La tripulación del atunero 'Campolibre Alai' se salva tras hundirse en el Índico

El 'Campolibre Alai', perteneciente a la empresa Echebastar Fleet de Bermeo, fue construido en 1989 y estaba considerado un 'histórico' de la flota vasca./
El 'Campolibre Alai', perteneciente a la empresa Echebastar Fleet de Bermeo, fue construido en 1989 y estaba considerado un 'histórico' de la flota vasca.

En la explosión que mandó a pique al buque bermeano resultó herido grave el engrasador, de origen gallego

IRATXE ASTUIbermeo

La flota atunera vasca que faena en el océano Índico vivió ayer momentos de angustia cuando el buque 'Campolibre Alai', perteneciente a la empresa Echebastar Fleet de Bermeo, sufrió una explosión a bordo que provocó una vía de agua y su posterior hundimiento. En el accidente, que se registró alrededor de la una de la madrugada, a unas 300 millas al norte de las islas Seychelles, resultó herido con quemaduras de gravedad el engrasador del barco, de origen gallego. Pese a todo, según fuentes de la empresa consultadas por EL CORREO, "el herido ha sido estabilizado y no se teme por su vida", aseguraron.

El resto de la tripulación del 'Campolibre Alai' - una treintena- ya está a salvo, después de que fueran rescatados por el atunero 'Playa de Anzoras', de la firma Inpesca, que en el momento del suceso se encontraba a escasas millas del buque siniestrado y desde el que han podido ponerse en contacto telefónico con sus familiares. Horas después, todos los marineros fueron trasladados al atunero 'Alakrana', perteneciente también a Echebastar Fleet, y cuyos 36 tripulantes permanecieron 47 días secuestrados en 2009 a manos de los piratas, frente a las costas de Somalia. Se espera que arriben en la tarde de hoy a Puerto Victoria, en Seychelles, con el fin de ser repatriados de inmediato.

El 'Campolibre Alai' fue construido en 1989 por Astilleros Reunidos del Nervión y estaba considerado un 'histórico' de la flota vasca en el Índico. Con 70 metros de eslora, pertenece a la flota de Echebastar Fleet, junto a otros atuneros como el 'Elai Alai', el 'Alakrana' y el buque de apoyo 'Alakrantxu'.

Intentos de abordaje

Al igual que la gran mayoría de los barcos que faenan en el Índico, el pesquero ahora hundido fue víctima de varios ataques de los piratas. El primero de ellos se produjo el 8 de agosto de 2009 a 460 millas de la costa del Cuerno de África, dentro de las aguas internacionales. El capitán inició entonces varias maniobras evasivas. "Metimos máquina contra la mar y el viento hasta ganarles distancia", comentó entonces Patxi Sanmartín, natural de Getaria. Posteriormente, el 25 de mayo de 2010, sufrió otro ataque a unas 70 millas de la isla Mayotte, en el archipiélago de las Comoras, en una zona considerada segura. Entonces, pese a una persecución de 40 minutos, los vigilantes que navegaban a bordo del buque consiguieron repeler a tiros el intento de abordaje.

Se da la circunstancia de que hace menos de quince días, un incendio arrasó parte del pabellón de la atunera Echebastar Fleet, situado en el muelle Erroxape de Bermeo. El fuego, que se inició por causas que aún se desconocen, derrumbó la techumbre de la empresa y dejó inutilizada por completo la planta en la que se encontraban las oficinas. Aunque no se tuvieron que lamentar víctimas de gravedad, en el transcurso del siniestro un bombero tuvo que ser trasladado al hospital de Gernika a consecuencia de un golpe de calor.