Igor Núñez: «Ahora toca seguir dándole fuerza a este empujón»

Igor Núñez: «Ahora toca seguir dándole fuerza a este empujón»
F. Romero

La segunda victoria consecutiva cosechada por la Cultural insufla nuevos ánimos a los blanquiazules

FERNANDO ROMERODurango

Encadenar dos triunfos de manera consecutiva no es tarea fácil en un grupo tan equilibrado como éste. Pero la Cultural de Durango, colista desde hace muchas semanas, lo ha conseguido. Y con ello, mantiene más vivas que nunca sus opciones de pelear por la permanencia en estas últimas jornadas de competición. Dos victorias de postín que le han dado una nueva inyección de moral y confianza a los de Tabira. Porque vencer al Langreo, el equipo revelación, haciendo un muy buen partido, e imponerse al Sporting B en Mareo, por mucho que los asturianos estén en horas bajas, tanto que Isma Piñera ha sido destituido como técnico, no son tareas nada sencillas.

La Cultural de Durango encara el tramo final de competición con otro aire, una tendencia al alza que espera consolidar en su siguiente compromiso liguero. «Ahora lo que toca es seguir dándole fuerza a este empujón. Intentar seguir acercándonos a esas posiciones que nos puedan permitir pensar en salir de ahí en esas últimas jornadas», asevera Igor Núñez. El técnico blanquiazul asegura que la victoria ante el Sporting B fue 'subidón', puesto que el gol de Galarza llegó en la últimas acción del encuentro, si posibilidad siquiera de saque de centro por parte de los asturianos. «Fue un 'subidón' por todo. Sin tiempo de reacción para ellos, por ganar el partido, por ser fuera de casa y encadenando una segunda victoria... y con los ánimos por las nubes porque después de dos victorias empiezas a ver como algo mas real la posibilidad de salir de ahí, aunque la jornada no fuera la más propicia», relata.

En Mareo, la Cultural volvió a sacar a relucir su carácter y ánimo prácticamente incansable. Como muestra, Núñez destaca la última acción del encuentro, la que acabó en ese gol 'de oro' para los vizcaínos. «El tanto viene precedido de una presión alta nuestra en el minuto 94, en la que robamos el balón en tres cuartos de campo, damos nueve pases y la acción termina con un centro chut de Molina que bien pudo haber aprovechado Amorrortu, y acaba en córner. Y luego viene el gol», describe. «Creo que todo eso demuestra el carácter y la ambición de este equipo», proclama.

Atrás parece quedar ya esa terrible racha de doce partidos consecutivos sin ganar. Aunque el problema sigue residiendo en la escasa eficacia de cara a la meta rival, algo que se espera mejorar gracias a esta dosis de confianza recibida. «Tenemos que estar pendientes de seguir explorando la misma vía, de seguir buscando la portería contraria, de tener el balón, de ser ambiciosos e intentar ser agresivos sobre área rival, que es lo que se nos da bien y lo que tenemos que hacer para ganar partidos», señala el técnico blanquiazul.

Para conseguirlo, Núñez ha introducido una variante táctica en estos últimos dos compromisos. En lugar de salir con uno o dos puntas de referencia, como Pradera o Ekain, ha variado su esquema para jugar sin un 'nueve' puro, con Amorrortu, Unai Ariz y Unzueta ocupando la tripleta ofensiva. Tres jugadores que no destacan especialmente por su físico pero sí por su habilidad con el balón en los pies. «La idea es buscar un poco más juego asociativo, no ser tan verticales en ocasiones», explica el de Llodio. «Nos funcionó muy bien ante el Langreo. En Mareo, la primera parte no fuimos capaces de estar tan bien. Pero en la segunda, metimos el doble cambio pronto (Ekain y Pradera por Alonso y Unzueta) y cambiamos mucho la cara al partido. Se vio una Cultural con una intención totalmente diferente», se congratula.

Disputados ya los choques ante la mayoría de equipos que están en la parte alta de la clasificación, la Cultural de Durango encara una fase de la competición en la que se verá las caras contra rivales más propicios, a priori, para tratar de sumar puntos con los que seguir escalando hacia la permanencia. Los dos próximos compromisos, ante Calahorra este sábado y frente a Real Unión la siguiente jornada, cobran así una especial importancia. «Nuestra idea es la de confirmar la tendencia actual ante el Calahorra. Vamos a ir con todo a buscar los tres puntos, que supondrían una enorme inyección de moral en nuestra lucha. Desde luego que si este partido lo sacamos adelante, seguro que comprimimos mucho la parte baja», expresa el preparador blanquiazul.

Los riojanos están en ese filo en el que no puede descuidarse para no verse metidos de lleno en la pelea por no descender. Un lugar donde los fronterizos ya batallan y que se ha cobrado al técnico Juan Domínguez como víctima. Real Unión y Sporting B se unen así a la lista de equipos de la zona baja que han movido ficha en el banquillo para tratar de buscar una reacción que no siempre llega. Antes que ellos ya lo hicieron Tudelano, Vitoria, Gimnástica e Izarra. Urtzi Arrondo, en Gernika, y el propio Igor Núñez en la Cultural resisten en su puesto avalados por la confianza de sus clubes.

«Lo sencillo parece muchas veces dar un golpe de timón y cambiar muchas cosas, pero hay otras veces en las que hay que dejar que las cosas maduren, porque todo tiene su tiempo y su momento. En este caso, considero que va a ser así», afirma Núñez. «Nosotros nos estamos valiendo de que estos jugadores van acumulando experiencia, y nosotros como técnicos también. A medida que van pasando partidos, las prestaciones en el campo son mejores, más allá de que los resultados sean los deseados o no. Pero es verdad que nadie puede decir que nosotros no estamos dándolo todo en el campo y que no somos capaces de competir de tú a tú con cualquier equipo que nos hemos enfrentado», manifiesta el técnico de los durangarras.