Arconada: «Esta Real es más madura, sabe jugar mejor los derbis»

Gonzalo Arconada confía en sus jugadoras para llevarse el derbi en casa. /DIARIO VASCO
Gonzalo Arconada confía en sus jugadoras para llevarse el derbi en casa. / DIARIO VASCO

El técnico txuriurdin no se fía de la mala racha de las rojiblancas: «El año pasado nos ganaron y fue un revulsivo para ellas»

GAIZKA LASA

Las futbolistas le transmiten tranquilidad y confianza y él ejerce de correa de transmisión con el público, cada vez más numeroso y más interesado en su equipo. Gonzalo Arconada puso este viernes voz a toda una plantilla. Y el mensaje fue muy sencillo. Estamos listas. «Antes nos imponía más jugar un derbi pero ahora el equipo lo asume con más naturalidad, con la ilusión y el convencimiento de que se puede ganar», zanjó.

Se basa para sostener tal afirmación en el trabajo diario de Zubieta. Al margen de las fortalezas del equipo visitante, esta Real sabe que depende de sí misma para aspirar a ganar a cualquier rival. Como los equipos que alcanzan un alto nivel de juego y madurez. Así que cuando fue preguntado por si se fía del Athletic –las rojiblancas solo han sumado tres puntos de doce posibles– respondió con una mirada introspectiva. «Lo que me da tranquilidad es ver al equipo cómo trabaja y las sensaciones que me transmiten las jugadoras son muy positivas. Al final, sea el Athletic el rival o cualquier otro, ganar en la Primera Iberdrola no es fácil. Ya hemos visto la igualdad que hay. Lo que me da tranquilidad es el trabajo del día a día y las sensaciones de las dos últimas semanas».

«Hace dos temporadas, el primer partido que jugamos en Anoeta, aquello fue una fiesta y ese día no competimos. El escenario nos pudo». La Real perdió 1-4. «La pasada temporada –también se jugó en Anoeta– pudimos tener esas mismas sensaciones en el comienzo del partido, pero el paso de madurez se produjo en la segunda parte. El cambio se vio en cómo compitió el equipo en la segunda mitad. Ahora no nos impone jugar en un campo con tanta afluencia de público».

Claro que esa madurez y lo de las sensaciones tiene una directa relación con la mejoría en el juego. Con que las futbolistas son hoy mejores y el equipo también. «Para eso trabajamos y metemos tantas horas, para que lleguen la mejora y el crecimiento», evidenció. Y la Real ha pulido muchos aspectos del juego como «ser capaces de encajar menos goles –solo ha recibido dos en cuatro jornadas–, ser cada vez mejores en salida de balón, saber cuándo tenemos que ser directas en balones largos...».

Intensidad y ritmo

Tendrá que hacer muchas cosas bien mañana para llevarse el partido. Espera un choque «muy intenso y de mucho ritmo». «La presión va a ser importante porque ellas inciden mucho en eso. Pero será importante estar acertadas con balón y que tengamos seguridad y paciencia para gestionar las posesiones y a partir de ahí generar ocasiones. Y defensivamente también tendremos que ser solventes.».

La confianza en su equipo no está reñida con el máximo respeto a un rival que, según Arconada, puede reaccionar en cualquier momento. El míster rescató el contexto vivido hace solo una temporada. A estas alturas del año pasado, el 14 de octubre se disputó el derbi en Lezama. La Real sumaba diez puntos de doce posibles, solo por detrás del Atlético. El Athletic solo lucía dos puntos. «Ganarnos fue un revulsivo para ellas y para nosotras lo contrario», recordó.