Licitan los colectores de saneamiento que limpiarán el Alto Nervión

Infografía de la futura depuradora de Markijana. /E. C.
Infografía de la futura depuradora de Markijana. / E. C.

URA advierte a los ayuntamientos de la necesidad de que se unan en la gestión y cobren tasas de saneamiento

L. PÉREZOROZKO.

El Nervión está cada vez más cerca de estar limpio en todos sus tramos. El Ministerio de Transición Ecológica ha anunciado que este martes ha puesto en marcha la licitación de las obras del proyecto de colectores de saneamiento de la cuenca alta del río, que tendrán una longitud de 20 kilómetros.

Es la primera fase de un proyecto en el que también tendrá que construirse dos depuradoras, una en el sistema de Basaurbe que recogerá los vertidos de Llodio y Orozko y otra en Markijana que dará servicio al entorno de Amurrio. El anuncio ha sido aprovechado por el director de la Agencia Vasca del Agua, Ernesto Martínez de Cabredo para recordar que «es crucial que los ayuntamientos y juntas administrativas del Alto Nervión se integren en un ente para gestionar la nueva red de colectores y depuradoras.

Martínez de Cabredo también ha insistido en la «necesidad de mejorar el control de los vertidos y de cobrar tasas de saneamiento, cuya recaudación debe emplease en el mantenimiento y mejora de la red». No es la primera vez que el responsable aboga porque esta zona debe ponerse a trabajar en una «organización eficiente de los servicios urbanos del agua en Aiaraldea, que permita la gestión unificada de los sistemas».

Alabó la integración de algunas Juntas Administrativas en la sociedad Kantauriko Urkidetza, consorcio de aguas creado en 1999 para la zona de Aiaraldea. «Es un paso muy importante para acercarse a la buena prestación del servicio», apuntó. Desde URA también se felicitaron porque tanto Amurrio como Llodio hayan aprobado ordenanzas de control de los vertidos.