Derbi de urgencias en Tabira

Rojinegros y blanquiazules encaran el duelo con urgencias. /Luis Ángel Gómez
Rojinegros y blanquiazules encaran el duelo con urgencias. / Luis Ángel Gómez

Ambos equipos necesitan sumar los tres puntos para romper sus respectivas dinámicas negativas

FERNANDO ROMEROBilbao

Tabira será el escenario este sábado a partir de las 16.45 horas de un derbi vizcaíno de mucha necesidad para sus contendientes. Por un lado, la Cultural de Durango, colista con 15 puntos, encadena siete partidos sin vencer, con cinco derrotas consecutivas, lo que les ha hecho perder el paso el la lucha por salir del pozo. Del otro, el Arenas, que lleva ya nueve partidos sin conocer el triunfo, choques en los que solo ha podido sumar tres empates, lo que le ha llevado a acercarse peligrosamente a la zona caliente de la tabla.

«Los dos llegamos en dinámicas negativas. El que consiga dominar el partido y llevarlo a su terreno, tendrá mucho ganado. Para nosotros, será muy importante trabajar la presión alta tras pérdida. Creo que en el momento que ajustemos eso bien tendremos mucho avanzado», avanza Igor Núñez. En términos muy similares se expresa el técnico arenero, Jabi Luaces: «Nos medimos dos equipos muy necesitados con dinámicas negativas muy parecidas, necesitados de ganar de manera imperiosa».

Bajo estas premisas, blanquiazules y rojinegros saltarán al terreno de juego durangarra con la intención de buscar un triunfo sanador. O que, al menos, alivie parcialmente sus males. En el caso de los de Igor Núñez, necesitan sumar para recortar distancias con los que equipos que le preceden. El play-out está a seis puntos y cada partido empieza a ser una pequeña final. La competitividad de la Cultural está demostrada, pero los resultados no terminan de acompañar a un equipo joven al que errores y pequeños detalles le están castigando en exceso. Al igual que la falta de acierto. Solo 16 tantos a favor para los de Tabira.

«Las sensaciones de estos partidos que no terminamos de ganar no son malas. No son encuentros en los que el contrario te pasa por encima o en los que no tienes oportunidades para llevarte los puntos. Sí que es verdad que son detalles… tenemos que ponerlos a nuestro favor», comenta el técnico blanquiazul. «Se nos resiste hacer gol. Tenemos que mejorar algún aspecto defensivo, pero, principalmente, cuando quieres ganar partidos, de lo que se trata es de hacer goles. En esta fase nos está costando más de la cuenta», se lamenta.

En la faceta anotadora, el Arenas tampoco es que esté precisamente para tirar cohetes. Los de Jabi Luaces han marcado uno menos que los del duranguesado (15), pero sí que han mostrado mayor solidez defensiva, con solo 23 encajados.

Así las cosas, el derbi de Tabira se presupone como un duelo de pocos goles, y que se decidirá por detalles. La Cultural de Durango buscará hacer daño a los getxotarras con su particular estilo de juego, de toque y combinación, buscando espacios y las llegadas de los Amorrortu, Ekain o Pradera. El Arenas, por su parte, tratará de complicar las cosas a los de Núñez con presión alta y mucha intensidad, para recuperar rápido y buscar la meta local por los costados y acumulando mucha gente en ataque. Un choque de estilos que, de acabar en tablas, no le serviría a ninguno de los dos equipos.

«Me imagino un partido con un Arenas muy vertical, que busque nuestra espalda lo antes posible, con jugadores de banda muy peligrosos y contrastados en la categoría. Nosotros, debemos intentar tener el balón, generrar espacios donde poder obtener ventajas y, a partir de ahí, poder atacar», resume Núñez.

«Cada uno intentaremos imponer nuestro estilo, nosotros intentando robar y mantener el balón presionando para finalizar las jugadas. Ellos serán fieles a su manera de jugar, tratando de combinar lo máximo posible», comenta Luaces al respecto.

En Gobela, todo lo que no sea ganar haría saltar las alarmas. Demasiados partidos sin ganar para un conjunto llamado a pelear por la zona media-alta, con los puestos de Copa como objetivo principal. Para la 'Cultu', novato esta campaña en la categoría y sabedores de que iban a tener que sufrir hasta el final, la situación se complicaría bastante, pese a quedar todavía margen de maniobra.

Luaces podrá contar en este encuentro con sus refuerzos invernales, pero no con Matador, que reapareció la pasada jornada tras una larga lesión pero «no acaba de recuperarse del esfuerzo realizado frente al Racing», señala el técnico arenero. Tampoco podrá hacerlo con Jordan, por acumulación de cartulinas, ni con Urkiza, que se perderá buena parte de lo que resta de temporada. «Tenemos el equipo cogido con alfileres desde hace tiempo», lamenta Luaces. En las filas de la Cultural de Durango, sin mayor novedad que la salida de Julen Uribesalgo en esta ventana de invierno, Igor Núñez podrá contar con todos sus efectivos a excepción de Varela, que sigue aún renqueante.

«Estamos los que empezamos, incluso uno menos por la salida de Julen, pero con la fe de que la fortaleza está en el grupo, en la ventaja que nos da conocernos tan bien, y con las buenas sensaciones que están dejando tanto Abasolo como Unai, ya recuperados y en la dinámica del grupo. Nuestros principales refuerzos son ellos», destaca el míster blanquiazul.

En el encuentro de la primera vuelta, disputado en Gobela, el triunfo cayó del lado rojinegro (2-0), una victoria que en aquel momento sirvió para que el Arenas empezar a carburar en el torneo liguero, mientras que la Cultural, inmersa entonces en pleno proceso de adaptación a la categoría, aún tuvo que esperar un poco más para empezar a conocer resultados positivos. El encargado de dirigir este derbi vizcaíno será el colegiado catalán Josep Subirats Matamoros.