Un libro cada semana

'El caso Newton' de Anton Arriola

Portada del libro/
Portada del libro

La desaparición de unos libros y manuscritos de gran valor y unos atentados en Bilbao obligan al antropólogo y excura Azurmendi a investigar en Cambridge y arriesgar su vida

César Coca
CÉSAR COCA

Hace un par de años, el escritor vizcaíno Anton Arriola creó el personaje de un cura que cuelga los hábitos y empieza a dar clase de Antropología en Deusto llamado Ander Azurmendi (imposible no fijarse en la coincidencia de iniciales). Ahora, este peculiar investigador, que ha descubierto el amor en una relación libre y abierta a la que no termina de cogerle la medida, recibe una compleja petición por parte del rector de su Universidad. Debe investigar acerca de la desaparición de un libro de Erasmo y un manuscrito de Newton que de inmediato se relaciona con el intento de asesinato de un colega dueño de una magnífica biblioteca.

Por si eso fuera poco, en Bilbao se desata el temor a raíz de un par de acciones terroristas de gran espectacularidad. De fondo, aparece el Priorato de Sión, ese grupo en cuyo nombre se han cometido innumerables tropelías y que, de forma paralela, tanto juego literario ha dado. En ese contexto, Azurmendi debe viajar a Cambridge para entrevistarse con el rector de aquella universidad y seguir la pista de los volúmenes desaparecidos. Lo que lo colocará en situaciones de peligro difíciles de afrontar para quien ha dedicado toda su vida a la oración y el estudio. Para añadirle preocupaciones, varias personas de su entorno inmediato se van a ver salpicadas también por ese deslizamiento de Azur, como lo llaman algunos, hacia terrenos peligrosos.

Arriola construye una novela con un notable aparato histórico-científico, lo que la sitúa en los bordes del 'noir' para ponerla cerca también del género de misterio histórico, en el que Umberto Eco creó tantos adeptos.

 

Fotos

Vídeos