IV Foro Futuro en Español

Recetas frente a la desinformación

Juan Ignacio Brito, Carlos Schaerer, Bieito Rubido y Fernando Belzunce. / Nadia Pérez

Periodismo responsable frente al «ruido que circula sin control», a debate en el IV Foro Futuro en Español en Chile

CARMEN NEVOTEnviada especial a Chile

La época dorada de la información ha dado paso a la era de la desinformación. Una paradoja a la que las redes sociales han abierto las puertas de par en par. En este contexto el diagnóstico es que la sociedad sufre una sobreinformación «que está llena de colesterol y de ácido úrico, de enfermedades metabólicas». Con este símil el director de ABC, Bieito Rubido, ha expuesto su visión sobre el papel del periodismo en la era de la desinformación, en uno de los tres debates programados dentro de la segunda jornada del IV Foro Futuro en Español que ha tenido como escenario la Universidad de los Andes, colaboradora, junto a LaLiga y la embajada española en Chile, en la iniciativa de Vocento, que cuenta con el patrocinio de Reale Seguros, BBVA y el Gobierno de La Rioja.

Ante este panorama y en un panel de discusión moderado por Juan Ignacio Brito, decano de la facultad de Comunicación de los Andes, el director de El Mercurio, Carlos Schaerer, se ha mostrado optimista: «Las buena historias se abren camino, las historias de verdad, y es ahí donde tenemos que focalizarnos». Y porque algunos estudios efectuados en el 2018 concluyeron que ya entonces se había generado una brecha entre credibilidad y confianza entre los medios de comunicación y las redes. «La idea del periodismo ciudadano que facilitó las redes sociales y que llegó a cuestionar la necesidad de que haya periodistas ha quedado absolutamente anticuada». Ha insistido en que las redes no son fuente fidedigna y la libertad de prensa «es fundamental para generar un clima de negocio sano y un estado de derecho sano».

Bieito Rubido no se ha mostrado tan optimista. A su juicio, los datos juegan en contra. En los dos últimos años se ha triplicado el número de datos que giran en torno al globo terráqueo y el 38% de lo que se maneja en la red lo movilizan robots y «muchos de ellos son informaciones falsas, correos no deseados». «Tenemos un desafío que es la disrupción tecnológica», ha señalado. El antídoto pasaría, en su opinión, por inocular valores a la sociedad «para que sirvan de anticuerpos ante la disrupción que suponen las nuevas tecnologías y el mal uso que de eso se puede hacer». Ha reivindicado el pensamiento elaborado que se deriva de la lectura en profundidad de textos frente al consumo «con ansiedad de pequeños golpes de información». Se ha referido a la materia prima del periodismo, «que es el caos de la actualidad». ¿El motivo? «Nunca sabemos cuándo va a haber un terremoto o un maremoto o cuando un Papa decide renunciar y nosotros ordenamos a los lectores ese caos y ese papel lo vamos a seguir jugando».

En la misma línea, Fernando Belzunce, director editorial de medios regionales y revistas de Vocento, ha abundado en que la era de la desinformación llega porque la información que circula «no es de tanta calidad». «La obnubilación por la tecnología nos ha arrastrado un poco y ahí los medios de comunicación hemos tenido buena parte de culpa». Y frente a «todo este ruido que circula sin control» ha reivindicado el ejercicio responsable del periodismo.

En el mismo foro y moderado por la periodista de reportajes de El Mercurio, Soledad Vial, se ha debatido sobre el futuro de la comunicación inclusiva. Sobre este aspecto, Sebastián Villarreal, subsecretario de Servicios Sociales ha expuesto las líneas del Gobierno chileno para materializar la inclusión y la igualdad de oportunidades «el compromiso de que nadie se quede atrás» en un momento en el que el Estado está en plena implementación de una Ley de Inclusión Laboral para personas con discapacidad. «No les hacemos un favor, sino que estamos reconociendo que tienen la misma capacidad de aportar tanto o más que una persona que no tiene discapacidad».

Eduardo Couyoumdjian, director general adjunto Reale Chile Seguros, se ha referido a la apuesta de su compañía por la igualdad de género y la conciliación y sobre la inclusión que «permite traer más talento» y ha incidido: «Si comunicamos la inclusión algo estamos haciendo mal, la inclusión no se comunica, se vive».

Raimundo Monge, director general ESE Business School, ha apelado a la comunicación inclusiva, pero siendo «cuidadosos de no herir los sentimientos, siendo neutral y no tomar ninguna posición».

En la jornada también han intervenido Óscar Huerta, director general de Reale Seguros Chile; Josué Sánchez, Responsable comunicación Latam de LaLiga; Juan Jaime Díaz, presidente de la Federación de Medios de Comunicación Social de Chile. Moderado por María José Lecaros, presidenta del Consejo de Ética de los Medios de Comunicación de Chile, el debate ha girado en torno a la comunicación corporativa en la era de la transparencia.