Jurgi: «Este equipo es muy luchador»

Jurgi festeja su primer gol de esta temporada, anotado en Tabira. /F. Romero
Jurgi festeja su primer gol de esta temporada, anotado en Tabira. / F. Romero

El lateral de Lekeitio, que participó con un gol en la victoria ante el Sporting B en Mareo, avisa que la Cultural va a seguir «peleando hasta el final»

FERNANDO ROMERODurango

Los últimos dos triunfos conseguidos por la Cultural de Durango hacen que las cosas se vean con otro aire diferente, a pesar de que todavía queda mucho trabajo por delante. El equipo sigue anclado en el farolillo rojo de la clasificación, pero la distancia a saltar ha menguado, aunque no tanto como se podía esperar ya que la última jornada no fue del todo propicia para sus intereses. Ocho puntos separan a los blanquiazules de la salvación matemática. Y mientras los números no digan lo contrario, en Tabira no se van a rendir ni van a dar a brazo a torcer fácilmente. La pasada semana, en las instalaciones de Mareo, eso se pudo comprobar con claridad. La Cultural peleó hasta el último instante y se acabó llevando la victoria en la última acción del partido, con un tanto de Galarza sobre la bocina. Anteriormente, Jurgi Txopitea fue el encargado de anotar para poner el empate y dar inicio a la remontada de su equipo. «Fue una victoria muy importante. Acabamos el partido eufóricos porque llegó en el último minuto del descuento», declara. «Por fin nos sonríe un poco la suerte. Hemos tenido partidos a lo largo de la temporada que, igual por falta de experiencia, nos metían al final goles y perdíamos muy fácil los puntos. Y esta vez nos ha tocado a nosotros. Así que muy contentos en ese sentido», añade el jugador de Lekeitio.

Este Graduado en Magisterio que ahora está preparando el IVEF, está protagonizando una temporada bastante completa. Con 23 años, disputa su tercera campaña con la zamarra blanquiazul y su primera experiencia en la Segunda B, siendo un jugador con notable presencia sobre el terreno de juego. Habitualmente partiendo como lateral, aunque no es extraño tampoco verle en posiciones más adelantadas, ha disputado 20 partidos, 15 de ellos como titular. Lleva, además, dos dianas anotadas: la de la pasada semana ante el Sporting B y la que marcó ante el Real Unión en Tabira en la jornada 12, en aquella ocasión para adelantar a los suyos en el marcador en un encuentro que acabó en tablas (1-1). «Estoy jugando, estoy teniendo minutos. Y encima ahora estamos ganando, así que muy bien. La verdad es que estoy muy contento. El año pasado marqué solo un gol, y éste ya llevo dos, y quedan todavía 9 partidos», lanza a modo de reto entre risas. «La pena es que estamos ahí abajo», añade con pesar.

Este triunfo ante el filial sportinguista, al que se ha ganado en los dos enfrentamientos esta temporada, ha dado un nuevo aire al vestuario durangarra. Aunque nunca se ha perdido la confianza, los seis puntos añadidos al casillero hacen que «se vea un poco de otra manera». «Aunque estemos ahí abajo, nosotros vamos a seguir luchando. Quedan nueve partidos, y vamos a intentar hacerlo lo mejor posible. Vamos a salir siempre a ganar», avisa Jurgi. El objetivo, tratar de igualar, como mínimo, los réditos conseguidos por el equipo hace ya una vuelta, cuando lograron enlazar 3 victorias y 3 empates en aquel 'noviembre dulce' que llegó a sacarles del descenso por un par de jornadas. «Más o menos, hemos jugado ya contra todos los de arriba. Ahora tenemos un calendario en el que nos medimos con equipos de la zona baja. A ver si podemos sacar puntos que van a ser importantes», desea el lateral, quien también avisa de que van a ser encuentros «exigentes porque los rivales también van a venir con necesidad y buscarán sacar puntos».

Un nivel de exigencia al que ya están más que acostumbrados Igor Núñez y los suyos tras una temporada que está siendo dura, especialmente en lo que a los resultados se refiere. «Ya sabíamos que iba a ser año difícil. Nosotros desde el principio queríamos salir a competir. Y creo que estamos haciendo lo que teníamos pensado, pero igual las cosas no están saliendo del todo bien», comenta el lateral. En su opinión, uno de los principales factores que les han estado pasando factura a lo largo del curso es que «igual a nosotros nos hacen muy fácil gol, y a nosotros nos cuesta mucho marcar. Pero estamos jugando bien, estamos haciendo las cosas muy bien». «Creo que si esto sigue así, podemos acabar haciendo una cosa bonita y sacar esto adelante», desea.

Porque si una cosa tiene clara Jurgi Txopitea, al igual que el resto de compañeros de vestuario, es que «el equipo es luchador y va a luchar hasta el final. Antes las adversidades, nos crecemos». Y eso es lo que toca hacer en estas jornadas que restan, siempre fieles a la filosofía y al estilo que les trajo hasta la División de Bronce. «El míster nos dijo que íbamos a seguir con el mismo esquema y el mismo estilo. Y así ha sido, y lo hemos intentando hacer lo mejor posible. Muchos somos jóvenes, pero aún así estamos dando la cara. Está claro que al final, cuando te ves ahí abajo, te afecta. Pero lo vamos a seguir intentando con todas nuestras ganas», se reafirma.

El hecho de que ningún rival haya sido sensiblemente superior a la Cultural de Durango sobre el terreno de juego ayuda a pensar que los de Tabira pueden soñar con la permanencia en este su año del centenario. «No ha habido partidos con mucha diferencia de goles. El resultado más abultado fue contra el Racing… pero en la primera parte les plantamos cara», indica en relación a uno de los mejores primeros periodos completados por los blanquiazules esta campaña. «El estilo que tenemos de jugar la bola, el resto de equipos no lo tienen. Nosotros queremos jugar el balón y llegar con mucha gente arriba», comenta. «Muchas veces solemos llevar el peso del juego, pero luego nos hacen daño en una contra o en alguna pérdida», aspectos en los que su técnico, Igor Núñez, incide semana tras semana para mejorar los resultados de los suyos. El otro, el que más ha lastrado a la 'Cultu', es el apartado ofensivo. Y es aquí donde sale a relucir una vez más el 'afamado' «partido contra el Izarra». «Aquel día se vio muy claro, era para ir 4-0 claramente y al final lo acabamos perdiendo», recuerda.

Ahora, Jurgi y los suyos preparan con mimo el siguiente compromiso, que les enfrentará este sábado en Tabira al Calahorra en otro encuentro de gran interés. Para la Cultural, el objetivo es muy claro, «buscaremos seguir la racha, ganar el partido y poder enlazar la tercera victoria», algo que no se ha logrado a lo largo de toda la campaña. Derrotar a los rojillos supondría, asimismo, meter a un equipo más en esa apretada lucha que se vive en el furgón de cola. «Está la cosa muy igualada, y ellos están muy cerca. Si pierden, se meten ahí abajo», asegura Jurgi.