Balonmano

El Zuazo empezará la liga por todo lo alto

Dos jugadoras del Zuazo tratando de frenar a una del Bera-Bera la pasada temporada. /LUIS ÁNGEL GÓMEZ
Dos jugadoras del Zuazo tratando de frenar a una del Bera-Bera la pasada temporada. / LUIS ÁNGEL GÓMEZ

El sorteo del calendario de la próxima temporada de la Liga Guerreras Iberdrola depara un derbi vasco en la primera jornada, con la visita de las baracaldesas al Bera-Bera

LAURA GONZÁLEZ

El Hotel Gran Bilbao-Prosetecnisa Zuazo ya conoce cuál será el orden de sus partidos la próxima campaña en la División de Honor Liga Guerreras Ibedrola, la máxima competición de balonmano femenino nacional. Las baracaldesas abrirán el curso «por todo lo alto», como así han asegurado, después de ver que en la primera jornada deberán viajar a Donosti para firmar el primer derbi vasco de la temporada.

Este encuentro tendrá lugar el sábado 7 de septiembre. Una temporada en la que tan solo habrá 12 equipos en liza, dos menos que en años anteriores, una propuesta que fue aprobada en la pasada Asamblea General Ordinaria de la Real Federación Española de Balonmano. «Este año también será una liga espectacular. Que haya menos equipos redundará en el éxito de más jugadoras, y sobre todo en la concentración de éstas para hacer una liga más competitiva si cabe que en las últimas temporadas», explicó el presidente de la federación Francisco Blázquez justo antes de sacar las bolas del bombo.

Rocasa Gran Canaria partirá como vigente campeón y como el rival a batir esta campaña. El Zuazo después de estrenarse en tierras guipuzcoanas recibirá en Lasesarre al Balonmano Elche, conjunto que precisamente en ese escenario fue el verdugo de las vizcaínas en la fase final de la Copa de la Reina, torneo que se llevó Bera-Bera y que fue un éxito de aforo y organización.

Segundo curso de 'Jaito'

El próximo curso será el segundo de Joseba Rodríguez 'Jaito' al frente del conjunto rojinegro, quien ha conseguido mantener al bloque principal del equipo. El técnico bilbaíno lleva vinculado al balomano profesional desde los 17 años, cuando debutó con el Sercoin, en Primera Nacional. Llegó a jugar cuatro temporadas en ASOBAL y terminó en el BM Barakaldo, donde pasó de las pistas a los banquillos. Tras tres campañas, se marcha al Trapagaran, y allí, con 38 años, decide hacerse cargo del Zuazo, «club en el que cada día que pasa son más feliz», ha llegado a asegurar. Con él tratará de mejorar la novena plaza de la campaña pasada en la competición doméstica.