Consigue el efecto 'niña buena' con este sencillo accesorio

Consigue el efecto 'niña buena' con este sencillo accesorio

Las horquillas reviven nuestra infancia y se adaptan a cualquier look de temporada, permitiendo infinitas combinaciones y acaparando todo el protagonismo

Innes Llach
INNES LLACH

¡Hola a todas una semana más! ¡Cómo me gusta pasarme por aquí para contaros novedades y tendencias! Hoy os quiero hablar de un accesorio de plena actualidad que los grandes diseñadores han rescatado del baúl de los recuerdos. Si el pasado miércoles os proponía seis looks con los pantalones que llevaba tu madre (y que te hacen tipazo), hoy os voy a hablar de las horquillas. ¿Quién no ha llevado horquillas y pasadores cuando era pequeña? Estas piezas que evocan a nuestra infancia vuelven con fuerza a un primer plano y son una forma simple, económica y muy efectiva para dar un toque especial a cualquier look, por sencillo que sea. Además, aporta un irresistible toque aniñado que se ha convertido en el gesto favorito para las mujeres que, como yo, les gusta seguir las tendencias.

No hay duda de que han venido para quedarse ¡y lo han hecho a lo grande! Y es que cuánto más protagonismo tengan mejor. En el artículo de hoy os voy a enseñar cómo las he adaptado a diferentes estilismos, muy distintos entre sí. Lo cierto es que encajan bien en cualquier ocasión, ya sea en una boda, un evento especial o para nuestro día a día. La gran mayoría de las que yo tengo son de Stradivarius, Bijou Brigitte y Ponette. Tienen opciones para todos los gustos, más y menos llamativas, y están genial de precio, así que podemos hacernos con unas cuantas y os aseguro que podréis combinarlas infinidad de veces con un montón de looks.

Las propuestas que os enseño hoy son las que más suelo repetir. Puesto que muchos de los estilismos ya los habéis visto en anteriores artículos, voy a centrarme en los distintos usos que podemos dar a este eficaz accesorio para transformar tu look en segundos, ¡allá vamos!

1. Si no quieres arriesgar, prueba a llevarlas a un lado

Es la forma más fácil de incluir las horquillas en tu look si aún no estás demasiado familiarizada con ellas. De este modo, retiran la melena de un solo lado, consiguiendo todo el protagonismo. Me gusta mucho combinarlas con unos pendientes llamativos, siempre que la horquilla no sea demasiado grande. Creo que le da un toque muy personal. En el collage podéis ver cómo quedan con pendientes XL y otras piezas más minimales. El modelo que llevo en la imagen de la izquierda es de oro rosa con brillantes. Lo compré en Bijou Brigitte y es el mismo que aparece en la imagen superior derecha. La pieza que llevo debajo, sin embargo, es de Ponette y se trata de un diseño muy sutil que incorpora pequeños brillantes morados.

2. Aptas también para looks formales

Ya sabéis lo mucho que me gustan los looks versátiles, tal y como os conté la semana pasada. De este modo, he encontrado en las horquillas a unas nuevas aliadas que me ayudan a transformar cada uno de mis looks. Aquí veis cómo queda cuando lo combino con prendas más formales, como taconazos y blusas o chaquetas especiales. Dentro de los looks festivos se han convertido en una nueva prioridad que ha conquistado a 'influencers' y modelos de todo el mundo. Incluso, tienen cada vez más aceptación en el terreno nupcial y ya son muchas novias las que se atreven con ellas para caminar hacia el altar. En las imágenes superiores, llevo la misma horquilla de Bijou Brigitte en ambos looks.

3. Por partida doble y una a cada lado

Distribuir de esta manera las horquillas es una opción muy favorecedora que me encanta. Consigue retirar todo el cabello de la cara, permitiendo dar protagonismo a las joyas o al propio maquillaje. Además, aporta un toque muy sofisticado, como puedes ver en estas imágenes en las que he añadido la misma horquilla de brillantes en oro rosa de Bijou Brigitte. Generalmente, vienen en packs de dos o más piezas que pueden ser iguales o diferentes entre sí, lo que te permite experimentar con infinidad de combinaciones sorprendentes. ¡Solo tienes que echar a volar tu imaginación!

4. A veces, más es mejor. ¿Te atreves con tres?

Por si todo esto no te ha parecido suficiente, te muestro la opción más extrema que centrará toda la atención del look en tu peinado. En esta ocasión, he querido arriesgar con tres horquillas y, por si fuera poco, he elegido modelos en versión 'maxi'. Aunque en un primer momento no confiaba demasiado en esta fórmula, al final, el resultado fue sorprendente, mucho mejor de lo que esperaba, y me encantó el 'rollo' tan personal que aportó a mi look. En el lado izquierdo llevo una maxi-horquilla con perlas y en el derecho, llevo dos más pequeñas y doradas, una con perlas y otra con una concha, los motivos marineros que en verano nunca fallan. Las tres son de Stradivarius y se venden en pack.

Es importante jugar con ellas y combinarlas entre sí, hasta encontrar el estilo que os resulte más cómodo y favorecedor según sea la forma de vuestro rostro. Lo único que debemos tener en cuenta es encontrar el punto estratégico para que luzan bonitas sin parecer vulgares.

¿Os habéis sumado ya a esta tendencia? ¿Cuál es la opción que más se aproxima a vuestro estilo? Espero que os haya gustado el artículo y, sobre todo, que pueda inspiraros para crear infinidad de looks. ¡Vamos a por lo que queda de semana! Que tengáis un feliz día, nos vemos aquí el próximo miércoles. ¡Sed felices!

Mientras tanto, podéis seguir mis looks y momentos de moda en mi cuenta de Instagram o en Youtube.

Temas

Moda