de la temporada ya en marcha, los de Igor Núñez habían logrado reducir el número de tantos encajados. Hasta la visita de los cántabros, que con su pegada endosaron a los de Tabira su mayor goleada del curso. Un marcador tan abultado como engañoso, al menos en parte, ya que la Cultural de Durango tuteó sobre el verde al equipo de Iván Ánia durante la primera mitad, haciendo irreconocible el juego del líder. Un hecho que ha pasado por alto, pero que tuvo al técnico verdiblanco realmente inquieto, sin parar de dar órdenes y corregir a los suyos. Igor Núñez fue muy elocuente en su paso por sala de prensa tras ese encuentro: «En estos 4 años como primer entrenador en la Cultural de Durango, pocas veces habremos visto en Tabira un primer tiempo como el de hoy, teniendo en frente, además, nada menos que al Racing de Santander».

Hasta el sábado, los dos correctivos más severos encajados por los durangarras habían corrido a cargo de Mirandés, otro de los gallos del grupo, con el 1-4 en el feudo blanquiazul, también haciendo gala de su poderío ofensivo, y al sorprendente UP Langreo, que se impuso 4-1 a los vizcaínos. Ambos en el primer tercio de temporada, con la 'Cultu' tomándole poco a poco el pulso a la categoría.

Tomando como referencia los seis primeros encuentros de cada vuelta, se puede observar la mejora antes señalada. En el arranque liguero, la Cultural recibió un total de 13 goles. Y eso que en el primer partido del año se empató a cero ante la UD Logroñés. Además de los 4 del conjunto mirandesista, la Real B anotó 3, y 2 marcaron Arenas, Racing e Izarra, en aquel partido de infausto recuerdo.

En este inicio de segunda vuelta, aunque la tendencia ya viene desde varias jornadas atrás, la situación había mejorado notablemente. Hasta el pasado fin de semana, eran 7 los goles que la Cultural había recibido, mejorando sensiblemente la media. Los 3 del 'Sanse', que repetía así los mismos tantos que en el choque de Zubieta, mientras que Mirandés, Arenas e Izarra solo pudieron perforar en una ocasión el marco vizcaíno. Una Cultural mucho más solidaria en defensa, que cierra mejor los espacios pero que sufre demasiado cuando no tiene el balón. Y en las contras o acciones tras pérdida, que suelen pillar al equipo desarmado atrás por la propia vocación ofensiva de su estilo de juego. Pero entonces apareció el Racing y se encargó de echar por tierra esos números, añadiendo 4 dianas más para hacer un total de 11 perforaciones en la meta defendida por Errasti.

En total, son 43 los tantos que acumula el conjunto de Igor Núñez, el más goleado del grupo. Con 36 están el Izarra, también en zona de descenso, aunque con 10 puntos más que los blanquiazules, y el Calahorra, que lucha por no entrar en la pelea de la zona baja. 35 suma el Amorebieta y 34 el CD Vitoria, que será precisamente el próximo rival de la Cultural de Durango, este sábado en Tabira a partir de las 16.00 horas.

Con solo 4 puntos de diferencia entre ambos conjuntos, el duelo ante los de Fagoaga se presenta como una buena oportunidad para tratar de dar un golpe de timón definitivo a una negativa dinámica que se dilata ya demasiado en el tiempo. Además de 3 puntos muy importantes, también está en juego el average particular entre ambas escuadra ya que en el encuentro de la primera vuelta en Ellakuri, Vitoria y Cultural empataron a un gol.