Valdezate pospone sus estudios para poder triunfar en el Athletic

La jugadora vizcaína en uno de los entrenamientos. /ATHLETIC CLUB
La jugadora vizcaína en uno de los entrenamientos. / ATHLETIC CLUB

La jugadora de Trapagaran, que cursa Magisterio, no puede acudir a las clases por coincidir con los entrenamientos del primer equipo rojiblanco, para el que le ha reclutado Villacampa

Laura González
LAURA GONZÁLEZ

Nacida en la margen izquierda, en la localidad de Trapagaran, Oihane Valdezate debutó el pasado mes de abril con el primer equipo del Athletic, justo tres días después de cumplir 19 años. Un estreno en la máxima categoría ante el Albacete, en territorio enemigo, de la mano de Joseba Agirre, que ha tenido su continuidad esta temporada con la llegada de Ángel Villacampa al banquillo rojiblanco.

El nuevo técnico del Athletic le ha hecho un hueco en la primera plantilla con el dorsal 26, lo que ha cambiado de golpe la vida de la vizcaína, dando el paso al profesionalismo y viéndose obligada a tomarse un descanso en sus estudios, como ella misma ha declarado en una entrevista difundida por el club. «Estoy en segundo curso de Magisterio deportivo y cuando me dieron la noticia, sabiendo que tenía que entrenar por las mañanas, fui a hablar con los profesores para ver si había alguna posibilidad de estudiar por las tardes o de hacer cambios de asignaturas».

Ante la imposibilidad de compatibilizar horarios, Valdezate optó por tomar una decisión. «Yo tengo una cosa clara, quiero seguir creciendo como futbolista y no tengo prisa por sacarme los estudios. Si tengo que hacerlo en más años lo haré«.

La del Valle, que confiesa que su afición por el fútbol le viene de su hermano, con el que jugaba de pequeña, se formó en el Pauldarrak, a donde llegó con 11 años. «Luego hice en Lezama varias tecnificaciones y ya di el salto al segundo equipo donde estuve tres temporadas». Desde la barrera observaba con gran admiración a jugadoras como Erika, Nekane y Vanessa Gimbert, con las que siempre había querido poder jugar. Un sueño cumplido.

De delantera a central

Su 1,80 de altura le ha hecho retrasar su posición inicial de delantera a centrocampista o central, aprovechando su estatura para asegurar atrás. «Villacampa me pide que no me sorprendan en los balones aéreos y que cada vez que vaya a la disputa de uno no me gane la rival«, afirma. Para seguir mejorando reconoce que se fija tanto en Damaris como en Gimbert.

Esta temporada ha disputado dos encuentros con el filial de Iraia Iturregi y otros tantos partidos con el primer equipo. En el último fue titular el pasado fin de semana en la visita del Deportivo a Lezama, en la que el Athletic cayó derrotado 0-2, sumando su tercer tropiezo este curso. «El parón nos viene muy bien para reflexionar y pensar en todos los objetivos que tenemos. Iremos a Anoeta a por todas a ganar a la Real porque no creemos que sean superiores a nosotras», afirma, asegurando que sumar allí su primer gol con el primer equipo «sería lo ideal».