Sadaf Khadem, la primera boxeadora iraní en luchar sobre un ring

La francesa Anne Chauvin aplaude a Sadaf Khadem tras su victoria en su primer combate oficial. /MEHDI FEDOUACH (AFP)
La francesa Anne Chauvin aplaude a Sadaf Khadem tras su victoria en su primer combate oficial. / MEHDI FEDOUACH (AFP)

La joven, que boxeaba de forma clandestina en su país, se enfrenta a una orden de arresto por no llevar el hiyab y ser entrenada por un hombre

Judith Romero
JUDITH ROMERO

Pese a haber nacido en un país en el que todo lo relacionado con la diversión debe hacerse a puerta cerrada y de espaldas a los ojos del régimen, los puños y la constancia de Sadaf Khadem le han permitido obtener una licencia deportiva y convertirse en la primera mujer iraní que participa en un combate oficial. Tras entrenar de forma clandestina en su país, esta joven profesora de fitness de Teherán combatió el pasado sábado 13 de abril en la localidad francesa de Royan. Un logro por partida doble ya que además se impuso a la boxeadora local Anne Chauvin, pero que ya ha tenido consecuencias para Khadem al haber infringido las leyes de su país.

«Cada golpe del boxeo me recuerda a un obstáculo en la vida», ha explicado Khadem, quien ha podido hacer su sueño realidad gracias a la Federación francesa de boxeo y el Ministerio de Deportes del país galo pese a no ser francesa ni residir en el país europeo. En Irán incluso ejercicios como el zumba son pecado y motivo de detención, así que Khadem ha entrenado a escondidas durante los tres últimos años. La idea de viajar a Francia surgió cuando el Comité Olímpico Internacional amenazó a Irán con excluir de los Juegos Olímpicos a sus equipos masculinos si las mujeres no participaban también en estas disciplinas. Sin embargo, el país árabe ya ha emitido una orden de arresto contra Khadem y, tres días después del combate, la joven y su entrenador han decidido no volar a Teherán para esquivarla.

Sadaf Khadem llegó a Francia el 6 de abril para preparar este combate junto al entrenador Mahyar Monshipour, campeón del mundo iraní nacionaliazado francés. Su rutina en Irán se desarrolla a puerta cerrada. «Doy cursos durante el día y me entreno entre cinco o seis veces por semana en mis ratos libres», enumera. Su deseo es «llegar lo más lejos posible para dar voz a las otras mujeres iraníes que aman este deporte». La prensa iraní retransmitió el partido de Royan en directo y la orden de arresto contra estos dos iraníes no se ha hecho esperar.

Orden de arresto

«Llevaba pantalones cortos y una camiseta, algo que a ojos del resto del mundo resulta banal, pero he incumplido las leyes de mi país. No llevaba hiyab, me entrenaba un hombre...«, ha declarado la boxeadora tras conocer que Monshipour y ellos están siendo perseguidos. Su entrenador podría ser detenido como cómplice.

Este sábado Khadem se convirtió en la primera boxeadora en participar en un combate oficial. Venció a su rival ante 1.500 espectadores tras tres asaltos de dos minutos cada uno y los jueces le dieron la victoria por unanimidad. «He ganado por las mujeres y tengo que ser fuerte para ganar siempre por ellas», afirmó la joven de 24 años tras la pelea, quien dedicó el combate a los hombres y mujeres fallecidos por su país.