Letonia y Serbia 2019

España comienza fuerte la defensa del título europeo

Marta Xargay, durante del partido de la selección contra Ucrania. /AFP
Marta Xargay, durante del partido de la selección contra Ucrania. / AFP

Laia Palau pone el ritmo y Marta Xargay firma su mejor marca anotadora con la selección, coral y demoledora desde el exterior frente a Ucrania

Amador Gómez
AMADOR GÓMEZMadrid

La selección española comenzó con fuerza la defensa de su título de Europa en Riga, donde debe cerrar la primera fase como líder de grupo para pasar directa a cuartos de final y evitar el cruce de octavos en busca de plaza para el Preolímpico y de la que sería su novena medalla en las diez últimas grandes competiciones. Liderada por la eterna Laia Palau (16 puntos, siete asistencias y seis rebotes), por Marta Xargay, que ante Ucrania firmó 31 puntos, su mejor marca anotadora con la selección, por la siempre poderosa Laura Nicholls (11 puntos, nueve rebotes y cuatro asistencias) y por un demoledor tiro exterior (con el 52% de acierto), España cumplió los pronósticos ante un equipo demasiado dependiente de su estrella, Alina Iagupova (38 puntos y 36 de valoración. Antes de enfrentarse este viernes a Gran Bretaña, España dio un primer golpe de autoridad, mostrando sus credenciales de campeona y de equipo coral (llegó a las 26 asistencias, el doble que la rival), ambicioso y sacrificado.

La selección dirigida por Lucas Mondelo no dio ninguna opción a Ucrania, arrollada tras el descanso por la defensora de la corona continental, que pese a la ausencia de Alba Torrens en este Europeo quiso dar un paso al frente en su debut y, sobre todo, Marta Xargay, para tomar la catalana el relevo de la balear y dar un recital ofensivo (6 de 10 en triples), no exento de esfuerzo defensivo para intentar frenar a Iagupova. España se divirtió sobre todo en la segunda mitad, en la que fue relanzada desde la dirección por el ritmo impuesto por la incombustible Laia Palau, que permitió a España abrir ya una brecha inalcanzable para las ucranianas, que llegaron a estar 24 abajo (65-89) al comienzo de un último cuarto ya intrascendente.

Aunque Iagupova se fue al descanso con 25 puntos, cinco rebotes y cinco asistencias y Ucrania superó entonces a España en el rebote (17 frente a 14, para acabar al final igualadas), la selección de Mondelo acabó la primera parte con cinco de ventaja (42-47) gracias a su acierto exterior (6 de 12 triples), al gran primer cuarto e inicio del segundo de Marta Xargay (16 puntos), y su mejor juego colectivo, con el importante crecimiento de Laura Nicholls y Laia Palau ya en el período previo al intermedio. Supo tener paciencia España hasta alcanzar una primera máxima diferencia de 12 (31-43), aprovechándose de la ausencia de Iagupova en pista y de su notable aportación de banquillo. Sin embargo, volvió a saltar la líder ucraniana a la cancha y le endosó un parcial de 8-0 a España, todos ellos anotados por Iagupova, que sin el marcaje de Xargay hizo lo que quiso para que su equipo llegase vivo a la segunda parte.

77 Ucrania

Horobets (-), Iagupova (38), Olkhovyk (10), Naumenko (6) y Udodenko (9) -quinteto inicial-. Bilotserkivska (9), Kondus (2), Malashenko (2), Radulovic (1), Yatskovets (0) y Voloshyna (0).

95 España

Palau (16), Cruz (8), Xargay (31), Nicholls (11) y Ndour (5) -quinteto inicial-. Domínguez (10), Gil (8), Ouviña (2), Abalde (-), Casas (2) y Pina (2).

PARCIALES:
23-19, 19-28, 18-29 y 17-19.
ÁRBITRAS:
Maj Kazuko Forsberg (Dinamarca), Viola Gyorgvi (Noruega) y Tamas Foldhazi (Hungría).
INCIDENCIAS:
Primera jornada del Eurobasket de Letonia y Serbia 2019, disputado en el Arena Riga.

Después de un comienzo de partido muy pobre de España, en los que estuvo hasta tres minutos sin conseguir una canasta con muchos problemas en la pintura y contra la defensa zonal de las exsoviéticas, la campeona de Europa se fue recuperando, cuando por fin le entraron los triples y se encontró más cómoda, para tomar el mando de un encuentro bastante igualado hasta que intentó romperlo en el segundo período, con una enorme superioridad, pese a la imparable Iagupova. Fue Xargay la que encabezó la remontada española, y no sólo con su ataque, sino también con su incansable defensa. Después de dos triples consecutivos de la escolta catalana, Mondelo concedió descanso a Xargay, pero España no sólo no lo acusó, sino que obtuvo su primera gran ventaja, porque apareció el juego colectivo, la irrupción de Laia Palau y otra veterana base como es Silvia Domínguez, y la campeona mató entonces desde lejos, hasta con un 60% en triples en su mejor momento de juego, que se mantendría en un tercer parcial también de mucho nivel por parte de la selección.