Neymar, el relevo deseado

Neymar, durante su etapa en el Barcelona. /Reuters
Neymar, durante su etapa en el Barcelona. / Reuters

Mbappé, el segundo fichaje más caro de la historia, cobra en el PSG 18 millones de euros anuales, la mitad que el astro brasileño, obsesión de Florentino Pérez

Amador Gómez
AMADOR GÓMEZMadrid

Neymar, llamado a jugar algún día en el Real Madrid y a conquistar el Balón de Oro, es la obsesión de Florentino Pérez y la estrella deseada por el presidente blanco para erigirse en el relevo de Cristiano Ronaldo. También está en la agenda Kylian Mbappé, el joven delantero francés por el que el PSG pagó 180 millones de euros para convertirle en el segundo fichaje más caro de la historia, sólo superado por los 222 que costó Neymar. En la lista de objetivos también se encuentran el goleador inglés del Tottenham Harry Kane y el centrocampista belga del Chelsea Eden Hazard, pero es Neymar, futbolista explosivo dentro y fuera del campo, al igual que Cristiano, el astro que permitiría al vigente campeón de Europa cubrir ahora mejor, a priori, la ausencia del portugués.

El Real Madrid desmintió públicamente la pasada semana haber realizado algún tipo de oferta, ni al PSG ni a los propios Neymar y Mbappé, para contratar al delantero brasileño de 26 años o al francés de 19. Sin embargo, ambos están en el punto de mira de Florentino Pérez y, especialmente el exazulgrana, pese a que gran parte de la afición haya mostrado su rechazo a la contratación de Neymar por su comportamiento en el terreno de juego y sus caprichos en los despachos, como demostró durante su etapa en el Barcelona, con el que tenía contrato hasta 2021. En cualquier caso, el brasileño sería todo un golpe de efecto, no sólo por su talento futbolístico, destinado a ocupar a corto o medio plazo el trono de Cristiano Ronaldo o Leo Messi, sino por ser también un reclamo mediático, creciente filón publicitario.

Neymar, sin embargo, cobra en el PSG 37 millones de euros anuales limpios, mientras que el salario de Mbappé, que en su día eligió al club parisino antes que al Real Madrid, percibe casi la mitad: 18 millones por temporada. El sueldo de Cristiano en el Madrid era de 21 millones netos, y ha sido uno de los motivos que han precipitado su marcha, al no sentirse valorado económicamente después de que el presidente blanco le prometiese una renovación y un aumento de salario que nunca llegó.

Con la relación entre Cristiano Ronaldo y Florentino Pérez rota, el goleador portugués tampoco ocultó su malestar porque el presidente hiciese guiños a Neymar y flirtease con el brasileño, al comentar que «no sería mala idea» fichar al delantero brasileño que acaba de vivir «el momento más triste» de su carrera al despedirse de mala manera del Mundial y que ha reconocido que «es dificil encontrar fuerzas para querer volver a jugar al fútbol». Mientras Cristiano era reconocido como el mejor jugador del mundo, Florentino Pérez llegó a declarar que Neymar tendría más facilidades para ganar el Balón de Oro si jugase en el Real Madrid. El momento parece ahora más propicio y Neymar acabará en el Real Madrid, si no es este verano, sí el siguiente, mientras el madridismo también suspira por Mbappé, uno de los talentos con mayor proyección del fútbol mundial, aunque se le considere demasiado joven. De cualquier manera, las negociaciones con el jeque catarí del PSG se antojan complicadas.

Para el puesto de delantero centro y aportar goles, una vez apagados los rumores sobre Robert Lewandowski, ahora se piensa lógicamente en Harry Kane, aunque ya se conoce la capacidad del propietario del Tottenham, Daniel Levy, como ya pudo comprobar Florentino con los traspasos de Luka Modric y Gareth Bale y la negativa de Mauricio Pochettino para convertirse en el sustituto de Zinedine Zidane. Y para formar un medio campo más poderoso, con la clase de Hazard.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos