El enemigo en casa

La pareja de presentadores ambienta su puesta en escena con aires de sótano y sillas de distinto color./movistar
La pareja de presentadores ambienta su puesta en escena con aires de sótano y sillas de distinto color. / movistar

Patricia Conde y Ángel Martín regresan hoy con 'Dar cera, pulir #0', un nuevo programa en el que sacarán punta a los contenidos propios de Movistar

JULIÁN ALÍA

Relegados al sótano después de la cancelación de 'WifiLeaks', Patricia Conde y Ángel Martín vuelven al canal #0, de Movistar, para hacer su mejor papel: el de no dejar títere con cabeza. En esta ocasión, sin embargo, el formato se ceñirá a los contenidos propios de la plataforma. Desde esta noche a las 22.00 horas, el dúo se encargará cada martes de comentar y sacar punta con su particular estilo al resto de espacios que conforman la oferta de la compañía.

'Dar cera, pulir #0', que así se llama, es el último estreno de la temporada. Sustituye a 'Locomundo' durante seis semanas, y está pensado para regresar tras el parón vacacional. A partir de septiembre, cuando haya que dar cabida a ambos formatos en la parrilla, «ya se verá», fueron las palabras de Fernando Jerez, director del canal, que cumple su tercer año en emisión. «Es raro, pero sano, reírse de uno mismo», dijo el directivo en la presentación de un espacio que, para llevarlo a cabo, cuenta «con la mejor gente». Jerez aclaró que los «programas cortos», como es el caso, «tienen un consumo muy interesante en el pago». Y más todavía en un canal donde la mitad llega vía diferido.

Esa es la fórmula elegida para 'Dar cera, pulir #0', que pone en valor el contenido de la plataforma, pero sin miedo a atizarle. De hecho, estar obligado a caer en la autopromoción era lo que más inquietaba a Ángel Martín, que, tras grabar las primeras entregas, se siente «muy satisfecho» por cómo les están dejando trabajar.

El presentador catalán destaca la «libertad» obtenida para desarrollar el humor característico de la pareja, que al iniciar el proyecto se enfrentaba a la duda de si los directivos «son guays no solo para programar las bromas, sino para aguantarlas». «No nos pueden denunciar», celebraba el presentador, sentado en la silla marrón de escritorio desde la que conducirá durante hora y media, junto a su pareja profesional, un formato que «recupera espíritus y esencias» con el objetivo de «abofetear desde dentro».

«Recuperamos espíritus y esencias con el objetivo de abofetear desde dentro»

«Seguir en la comedia»

A su lado, y en sillón rosa, una Patricia Conde «encantada» de «recibir la oportunidad» de «seguir haciendo comedia». La vallisoletana vuelve con su estilo dulce e ingenuo del que hizo gala junto a su compañero en 'Sé lo que hicisteis...' para intentar, de nuevo sin éxito, poner límites a la irreverencia de Ángel Martín, un apasionado del guion que a veces ve necesario olvidarse de él y dejar que la improvisación fluya por el plató, que tendrá ambientación de sótano.

También regresan los 'sketches' marca de la casa del cómico, con parodias de 'Fama', 'Radio Gaga', 'Cuando ya no esté' o 'Juego de Tronos', que se suceden mientras sus presentadores discuten sobre la caca de Mercedes Milá -recuerden la escatológica entrega de 'Scott y Milá- o el 'parecido' entre el propio Martín y el protagonista de 'Aquaman' (Jason Momoa, de 1,93 metros y más de 100 kilos). Y cómo no, cameos de gente de la casa como los actores Mario Casas o Carlos Bardem, presentadores como Andreu Buenafuente, Paula Vázquez, Pepe Colubi, Jorge Ponce, Thais Villas, Antoni Daimiel, Quique Peinado o Juanma Castaño.