'Patria' devuelve a ETA a la vida

Miren (Ana Gabarain) y Bittori (Elena Irureta) se cruzan con una manifestación en la Parte Vieja donostiarra./David Herranz/HBO
Miren (Ana Gabarain) y Bittori (Elena Irureta) se cruzan con una manifestación en la Parte Vieja donostiarra. / David Herranz/HBO

Aitor Gabilondo rueda en San Sebastián la serie basada en la novela superventas de Fernando Aramburu que HBO estrenará en todo el mundo. «Ya tocaba hablar con libertad y relajarnos», se felicita el 'showrunner'

Oskar Belategui
OSKAR BELATEGUI

Los gritos de «¡Gora ETA!», los pelotazos y las carreras han vuelto a la Parte Vieja donostiarra. Viajamos en el tiempo hasta 1989, hasta anteayer, «cuando no había turistas y lo Viejo no era un parque temático», observa Aitor Gabilondo (San Sebastián, 1974), creador y guionista ('showrunner', como se dice ahora) de 'Patria'. La serie televisiva de HBO que adapta la novela de Fernando Aramburu se rueda en las mismas calles en las que Gabilondo tomaba potes con la cuadrilla mientras en el Boulevard se libraba una guerra.

«Yo creía que esto había desaparecido», era el comentario más habitual entre los curiosos que sonreían aliviados al contemplar el trajín de cámaras. Gabilondo se llevó a su madre el primer día de rodaje para certificar que todo resultaba verosímil. «Me dijo que lo que vio la removió por dentro. Mis hijas adolescentes, que han crecido en Madrid, nunca habían visto una manifestación en San Sebastián». Transmitir verosimilitud es la consigna a seguir en una producción que veremos en la plataforma de pago el año que viene.

«Todos tenemos un recuerdo emocional muy fuerte de lo que vivimos», explica Gabilondo. «La serie tiene que transmitir esa emoción, sino decepcionará. Por eso cuidamos el vestuario, la luz, la interpretación con actores 'desconocidos' en su mayoría...». Ambientar la acción treinta años atrás es una dificultad mayor de lo que parece. «La peor época, porque si transcurriera en la Edad Media nadie podría decirte nada, pero de 1989 todo el mundo se acuerda. Parece mentira, pero en este tiempo ha cambiado la ropa, los coches, San Sebastián...».

Para cualquier lector de 'Patria', una novela con categoría de fenómeno sociológico que encabezó las listas de libros más vendidos en 2017 y 2018, el primer impulso es buscar a las grandes protagonistas del libro. Bittori (Elena Irureta) y Miren (Ane Gabarain) salen del brazo de la chocolatería Santa Lucía sorprendidas por la manifestación. Todavía son amigas, como las propias actrices, que hace treinta años coincidieron en la serie 'Bi eta Bat'. Después Bittori, la mujer del Txato, romperá con la madre del hijo etarra, Joxe Mari, al que culpa del asesinato de su marido.

«Siempre le digo a Aramburu que tenía que haber titulado la novela 'Matria'», apunta el guionista. «Bittori y Miren son dos supermadres que representan a nuestras amas, tías, abuelas, con esa especie de cariño áspero. A las actrices no ha habido que explicarles nada. Cuando leí la novela me las imaginé a ellas y ha sido una suerte poder contar con ambas». El equipo espera que Aramburu, que vive en Alemania, se pase un día por el rodaje. «Nos hemos visto tres veces y siempre ha sido muy cordial», agradece Gabilondo. «El primer día me dijo que él ya había hecho su trabajo. 'Ahora te toca a ti'. Le mandé los guiones, le parecieron bien y no ha dicho nada».

Aitor Gabilondo, showrunner de 'Patria', entre Elena irureta y Ane Gabarain.
Aitor Gabilondo, showrunner de 'Patria', entre Elena irureta y Ane Gabarain.

'Patria' constará de ocho capítulos de una hora de duración que no serán autoconclusivos. La serie, que se rueda durante seis semanas en Euskadi y después terminará en verano en Madrid, respetará la estructura con saltos en el tiempo del libro. «Se avanza emocionalmente, no cronológicamente», adelanta su creador. «La novela funcionaba no solo por lo que contaba, sino por cómo lo contaba. Era como un sirimiri que te va calando y tu ropa pesa cada vez más por el agua».

El qué dirán, las miradas furtivas, la vergüenza de estar en la diana, la abyección cotidiana de una sociedad que mira para otro lado... Para Aitor Gabilondo, el gran tema de 'Patria' es el dolor que genera la violencia. «Cuando eres joven y todo está contaminado por la violencia y amplificado por los medios es muy difícil sustraerse a ello», apunta. «Yo lo sentía en el día a día, en la discoteca, en una reunión familiar donde esperabas que el alcohol no soltara las lenguas... La violencia acaba enfermando una sociedad entera, por acción u omisión. Entonces no lo podías analizar porque lo estabas viviendo».

«Lo que más me gusta de la novela es que demuestra que hay diferentes tipos de dolor, que el dolor es íntimo y no se puede graduar» Aitor gabilondo

«La violencia acaba enfermando una sociedad entera, por acción u omisión» aitor gabilondo

La expectación por 'Patria' contrasta con la ínfima taquilla que 'El hijo del acordeonista', otra historia sobre la violencia terrorista, ha hecho en los cines. ¿Sigue siendo ETA veneno para la taquilla? «Yo detecto interés, creo que tendrá mucha repercusión en el País Vasco», vaticina Gabilondo. «Lo bueno es que HBO no contabiliza espectadores y la estrenará en todo el mundo». Ello obliga a proporcionar claves de la situación en el País Vasco «sin subrayarlas».

Cuando se estrene 'Patria' en 2020 casi habrá pasado una década de la desaparición de ETA. «Ya tocaba hablar con libertad y relajarnos», se felicita su creador. «Lo que más me gusta de la novela es que demuestra que hay diferentes tipos de dolor, que el dolor es íntimo y no se puede graduar. Porque para el que lo sufre es absoluto. Yo quiero recrear aquellas sensaciones que se vivieron y hacerlo a ras de suelo, con gente común, de la calle».