La Ertzaintza también lo pasa mal en Arraiz

El aficionado al ciclismo sube al monte con una bicicleta municipal. / BV

«Me he reservado un día de vacaciones para estar aquí», dice otro de los aficionados que van tomando posiciones en el alto vizcaíno para ver la etapa de la Vuelta

Bruno Vergara
BRUNO VERGARABilbao

Arraiz ya está invadido por aficionados al ciclismo que han cogido sitio desde las 10 de la mañana para ver pasar el pelotón de la Vuelta que esta tarde llegará a Bilbao. Y tiene su mérito porque el alto es de lo más exigente, incluso para la Ertzaintza que lo ha pasado mal en una de las curvas del alto vizcaíno como se puede ver en el vídeo principal que ilustra esta noticia.

Sabedor de la dificultad del trazado, un aficionado al ciclismo ha llegado al monte vizcaíno incluso con una bicicleta eléctrica del servicio de préstamo municipal.

Mucho más fácil subir este exigente alto con esa ayudita extra, mientras que a otros ciclistas aficionados que no contaban con ella se les ha hecho muy dura la cuesta.

Otros aficionados, como Koldo e Iñaki, vecinos de Betolaza, esperaban más seguidores de la Vuelta. «Seguro que se han repartido por el Vivero y Urruztimendi».

Con ellos está Fermín, natural de Lezama, pero vecino de Bilbao. Gran aficionado al ciclismo, no se quería perder la cita. «De los 15 días que tengo de vacaciones, uno estaba reservado para hoy», señala. Sabe cómo es la subida de Urruztimendi, pero ésta le quedaba más cerca.

Todos ellos han inspeccionado la zona días antes para coger el mejor sitio. Tienen unas vistas privilegiadas. No sólo por la subida, sino que ven una panorámica de la villa con la torre Iberdrola dominando todo. Desde aquí ven varias partes de la ascensión. «Vemos la entrada al puerto, y esta zona muy dura», explican.

Los tres están a la sombra. El sol pega, pero ya piensan en la lluvia que se espera. «Vamos equipados con paraguas y chubasqueros».