La Cultural, sin complejos ante el líder

Varios jugadores de la Cultural tratan de recuperar la pelota en El Sardinero. /Daniel Pedriza
Varios jugadores de la Cultural tratan de recuperar la pelota en El Sardinero. / Daniel Pedriza

Los blanquiazules, colistas, quieren lograr la machada de tumbar al Racing de Santander en Tabira

FERNANDO ROMERODurango

Este sábado en Tabira (16:45) se vivirá una tarde de esas de fútbol que el buen aficionado tiene marcadas en el calendario. El todopoderoso Racing de Santander, líder indiscutible del grupo, visita el feudo blanquiazul con la intención de prolongar una semana más su racha de cinco triunfos consecutivos a costa de una Cultural de Durango que se aferra a las matemáticas y, sobre todo, a sus buenas sensaciones sobre el césped, para seguir peleando por la permanencia. Sobre el papel, un duelo desigual con claro favorito. Los 40 puntos que separan a unos y otros así lo marcan. Pero una vez eche a rodar el balón, los de Igor Núñez plantearán batalla para tratar de dar la sorpresa y lograr que los cántabros hinquen la rodilla por tercera vez en toda la temporada.

Una Cultural de Durango que saltará al césped sin complejos, con las ideas claras y tratando de desarrollar su estilo de juego, con el balón siempre como protagonista. «Nosotros saldremos como tratamos de hacerlo siempre. Cada partido está para competir y para disputarlo, y nosotros tenemos que intentar ser capaces de adaptarnos a las condiciones que presente el partido. Nuestra idea va a seguir siendo siempre la misma que el resto de jornadas: salir a jugar de tú a tú y a intentar ganar el partido, sabiendo que enfrente tenemos un equipo con aspiraciones muy serias», señala Igor Núñez. «Pero ellos se van a encontrar también con un equipo que tiene hambre, necesidad y que generalmente no se arruga ante nadie», advierte.

Un rival plagado de jugadores de altísimo nivel, más aún tras el mercado invernal. Entre otros, se hicieron con los servicios del delantero David Barral, curtido en mil batallas, y quien ya ha dejado patente su calidad con las tres dianas logradas la pasada jornada ante el Vitoria. Aunque no le podrá acompañar su socio en ataque Cejudo, que se perderá el encuentro por acumulación de amonestaciones, al igual que el medio Sergio Ruiz. Por lesión, tampoco estarán Redru y Kitoko. Aunque Iván Ania no tendrá problema para tirar de fondo de armario para sustituirles. «Todos esos son jugadores que están teniendo continuidad y que son estructurales. Es posible que noten esas bajas. Aunque la realidad es que tienen nombres suficientes como para afrontar cualquier partido con garantía suficiente», comenta el míster blanquiazul al respecto. En las filas durangarras, las únicas bajas serán la de Txapu, por acumulación de amonestaciones, y la de Varela, que sigue renqueante de su tobillo.

Los de Igor Núñez, que la pasada semana lograron frenar su espiral de seis derrotas con el empate en Estella, saben que no será un partido sencillo. Como todos. Pero éste, si cabe, lo será un poco menos. No importa. El compromiso y la unión de un grupo que se conoce de tiempo atrás, el empuje de su afición y jugar en casa, en un terreno de juego al que están más adaptados, serán factores a su favor. «El factor superficie puede ser que algunos jugadores lo acusen en mayor medida. Y eso puede hacer variar la estrategia que tengan para el partido. Eso también puede condicionar los nombres que salten al campo. Pero veremos a un equipo que viene a ejercer de líder, con la idea de seguir ganando partidos y poniendo más tierra de por medio», relata el técnico de Llodio.

En el recuerdo está el choque de la primera vuelta, en el que la Cultural no se dejó amedrentar ni por el miedo escénico de jugar en un estadio como El Sardinero ni por el rival. Tal vez faltó algo de ímpetu ofensivo en determinados momentos del encuentro, pero se logró secar al Racing hasta el tramo final. «Siempre pienso que nunca un partido se parece a otro, más allá de que te enfrentes a un rival similar. Lo importante es que los jugadores se sientan confiados y con la motivación adecuada. Y ver cómo conseguimos afrontar esos primeros 20 minutos que suelen ser claves», asegura Núñez.

«Enfrentarse al líder siempre es un estímulo especial. Pero en este caso es doble, porque es el líder y es el Racing de Santander, que es un histórico del fútbol, que todos hemos visto por televisión. Es un doble acicate. Es de esos partidos que a todo el mundo le gusta jugar y para los que generalmente hay que intentar calmar más los ánimos que motivar», asegura el técnico de los blanquiazules.«Es tan mala la falta de motivación como el exceso. Hay que buscar el punto adecuado para que el jugador salga al campo con una mentalidad que le resulte útil al equipo», apostilla.

Los equipos que comandan la tabla no se le dan especialmente bien a la Cultural, que solo ha podido anotarse dos puntos en los encuentros disputados ante los seis primeros. Fue en los empates ante UD Logroñés en casa y frente al Leioa en Sarriena. Otra estadística más a romper en un duelo en el que los blanquiazules deberán competir al máximo y estar concentrados al cien por cien hasta el pitido final. «Todo lo que sea puntuar es positivo, pero la mentalidad siempre tiene que ser la de salir a ganar y poner todos los recursos que tengamos en nuestra mano para conseguir el objetivo», concluye Igor Núñez.