La Cultural quiere su primer derbi lejos de casa

La Cultural quiere su primer derbi lejos de casa
Fernando Gómez

Como visitantes, los de Tabira no han logrado imponerse en ningún encuentro disputado ante equipos vizcaínos

FERNANDO ROMERODurango

Sin objetivo alguno por el que luchar en la clasificación, una vez consumado el descenso a Tercera División el pasado fin de semana, la Cultural de Durango debe buscar retos que superar en estas dos jornadas que restan para la conclusión de la fase regular. Más allá del respeto a la competición y del propio carácter competitivo de los de Tabira, los de Igor Núñez tienen aún murallas por derribar y que les pueden servir de acicate en sus próximos compromisos. Este fin de semana, sin ir más lejos, los blanquiazules lucharán por imponerse en su primer derbi vizcaíno lejos de casa. Enfrente tendrán a un Gernika que no se lo pondrá fácil puesto que se juega la vida en este choque, con el extra de motivación que eso puede superar para los de Urbieta.

Precisamente fue en el feudo foral dónde la Cultural disputó el primero de los duelos vecinales de la temporada, en la eliminatoria de Copa del Rey que les enfrentó al Gernika y en la que los forales salieron vencedores por la mínima merced a un tanto en el último minuto de Gorka Larruzea, evitando así una prórroga que parecía cantada. En Liga, las cosas tampoco le han ido mucho mejor a la Cultural de Durango en los derbis disputados como visitante. Dos empates y tres derrotas es el bagaje para los de Igor Núñez en este tipo de enfrentamientos.

Especialmente positivo resultó la igualada cosechada en Lezama frente al Bilbao Athletic, en la jornada 13, un duelo en el que los del duranguesado llegaron a ir mandando en el marcador por 0-2 hasta más allá del minuto 70 gracias a las dianas de Ekain y de Ekaitz. A partir de ahí, el empuje y la calidad de los rojiblancos, y algo de fortuna, propició que el encuentro terminara con 2-2 y Villalibre de portero tras la expulsión de Oleaga en los últimos compases. En Sarriena, los blanquiazules también pudieron arañar un punto, aunque en esta ocasión el derbi ante los de Jon Ander Lambea terminó sin goles.

En los otros tres enfrentamientos ante rivales del territorio histórico, los de Igor Núñez terminaron hincando la rodilla. En Gobela, allá por el mes de septiembre, aún en la cuarta jornada, el Arenas de Jabi Luaces se impuso por 2-0 a los blanquiazules. Ya con la segunda vuelta bien entrada, en la jornada 27, la 'Cultu' jugó en Lasesarre contra un efectivo Barakaldo que se impuso por un escueto 1-0 en un derbi en el que el equipo mereció mayor premio. La 'buena noticia' es que, tras este choque, la Cultural logró encadenar su mejor fase de la temporada, en la que logró cuatro victorias en cinco enfrentamientos para avivar la esperanza de poder luchar por la permanencia. Unas ilusiones que comenzaron a desinflarse poco a poco, y que encontraron la puntilla definitiva en Urritxe. Ante el Amorebieta de Iñigo Vélez, uno de los mejores equipos de esta segunda vuelta, la Cultural de Durango cayó goleada por 3-0, un resultado al que poco se podía objetar. Los azules fueron superiores y, además, tuvieron ese acierto goleador que les ha faltado a los blanquiazules a lo largo de buena parte del curso.

Lejos de Tabira, y dejando de lado los duelos locales, la Cultural solo ha podido lograr la victoria en tres ocasiones. La primera de ellas se hizo esperar hasta la 15ª jornada, en la que los vizcaínos derrotaron en El Malecón a la Gimnástica de Torrelavega por 1-2. Idéntico resultado al cosechado en Mareo contra el Sporting B, ya en la 29ª fecha liguera. Dos después, en la 31, los de Igor Núñez lograron un importante triunfo en Stadium Gal sobre el Real Unión (0-2). Este domingo en Urbieta, buscarán la cuarta para poder acabar la Liga con los mayores puntos posibles.