Atasco invernal en Durango

La mala racha arrancó en el derbi ante el Amorebieta. /Mireya López
La mala racha arrancó en el derbi ante el Amorebieta. / Mireya López

La Cultural encadena cinco derrotas consecutivas, igualando el registro de la primera vuelta

FERNANDO ROMERODurango

De un tiempo a esta parte, los nubarrones se ciernen de nuevo sobre Durango. A la Cultural no le está sentando bien el último mes y medio largo de competición. Tras su fantástico 'noviembre dulce', que supuso un importante arreón de moral y una inyección de puntos a su necesitado casillero, el conjunto de Igor Núñez ha vuelto a estancarse, al menos en lo que a resultados se refiere. Porque el equipo está demostrando saber competir y es capaz de plantarle cara a cualquier rival. En Anduva o Las Gaunas pueden certificarlo. Dos de los gallos del grupo que tan solo han podido imponerse por la mínima a los blanquiazules en las últimas semanas.

Pero, sea por el motivo que sea, los marcadores no le terminan de ser favorables a la Cultural, un equipo joven que apuesta por el buen trato por el balón como seña de identidad. En los últimos cinco encuentros, cinco derrotas. Una tras otra. La peor racha de partidos perdidos de forma consecutiva por los durangarras, que se equipara a lo que ya sucedió en la primera vuelta. Entonces, los de Tabira también enlazaron cinco partidos seguidos hincando la rodilla. Pero los fríos números no se quedan ahí. La 'Cultu' solo ha podido sumar un punto de los últimos 21 posibles. Desde el empate sin goles de Sarriena, a mediados de diciembre, el casillero de los durangarras no ha vuelto a verse incrementado.

Y eso, en un grupo tan igualado como éste, tiene sus consecuencias. Los de Igor Núñez han vuelto a verse relegados al farolillo rojo de la tabla. Una posición que, desgraciadamente, les es demasiado familiar. La Cultural ha ocupado ese último puesto de la clasificación durante la mitad de lo que llevamos disputado de Liga: 12 de 22 jornadas. El resto del tiempo, casi siempre en zona de descenso directo, exceptuando cuatro semanas: Tras el estreno liguero ante la UDL, y de la jornada 15 a la 17.

Este atasco invernal de la Cultural de Durango tiene su origen en el derbi de Tabira ante el Amorebieta, un duelo directo en el que los locales se vieron derrotados por 0-2. Era la jornada 16. En la siguiente, el mencionado empate de Sarriena. Una igualada que, por haberse conseguido en un feudo tan complicado como el azulgrana y ante un rival tan en forma como el Leioa, fue muy importante en su momento. Pero no fue más que un espejismo.

En el último encuentro de 2018, la Cultural recibía en su casa al Gernika, otro rival directísimo en la lucha por eludir el furgón de cola. Los forales se llevaron la victoria por 0-1 en un partido cerrado que pudo decantarse para cualquier lado. Los puntos volaron para Urbieta. Y, de paso, ahondaron errática estadística blanquiazul en los derbis vizcaínos este curso: solo ha podido sumar dos puntos en los encuentros ante los otros seis conjuntos del territorio histórico en la primera vuelta.

Tras el parón navideño, los de Núñez afrontaron, por segunda vez en la temporada, dos desplazamientos consecutivos. El correctivo de El Requexón ante el Oviedo Vetusta (3-1) y la derrota en Las Gaunas frente a la UD Logroñés (1-0) pese al buen encuentro realizado. Y en la vuelta a casa, tras casi un mes sin jugar ante su afición, la dolorosa derrota ante el 'Sanse', con dos goles del filial txuri urdin en el último suspiro (1-3). Un mazazo del que la 'Cultu' quiso desquitarse el pasado domingo en Anduva. A punto estuvo de conseguirlo. De nuevo se dio una gran imagen, pero el solitario tanto de Claudio Medina antes del descanso dejó los puntos en Miranda.

Este próximo sábado (16.45, Tabira), los del duranguesado tienen una buena oportunidad de redimirse. Reciben al Arenas, que se encuentra inmerso en una espiral de resultados incluso peor que la suya. Son nueve los partidos sin ganar para los de Jabi Luaces (3 empates, 6 derrotas), lo que les ha acercado peligrosamente a la zona baja de la tabla, cuando su objetivo era pelear por la Copa. Ante los rojinegros, la Cultural buscará romper su mala dinámica y, de paso, llevarse su primer derbi vizcaíno de esta campaña.