Mike Love - Cantante y líder de The Beach Boys

«Lo más emocionante son las buenas vibraciones que sigue despertando nuestra música»

Mike Love, durante un concierto en Indianápolis. /EFE
Mike Love, durante un concierto en Indianápolis. / EFE

«La música para mí sigue siendo diversión», dice el fundador de la histórica banda californiana, que este viernes actúa en el BBK Music Legends Festival

JOSU OLARTE

Desde su mansión cercana al lago Tahoe, atiende la llamada con vital locuacidad y buen humor Mike Love (Los Ángeles, 1941). Nadie diría que «en las montañas de Nevada» son las nueve de la mañana. «Hace ya rato que me he levantado y he tomado mi desayuno vegetariano. Es un placer volver al País Vasco. Desde la última vez que estuve por allí, sé que tenéis una lengua diferente, como los catalanes. Yo hablo un poco de español…», comenta rompiendo el hielo el cantante, cofundador y único miembro permanente de los Beach Boys. Este viernes, en la primera jornada del BBK Music Legends Festival, comienzan en el Centro Ola de Sondika una intensa gira europea de veintiocho conciertos en cinco semanas.

– Mantienen desde hace años un ritmo increíble de conciertos.

– Hacemos una media de 150 anuales, algunos años más y otros menos. Somos una banda muy activa, con un equipo excelente que hace que todo vaya como la seda durante nuestros shows, que funcionan de maravilla en su mezcla de éxitos, clásicos y algunas versiones y temas nuevos. Lo más emocionante son las buenas vibraciones que sigue despertando nuestra música. Es algo muy gratificante, me siento afortunado y bendecido por ello.

– ¿De dónde saca la motivación para seguir con ese ritmo de actuaciones?

– La música siempre fue el principal hobby familiar y para mí sigue siendo diversión. Mis primeros recuerdos son reuniones familiares en torno al piano y el órgano del salón con mis primos Brian, Carl y Dennis (Wilson) y nuestros padres. Cogimos las armonías de Everly Brothers, The Four Freshmen y el primer doo woop y las juntamos con el rock and roll. Creamos un sonido propio, empezamos a escribir canciones, firmamos con Capitol en 1961 y con 'Surfin' Safari' los éxitos empezaron a llegar. Sin alguien me hubiera dicho que casi 60 años después seguiría cantando esas canciones, no le hubiera creído.

«No hay muchos grupos como nosotros que no hayan dejado de actuar en casi 60 años» Orgullo

– A sus 78 años tiene un aspecto muy saludable. ¿Hace algo especial para mantenerse en forma?

– Nada aparte de la comida sana y la meditación. Acabo de practicarla. Lo hago desde que en 1967 lo aprendí en India del gran Maharishi Mahesh Yogi. Fue una gran ayuda para mantenerme alejado del alcohol y las drogas que tanto afectaron a Brian, Dennis y Carl, y que acabaron por distanciarnos. Es lo único que cambiar en la historia de los Beach Boys. Yo solía beber y fumar (hachís), pero mi única adicción desde entonces es la meditación. Cuando eres capaz de relajarte de una manera natural, tienes más energía para disfrutar de la vida.

El «malo» del grupo

– Es el miembro más denostado por los fans de los Beach Boys.

– Sé que para algunos soy como el demonio, pero no me preocupa porque he aprendido a centrarme en lo positivo. Mi principal preocupación es dar la talla en vivo y hacer feliz a las miles de personas que vienen a vernos. Intento que las canciones suenen lo más parecido posible a los discos. Esa es mi preocupación. No presto atención a toda la mierda que se dice de mí porque la mayoría es desinformación. Por eso decidí mostrar mi punto de vista y contar las cosas desde mi experiencia en mi libro de memorias ('Good Vibrations: My Life as a Beach Boy', 2016).

– Brian Wilson sacó al mismo tiempo su propia biografía. ¿Mantiene alguna relación con él?

– El año pasado nos juntaron en un show de radio y todo el mundo quedó encantado. Fue un encuentro muy grato.

– Se dice que no le gustó en su día la obra maestra de los Beach Boys, 'Pet Sounds'.

– Eso es completamente falso. Cómo no iba a gustarme si yo puse el titulo, aporté algunas letras y trabajé muy duro junto con Carl y Bruce (Johnston) en las armonías, que están entre las mejores de cualquier grupo vocal de la historia del rock. Brian hizo un gran trabajo en la música que se adelantó a su tiempo y no supieron vender. Pero hace mucho que no pienso en eso. Me limito a tocar canciones de ese disco que me encantan, como 'Sloop John B', 'Wouldn't It Be Nice' y 'God Only Knows', en la que mi hijo Chris hace un gran trabajo vocal.

«Intento que las canciones suenen lo más parecido posible a los discos. Esa es mi preocupación» El directo

– El álbum influyó a los Beatles de 'Sgt. Pepper's'. ¿Tuvieron rivalidad con ellos?

– 'Pet Sounds' les impresionó, pero, más que rivalidad, había una admiración mutua. Coíncidimos con ellos en la primavera de 1968 en India invitados por el Maharishi y surgió un gran relación. Sobre todo, con George (Harrison). Celebramos allí juntos nuestros cumpleaños, ya que somos del mismo signo. Escribí hace unos quince años una canción sobre nuestra relación titulada 'Piscis Brothers', que tocamos en directo.

– Más allá de su batalla judicial por los derechos de autor. ¿Cree que su aportación al grupo no ha tenido el reconocimiento que merece?

– Bueno, lo que pasó es que mi tío (Murray Wilson, padre de Brian), que era nuestro mánager, no me acreditó como autor de la letra de canciones de éxito como 'California Girls', 'Surfin' USA' y 'I Get Around'. Llegamos a un acuerdo legal hace mucho para rectificar eso (de 5 a 13 millones de dólares se calcula que recibió en 1994). Pero, aparte de los derechos por más de treinta clásicos, el mayor reconocimiento que puedo recibir es el de la gente que viene a vernos. No hay muchos grupos como nosotros que no hayan dejado de actuar en casi 60 años. Ese es mi mayor orgullo y recompensa.