Documental deporte femenino

Las olímpicas se unen para denunciar la desigualdad en 'Hijas de Cynisca'

Una docena de olímpicas como Almudena Cid y la periodista Paloma del Río protagonizan el documental./ E. C.
Una docena de olímpicas como Almudena Cid y la periodista Paloma del Río protagonizan el documental. / E. C.

La madrileña Beatriz Carretero dirige un documental inspirado en la princesa espartana para cambiar la visión del deporte femenino

Judith Romero
JUDITH ROMERO

La princesa espartana Cynisca fue la primera mujer en ganar unos Juegos Olímpicos de la historia. Cuando las griegas no podían hacer deporte ni cazar ni montar a caballo, ella derribó barreras imponiéndose en las carreras de cuadrigas. No obstante, para la directora Beatriz Carretero, las cosas no han cambiado tanto en estos 2.000 años. «Tenemos a grandes mujeres deportistas que lo han ganado todo pese a tener que hacer frente a graves situaciones de discriminación», afirma la productora madrileña que este año estrenará 'Hijas de Cynisca'. Este documental de 96 minutos pone de manifiesto la discriminación de género que todavía existe en el deporte español a través de las voces de trece de sus protagonistas.

«Empecé a pensar en este documental cuando asistí como público a los juegos de Londres y terminé de decidirme en Río de Janeiro», explica Carretero, aficionada a practicar deportes como el fútbol o el voleibol. Allí, en la cumbre del deporte, comprobó que las campeonas de élite se enfrentaban a las mismas cosas que a ella le molestaban como jugadora amateur. «Pensé que, si estas cosas les suceden a las mujeres que pertenecen a la élite del deporte, las que están empezando lo estarán pasando todavía peor», confiesa la productora. Pero el empujón definitivo llegó con los juegos de Río de Janeiro. «Asistimos a algunos titulares tan bochornosos en los medios que me pareció imperdonable, y fue entonces cuando empecé mi particular 'ciclo olímpico'», recuerda Carretero.

La exgimnasta vitoriana Almudena Cid, la campeona del mundo de halterofilia Lydia Valentín, las nadadoras Jessica Vall y Ona Carbonell, la ciclista Dori Ruano, la alero madrileña Amaya Valdemoro, la exjugadora de waterpolo Jennifer Pareja, Mary Álvarez del Burgo, jugadora de voleibol y Paula Tirini, entrenadora del club de voleibol de Alcobendas, Laura Torvisco, exjugadora y entrenadora de fútbol, las jugadoras de balonmano Bea Fernández y Carmen Martín y la periodista de TVE Paloma del Río protagonizan 'Hijas de Cynisca' con sus experiencias y testimonios. «Que las propias deportistas sean quienes reivindiquen esta falta de igualdad supone un antes y un después», aplaude la psicóloga Ainhoa Azurmendi, consultora deportivo en Avento, una de las empresas que ha querido apoyar el proyecto.

Estructura androcéntrica

La sexualización del deporte en la infancia, la falta de referentes para las niñas, la desigualdad en sueldos, premios y dietas, la dificultad de compaginar la maternidad y la existencia de cláusulas antiembarazo en algunos contratos, la ausencia de patrocinios y la falta de visibilidad en algunos medios de comunicación son los temas que Carretero y estas trece deportistas abordan en el documental. «Fantaseaba con que estas mujeres a las que admiro me hablasen sobre su trayectoria, pero me impactó mucho comprobar que, aún habiéndolo ganado todo, algunas se enfrentaban a problemas como no tener un sueldo o recursos para practicar su deporte», denuncia Carrretero.

Uno de los momentos que más sorprendieron a la propia directora del documental tiene que ver con algunos de los titulares más indignantes de las Olimpiadas de Río. «Unas lloraron, otras sintieron rabia. Estos son granos de arena que pasan desapercibidos en el día a día pero juntos hacen un gran daño a las niñas que quieren hacer deporte», lamenta la productora de la pieza, quien, además de aportar su trabajo y financiación para su elaboración, contó con la ayuda de varios 'cyniscos' que apoyan su iniciativa gracias a una campaña de crowdfunding. «Hasta 152 personas nos han ayudado a costearlo adquiriendo merchandising y también hemos conseguido el patrocinio de entidades como Fundación Unicaja, este es un tema que cada vez preocupa a más gente», apunta Carretero.

Además de poner cara a las campeonas del deporte español desde una perspectiva feminista, 'Hijas de Cynisca saca a relucir las cifras que les avergüenzan. «Este documental sacará los colores a más de uno, el deporte federado sigue teniendo una estructura androcéntrica en España», critica Azurmendi, quien destaca que las mujeres que logran triunfar en el deporte lo hacen a costa de grandes sacrificios y el apoyo incondicional de sus familias. «Es por eso que es importante que, por primera vez, estas mujeres hayan querido dar un puñetazo en la mesa, hablar de estas injusticias e invitar a la reflexión. Incluso aunque algunas de ellas sigan en activo, lo que complica aún más las cosas», aplaude la experta.

La directora Beatriz Carretero se decidió a grabar el documental en los juegos de Río de Jainero 2016.
La directora Beatriz Carretero se decidió a grabar el documental en los juegos de Río de Jainero 2016. / E. C.

Un Tokio 2020 diferente

Tras varios años de trabajo y más de 27 horas de entrevistas, el «ciclo olímpico» al que se ha enfrentado la madrileña se acerca a su fase pública, y pronto el documental se proyectará en festivales nacionales e internacionales. El objetivo de Beatriz es que la percepción sobre estas campeonas cambie de cara a los Juegos de Tokio 2020. «Aunque por suerte ellas ya empiezan a ser referentes para los niños, hay que seguir trabajando para que los hombres vean deporte femenino y los sueldos se equiparen como ya sucede en Estados Unidos o Noruega», reclama Carretero.

«Hay que conseguir que, más allá del cambio de mentalidad que la sociedad está experimentado en los últimos años gracias a movimientos como el del 8 de marzo de 2018, esto se materialice en políticas reales, cambios en federaciones y clubes y más mujeres en puestos de dirección», aboga a su vez Azurmendi. Y es que además de tener dificultades a la hora de empezar sus carreras, las mujeres también encuentran obstáculos a la hora de reconducir sus carreras en la edad adulta e intentar convertirse en entrenadoras. «Es importante que ellas accedan a este tipo de puestos de dirección, ahora mismo los hombres entrenan equipos femeninos pero la dinámica no termina de funcionar del revés», valora Carretero sin dejar de intentar cambiar esta realidad cámara en mano.