Tenis

Ashleigh Barty, del cricket a triunfar en Roland Garros

La tenista exultante tras conseguir su primer título de Grand Slam de su carrera. /REUTERS
La tenista exultante tras conseguir su primer título de Grand Slam de su carrera. / REUTERS

La australiana gana su primer título de Grand Slam, y será número 2 del mundo, tras llevarse una final sin emoción frente a la revelación checa Vondrousova

EL CORREO

La australiana Ashleigh Barty conquistó ayer el primer título de Grand Slam de su carrera con una victoria contundente en la final femenina de Roland Garros, por 6-1 y 6-3, ante la joven revelación checa de 19 años Marketa Vondrousova. Barty, de 23 años y octava del mundo, subirá en la próxima clasificación mundial al segundo lugar de la WTA, acechando ya el trono de la japonesa Naomi Osaka, una de las decepciones de esta edición con su temprana eliminación en la tercera ronda.

«Esto es increíble. Estoy muy orgullosa de poder conseguir mi primer Grand Slam. Es un gran día en mi carrera», celebró Barty tras su victoria, lograda en apenas una hora y diez minutos. «En contra de lo que pueda haber parecido, estuve muy nerviosa antes del partido. Marketa ha hecho una temporada increíble y ha jugado un muy buen torneo», destacó la australiana. Barty recibió el trofeo de campeona de manos de la estadounidense Chris Evert, que ostenta el récord de títulos (siete) en el torneo femenino de Roland Garros.

No había una australiana tan arriba en la clasificación mundial desde 1976, con Evonne Goolagong Cawley. La sucesión de sorpresas a lo largo del torneo habían hecho que Barty quedara como la principal favorita al título al ser la única jugadora del 'top 25' clasificada para semifinales, tras la eliminación de la vigente campeona Simona Halep en cuartos de final. Barty también se convierte en la primera tenista australiana en conseguir el título en París, desde que lo lograra la mítica Margaret Court en 1973.

La final apenas tuvo historia y desde el primer momento quedó clara la superioridad de la australiana, que no iba a permitir ninguna sorpresa más en este torneo. En el primer set Vondrousova perdió todos los juegos con su saque y únicamente pudo sumar uno, con un 'break'. En la segunda manga, la checa mejoró con su servicio, con el que pudo ganar tres juegos, pero Barty controló de principio a fin y selló una victoria muy tranquila, en una final sin emoción, en la que desde muy pronto quedó claro quién tenía todos los números para ser la vencedora.

Cualidades para el cricket

Después del Abierto de Estados Unidos de 2014, Ashleigh Barty sorprendió anunciando que abandonaba el tenis profesional para ser «una joven normal», e inició luego una corta carrera en el cricket. Volvió un año y medio más tarde al deporte de sus inicios, donde este sábado tocó el cielo conquistando Roland Garros. Andy Richards, entrenador de los Queensland Fire y luego de los Brisbane Heat, detectado sus cualidades para ese deporte que se asemeja al beisbol, y Barty comenzó a ejercitarse. Compitió en 2015 en un campeonato local juvenil y en la temporada inaugural de la Women's Big Bash League (WBBL) sub'20.

Asimilando su victoria en París.
Asimilando su victoria en París. / REUTERS

A principios de 2016 Barty tuvo que decidir cuál era su camino, y tras ese año sabático del tenis decidió volver a las raquetas y las bolas amarillas, retomando entonces una carrera que ha terminado siendo exitosa. «Fue una buena decisión volver. Es algo por lo que opté de una manera natural», señaló. Pero el cricket sigue siendo una pasión para ella, igual que otros deportes, y en Roland Garros admitió que las próximas semanas serán muy cargadas para ella como aficionada y telespectadora. «Voy a ver el Mundial de fútbol femenino y el Mundial de cricket de hombres. En las próximas semanas hay muchas competiciones deportivas. Estaré pegada a la televisión, como el resto del planeta», explicó.

En su segunda etapa en el tenis, Barty se especializó como doblista, pero en categoría individual empezó pronto a crecer y antes de Roland Garros ya había ganado cuatro torneos. El primer en el circuito WTA fue el de Kuala Lumpur en 2017 y en 2018 fue ya campeona en dos ocasiones, en Nottingham y en el WTA Elite Trophy de Zhuhai, el considerado 'Masters B' femenino. Este año dio un paso más allá y avisó ya llevándose una de las principales citas, Miami, antes de este primer éxito en un Grand Slam.