«La diferencia de criterio nos ha perjudicado», protesta Núñez

El Correo

FERNANDO ROMERODurango

Igor Núñez comparecía tras la derrota de su equipo ante el Sanse disgustado tanto por el cómo como por el cuándo se había producido. Unos goles postreros que fueron unos mazazos para el equipo, sin opción ni tiempo para la reacción. «Es especialmente frustrante vivir un partido en el que hemos estado compitiendo de tú a tú con todo un Sanse. Hemos dado la cara durante las dos partes de principio a fin. En dos despistes, o dos situaciones que eran perfectamente evitables, hemos encajado dos goles, cuando nos ha costado muchísimo esfuerzo remar durante toda la segunda parte para ir a por el partido», indicaba el técnico.

Del mismo modo, también mostraba su pesar por la, en su opinión, diferencia de criterio arbitral en decisiones clave del encuentro, que ahonda en la sensación existente en Tabira de que a la Cultural se le pita demasiado fácil. «Me queda esa sensación de que es una falta bastante rigurosa a la hora de pitarla. Fácil de evitarla también para nosotros. Pero la ha pitado ahí cuando había habido una situación muy similar en el área contraria segundos antes, y ahí ha decidido no pitarla. Y ese criterio a nosotros nos ha perjudicado por la enorme calidad que tiene el Sanse», protestaba el de Llodio.

Sobre el desarrollo del encuentro, el míster blanquiazul señaló que durante la primera mitad «ellos eran más dueños del juego, los que marcaban el ritmo del partido, pero la sensación en cuanto a situaciones de gol no era tan clara. En la primera parte recuerdo varias ocasiones nuestras, y sin embargo ellos han aprovechado su situación con el tiempo cumplido para ponerse con ventaja». «Y para nosotros ha sido un golpe moral bastante importante», reseñaba.

Aún así, la Cultural ha sabido «sacar su carácter» en la segunda mitad para ir a por el partido y buscaar una igualada que se les ha resistido demasiado a tenor de los méritos adquiridos sobre el verde. «Hemos logrado ser otra vez protagonistas tanto con balón como sin balón, y hemos conseguido generar situaciones de peligro suficientes como para pensar que puntuar era posible», detalla. «Si hay algo que a este equipo le caracteriza es que los jugadores son muy ambiciosos y que realmente lo que quieren es, una vez empatado el partido y quedando poco tiempo, darle la vuelta al marcador. Nunca mira quién tiene delante, sino las posibilidades que tiene de poder ganar. Eso es algo que hay que darle valor», continuaba Núñez. «Es una característica que nos da muchísimos puntos. Pero también hay otras que nos penaliza, y parece que hoy ha sido una de esas».