Los horribles bikinis hechos con cinta adhesiva

Los horribles bikinis hechos con cinta adhesiva

Es la última tendencia descabellada de la industria y acaba de aterrizar en nuestro país tras su triunfo en festivales como Coachella

Bizkaia Dmoda
BIZKAIA DMODA

La moda en tiempos de Instagram parece que se ha tomado en serio aquello de sorprendernos a base de traspasar los límites de la estética y la lógica. Existen tendencias imposibles, chanclas horteras y ropa fea que se ha ido colando sin querer y con sigilo en el 'street-style' y, por tanto, en nuestro vestidor. Sin embargo, las mentes más retorcidas han ideado otras fórmulas, a cada cual más estrafalaria, que son un 'no' inmediato', un desprendimiento de retina imposible de defender para el común de los mortales. Con esto nos referimos a la última invención que se está propagando por redes sociales desde que alguna iluminada decidió llevarlo en el festival de Coachella. Se trata de unos bikinis que prescinden de tela y se hacen con cinta adhesiva. ¿Revolución o involución?

Para buscar su origen tenemos que viajar hasta Miami y buscar a Joe Álvarez, su creador, autoproclamado 'el rey de la cinta adhesiva'. Ahí es nada. La técnica que utiliza vendría a ser la sucesora del 'body paint', englobada dentro del 'body art'. Su hazaña consiste en recrear bikinis y bañadores pegando minúsculos pedazos de cinta americana sobre el cuerpo de las mujeres. Con esta idea en mente consiguió levantar 'The black tape Project', la primera firma del mundo que se ha lanzado a comercializar este tipo de moda baño. Evidentemente, en su catálogo online no encontrarás los diseños en sí, tendrás que conformarte con adquirir un rollo de precinto por unos 30 dólares la unidad y, más tarde, echar mano de los conocimientos de manualidades que aprendiste en el colegio para ponerte a recortar. Tal y como explica el propio diseñador en su página web, «aunque este proyecto de arte comenzó exclusivamente con cinta negra, ahora he comenzado a experimentar con diferentes técnicas y nuevas formas de cintas adhesivas». Dicho de otra forma, tienes 8 colores a elegir, incluyendo el cándido tono 'unicornio'.

Aunque es una tendencia extrema con la que probablemente nos cueste lucir palmito este verano por Sopelana, Gorliz o Laida, lo cierto es que acaban de aterrizan en España después de haber triunfado en otros puntos del mundo. Su primera parada ha sido Ibiza, donde se atrevieron a lanzarse a la experiencia 'naked' con motivo de la apertura de Zoo Project. Antes, como hemos apuntado, se dejó ver por Coachella, cuna de conjuntos imposibles, y en el festival Ultra. Esta firma también consiguió desfilar en la semana de la moda baño de Miami el año pasado y en la prestigiosa New York Fashion Week. Un proyecto con ínfulas de éxito pero poco práctico en la vida real, y es que la cinta adhesiva, la arena y el salitre nunca fueron una buena combinación.