Atletismo

Iraia García: «Me retiro contenta porque hay un buen relevo generacional»

Iraia García./Manu Cecilio
Iraia García. / Manu Cecilio

La atleta del BM Santutxu se despide de la competición tras haber conseguido ser subcampeona del mundo este año

M.VARGAS

Tras 25 años compitiendo, la atleta vizcaína Iraia García ha decidido colgar las zapatillas. Y lo hace después de haber conseguido la medalla de plata en el Campeonato del Mundo Máster 2.000 obstáculos, y quedar primera en el Campeonato de España de Cross F35 y, recientemente, en la Milla Marina. Aunque convencida de su decisión, Iraia quiere mantener algún lazo de unión con el atletismo, pero lo decidirá una vez que haya descansado física y psicológicamente.

-¿Cuándo tomó la decisión de retirarse?

-El año pasado estuve a punto de colgar las zapatillas. Me di cuenta de que, por diversas circunstancias, estaba desencantada, tenía falta de motivación.

-¿Qué le hizo mantenerse otro año más en la competición?

-El Campeonato del Mundo Máster, que se celebraba en Málaga. Por un lado, me gusta cerrar etapas, poner una fecha de inicio y otra de fin, y esta era una buena ocasión. Si participaba supondría que, en mi carrera como atleta, habría pasado por todas las categorías. Y además siendo en Málaga no estaba obligada a coger un avión. ¡Tengo fobia a volar!

«Soy de las pocas deportistas que se retiran con tiempo y porque yo lo he decidido»

-Y fue una decisión acertada…

-Así es, ha sido un año inmejorable en todos los aspectos. También cambié de entrenadora y he estado muy contenta.

-Después de haber conseguido ser subcampeona del mundo, ¿hubiera aguantado algo más o prefiere salir por la puerta grande?

-Creo que es lo mejor. Soy la de las pocas deportistas que se retiran diciéndolo, con tiempo y porque yo lo he decidido. No hay otros motivos, como una lesión, la maternidad o el trabajo. Ha merecido la pena haber aguantado este año.

-¿Cuál ha sido su prueba reina?

-Sin duda, los 2.000 obstáculos del campeonato del mundo. Yo había hecho mis pinitos con los 3.000 obstáculos, pero las vallas requieren técnica y tiempo en la pista. Algo que yo no tenía. Todo el mundo sabe correr, pero los obstáculos son un reto. Así que se me metió entre ceja y ceja y resultó ser el aliciente.

-Pero, donde usted ha triunfado ha sido en el cross.

-Bueno sí. Es que es lo que más me gusta. Los obstáculos eran para reinventarme. Pero es cierto que en un cross de invierno, con lluvia, charcos y barro, estoy en mi salsa.

«Ha sido un año muy exigente pero sí me gustaría seguir vinculada al atletismo»

-¿Le queda alguna asignatura pendiente?

-No, la Milla Marina fue mi última carrera donde lo di todo. Mi equipo me demostró lo buenas compañeras que son. Aunque quizás sí me hubiera gustado haber estado mejor en la temporada de cross. Pero el destino ha sido tan generoso conmigo, que no puedo quejar.

-¿Le han respetado las lesiones?

-Por suerte sí. Pero el año pasado comencé a trabajar en el ambulatorio de Galdakao y empecé a enfermar hasta que me dio de lleno la gripe. Necesité un par de meses para tener buenas sensaciones y hasta febrero no me puse a tono.

-¿Deja buena cantera en el club BM Santutxu?

-Sí. Hay muy buenas atletas. Si me voy contenta este año es porque hay un buen relevo generacional. Me marcho, pero no dejo ningún vacío.

«Es inconcebible que una chica profesional deportista tenga que poner de su bolsillo para cogerse la baja por maternidad»

-¿Pone fin aquí a su vinculación con el atletismo?

-En el atletismo necesito un descanso psicológico y físico. Ha sido un año muy exigente pero sí me gustaría seguir vinculada al atletismo. Aún no sé de qué manera, estoy abierta a escuchar. Pero, voy a seguir con mis grupos de chicas saliendo a correr, por supuesto.

-Ha dedicado 25 años de su vida al atletismo, pero tiene otra carrera profesional…

-Sí. Mi anterior entrenador me quería convencer de que me dedicara al atletismo profesionalmente, pero no. Yo había estudiado para algo. Hice la licenciatura en administración y dirección de empresas y después en investigación y técnicas de mercado. Este año me he presentado a las oposiciones y me han salido muy bien. Así que puedo decir que 2018 ha sido pletórico.

-¿Resulta complicado compaginar ambas dedicaciones?

-Sí, y a pesar de que no tengo familia. Porque en este tema queda mucho por hacer. Me parece increíble que estemos aún tan atrasados. Es inconcebible que una chica profesional deportista tenga que poner de su bolsillo para cogerse la baja por maternidad.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos