El Euskalduna desata amores prohibidos en Ceilán, con música de Bizet y un tenor de lujo

Massimo Gasparon, Felipe Bou, Mariusz Kwiecien, Javier Camarena, María José Moreno y Francesco Ivan Ciampa. /P. Urresti
Massimo Gasparon, Felipe Bou, Mariusz Kwiecien, Javier Camarena, María José Moreno y Francesco Ivan Ciampa. / P. Urresti

La ABAO ofrece 'Los pescadores de perlas' con Javier Camarena desde el día 18. «La música es de una belleza nostálgica», elogia el cantante mexicano

Isabel Urrutia Cabrera
ISABEL URRUTIA CABRERA

Javier Camarena (Xalapa, México, 1976) lleva grabado a fuego un lema: «Trabajo en equipo». Tanto en lo familiar como en lo artístico. Este viernes por la mañana, en plena rueda de prensa de la ABAO, estaba 'guasapeando' con su hija mayor, Diana, y antes de charlar con EL CORREO hizo una llamada rápida a su mujer, Marisol. La familia del tenor mexicano vive en Zúrich: «Económicamente no es lo ideal, pero me quita estrés. Sé que están en un lugar muy, muy seguro. Tienen todas las comodidades, los chicos (Diana y Braulio) aprenden idiomas... Mi familia es el motor de todo lo que hago. Somos un equipo». Camarena es una de las estrellas más fulgurantes del panorama lírico actual pero en las distancias cortas es un hombre modesto y transparente. Pese a los éxitos y vítores en medio mundo, de Nueva York a Salzburgo, pasando por Londres, es un profesional que mantiene la cabeza fría y los pies en tierra.

«Mire, en una función de ópera hay que proceder como un batallón. ¡Todos juntos! Los tenores no somos los 'rambos' del espectáculo. En un concierto o recital individual, sí, pero no en una ópera. Yo salgo a defender un montaje y una historia con todos mis compañeros», remacha el cantante, acodado en la mesa, relajado y con el cuello de la camisa abierto. No le asustan las corrientes ni el aire acondicionado. Llegó el miércoles a Bilbao y está tomando aliento y carrerilla –«hay ganas, hay ganas»– para actuar en la temporada de la ABAO. Hace tres años ofreció un concierto en el Palacio Euskalduna pero ahora llega la hora de que protagonice un título. «Y además, uno que me gusta mucho y que conozco a la perfección. 'Los pescadores de perlas', de Georges Bizet, tiene una música de gran belleza. Una belleza muy nostálgica, muy especial. Y hay momentos de lucimiento no solo para los solistas, también para el coro».

Es curioso que Bizet quisiera en un principio situar la ópera en México y no en Ceilán.

– ¡Sí! En Mérida, Yucatán... Las alusiones a las panteras y los jaguares, fundamentales en la cultura maya, no chirriarían de ambientarse en México. Solo falla un detalle.

¿Cuál?

– ¡Las perlas! Nosotros no tenemos.

El público de la ABAO tendrá cuatro oportunidades (días 18, 21, 24 y 27) de escuchar en el Euskalduna a Javier Camarena como Nadir, un papel que le ha procurado éxitos apoteósicos en Nueva York, Salzburgo, Los Ángeles, Zúrich... Es un personaje fogoso y atribulado: no duda en traicionar a un amigo ante las urgencias y arrebatos del amor. Una pasión recíproca. La sacerdotisa Leïla (que interpretará la soprano granadina María José Moreno) también bebe los vientos por Nadir. El tercero en discordia, Zurga, líder de los pescadores (que cantará el barítono polaco Mariusz Kwiecien), se quedará con un palmo de narices y encima se jugará la vida por ellos... El argumento no es lo mejor de 'Los pescadores de perlas'. Para cerrar el elenco, no falta el sumo sacerdote de Brahma, Nourabad, un personaje con muy malas intenciones que abordará el bajo madrileño Felipe Bou, (en lugar del cantante surcoreano previsto, Simon Lim).

La Orquesta Sinfónica de Bilbao tocará en el foso a las órdenes del maestro Francesco Ivan Ciampa. Han pasado 15 años desde la última vez que se brindó 'Los pescadores de perlas' en la ABAO, con Josep Bros y Ainhoa Arteta como pareja estelar. Es una partitura que exige voces de altura. Capaces de hacer justicia a las filigranas y tornasoles de las melodías. Bizet apenas tenía 25 años cuando compuso 'Los pescadores de perlas', una obra espléndida musicalmente, que tuvo muchos críticos en sus inicios. Demasiado original para la época. Se estrenó en 1863 y entre sus pocos y primeros admiradores destacaba Berlioz, otro visionario.

El montaje de Pier Luigi Pizzi que se escenificará en el Euskalduna se concibió para La Fenice de Venecia. Suntuoso y tradicional, no tiene nada que ver con la propuesta que el Gran Teatro del Liceo de Barcelona también acogerá en breve. El coliseo de la Rambla traslada 'Los pescadores de perlas' al plató de un reality show.

El encargado de la reposición del trabajo de Pizzi en Bilbao, Massimo Gasparon, ha alabado este viernes por la mañana «el equilibrio del concepto, en sintonía con la música». Los bailarines Francesco Marzola y Letizia Giuliani no desentonarán en las funciones. Derrocharán elegancia y sensualidad.

18, 21, 24 y 27 de mayo

Cantantes.
Javier Camarena, María José Moreno, Mariusz Kwiecien y Felipe Bou. Coro de Ópera de Bilbao.
Orquesta.
SInfónica de Bilbao, bajo la dirección de Francesco Ivan Ciampa.
Producción.
Teatro La Fenice de Venecia, con dirección escénica, escenografía, iluminación y vestuario de Pier Luigi Pizzi. Reposición en Bilbao, Massimo Gasparon.