Miguel Sola: «Iñigo Vicente, por talento, debe dar un paso adelante»

Sola, durante un entrenamiento. /CD Calahorra
Sola, durante un entrenamiento. / CD Calahorra

JAVIER BELTRÁNBilbao

Miguel Sola (29-9-57) formaba una medular de empaque en el Athletic campeón escoltado por Gallego, De Andrés y Urtubi, aunque reconoce que «antes se jugaba a un ritmo más lento, igual había más calidad, pero ahora son más rápidos y con más físico», relata desde el banquillo del Calahorra, equipo al que esculpe y que se mide este sábado (17 h.) al Bilbao Athletic en Lezama.

Un partido especial para el exleón, aunque ya no tanto: «Hombre, siempre gusta saludar a algún excompañero como Santi (Urkiaga), pero una vez allí nos centraremos en el partido, que es lo más importante, en sacar algo positivo. Pelearemos seguro», lanza el míster navarro, con una dilatada trayectoria a sus espaldas. Ha dirigido a Osasuna, Peña Sport, Real Unión en dos etapas, Mirandés, Izarra y Corellano antes de ocuparse del Calahorra.

El cambio de entrenador, Solabarrieta por Garitano, puede afectar tras caer en Mareo, opina Miguel Sola en conversación con El Correo: «Creo que bien no viene porque se tienen que adaptar a otro entrenador, a otra forma de ver el fútbol. Le ha pasado también al Sporting, que lo ha acusado y, de hecho, el primer partido que ganaron fue el del domingo con el Bilbao Athletic». No obstante, Sola, que viaja 50 minutos diarios desde Pamplona a Calahorra para montar las sesiones, entiende que «no se debe notar mucho por el método en Lezama».

Sobre el Bilbao Athletic, pese a las bajas de Sancet y Baqué (ya con Benito, Muñoz y Gorka Pérez listos), desliza que «tienen calidad, sobre todo en la parte de arriba. Creo que intentarán sacar un poco más el balón desde atrás; aunque estén presionados, intentarán jugarlo. Pueden generar muchas opciones de gol porque tienen talento y rapidez en banda y el potencial de Villalibre arriba, con jugadores para poder sorprender a cualquier equipo», relata.

De Iñigo Vicente, con sus 6 goles y 6 asistencias, remarca que «por talento, debe dar un paso adelante», aunque lo matiza: «Tiene cosas muy buenas y otras que debe mejorar. Visto desde fuera, le he observado en varios vídeos para analizarlos y ves que tiene potencial. Otros se están haciendo, como Vencedor, que ve el fútbol fácil y se sabe posicionar bien». Considera Sola que los cachorros van a «tener la suerte» de que el entrenador del primer equipo (Gaizka Garitano) «les conoce más y eso les puede facilitar el paso».

Un Calahorra que es octavo en la tabla, por delante del filial rojiblanco, pero que no se vuelve loco. «Tenemos claro que el objetivo es asentarnos en la categoría. Eso no quiere decir que, dependiendo de cómo vaya la temporada, podamos, a partir de ahí, optar a algo más», aclara. Una plantilla configurada a orillas del Ebro con muchos jugadores que han pasado por suelo de Bizkaia o Gipuzkoa como Txomin Barcina, Adrien Goñi, Morgado, Zabal, Ortega, Barrón y Ubis, que suma 8 goles, uno menos que Villalibre. «Hay que tener en cuenta que la mayoría de ellos, a pesar de que han estado jugando allí, son riojanos o navarros. Este año hemos incorporado gente con un poco más de experiencia en Segunda B y, de momento, ahí estamos», lanza Sola, que ensalza a su ariete de referencia, Edu Ubis. «Tiene gol y hay que servirle balones y confiar en él», señala.