La emotiva historia por la que 'Chicho' será enterrado en Granada

María Teresa Campos, Bigote Arrocet, Ramón García, Silvia Abascal y Josema Yuste, en la capilla ardiente de Chicho Ibáñez Serrador.

El creador del 'Un, dos, tres...' compartirá panteón con su madre en la ciudad andaluza, con la que mantenía una vinculación especial desde niño | Rostros populares de la televisión despiden al realizador en la capilla ardiente

Oskar Belategui
OSKAR BELATEGUI

«Con la muerte de Chicho, la televisión española tendría que haberse ido a negro». Ramón García resumía así la trascendental figura de Chicho Ibáñez Serrador, que el pasado viernes falleció en Madrid a los 83 años. El presentador bilbaíno acudió al tanatorio de la M-30 junto a decenas de compañeros y amigos para dar el último adiós al creador del 'Un, dos, tres...' e 'Historias para no dormir'. «Hoy hay mucha gente que se cree que ha inventado la televisión, pero la televisión la inventó Chicho», defendió García.

La capilla ardiente de Chicho se convirtió por momentos en una réplica del plató del mítico concurso, una cantera de humoristas y actores que estuvo en antena durante 33 años. La actriz Silvia Abascal tenía 14 años cuando hizo su primera aparición en la pequeña pantalla como una niña poseída al estilo de la de 'El exorcista' para aterrorizar y matar de risa a la presentadora Mayra Gómez Kemp. «Le quiero mucho y le estoy muy agradecida», expresó emocionada la actriz de 40 años. «Los genios no solo son genios por hacer genialidades, sino porque no vuelven a repetirse».

La presidenta de RTVE, Rosa María Mateo, y la de la Academia de Televisión, María Casado, también presentaron sus respetos a Chicho, al igual que la pareja formada por la presentadora María Teresa Campos y el cómico Bigote Arrocet, que se dio a conocer en España en el 'Un, dos, tres...'. «Chicho simboliza la época dorada de la televisión, cuando se hacían cosas creativas y maravillosas. Ojalá se recupere su espíritu», confió María Teresa Campos, que mostró a los periodistas una carta de agradecimiento escrita por Ibáñez Serrador tiempo atrás. Bigote Arrocet, argentino de origen aunque todos le creímos mexicano por culpa de Chicho, no renunció al humor a pesar de la tristeza de la situación: «Siempre le hacía rabiar. Le he dejado escrito un mensaje diciendo: 'Se fue José María Íñigo, se fue Uríbarri, te vas tú... Ni se les ocurra mandarme a buscar».

Paco Lobatón, Nuria Roca, Josema Yuste, Manolo Sarriá (del dúo Sacapuntas), Miriam Díaz Aroca, Pepe Viyuela, Boris Izaguirre, Mar Regueras... El desfile de rostros populares del mundo de la televisión por la capilla ardiente del autor de 'La residencia' fue incesante. Hoy domingo está previsto que el féretro salga rumbo a Granada a las doce del mediodía para ser enterrado en el cementerio de San José.

Nacido en Montevideo en 1935, hijo del director teatral y actor Narciso Ibáñez Menta y de la actriz Pepita Serrador, Chicho llegó a España con once años y siempre mantuvo una vinculación especial con la capital andaluza. Su madre dejó escrito que quería ser enterrada en Granada y su hijo cumplió con su última voluntad. El 5 de octubre de 1970 acompañó a los restos mortales de Pepita Serrador, que había muerto en 1964.

Chicho Ibáñez Serrador (a la derecha), en el funeral en Granada de su madre Pepita Serrador en 1970.
Chicho Ibáñez Serrador (a la derecha), en el funeral en Granada de su madre Pepita Serrador en 1970. / Ideal

El realizador pisó Granada por primera vez con 14 años y quedó fascinado por la Alhambra, volviendo a la ciudad siempre que podía. Con motivo del funeral de su madre escribió en el periódico 'Ideal': «En el cementerio de San José hay un nuevo y pequeño panteón. En la lápida solo está escrito: 'Pepita Serrador, actriz'. Más abajo queda un espacio en blanco. Algun día contendrá otras tres palabras: 'Y su hijo'».

El propio hijo de Chicho, Alejandro Ibáñez, recordaba ayer su infancia en las grabaciones del 'Un, dos tres...' a la vuelta del colegio. «No era consciente de lo que significaba, para mí era mi mundo, mi familia. Hasta que pasan los años y te das cuenta de lo que ha conseguido mi padre».

Más información