Las escuelas de Zaratamo, Ugao y Etxebarri reducen su factura de la luz en 4.000 euros

Instalaciones del colegio de Zaratamo. / E. C.
Instalaciones del colegio de Zaratamo. / E. C.

La mitad de la cantidad ahorrada se entregará a los centros escolares para que pongan en marcha nuevas medidas de ahorro energético

LEIRE PÉREZETXEBARRI.

Los colegios de Infantil y Primaria de Etxebarri, Ugao- Miraballes y Zaratamo, así como los ayuntamientos de estas tres localidades pueden presumir de estar concienciados con la mejora del entorno. A lo largo de este curso escolar han logrado reducir el consumo de energía en 4.186,83 euros, dentro del proyecto Euronet 50/50 Max. Se trata de una iniciativa que busca, por un lado, concienciar sobre la necesidad de ser más respetuoso con el medio ambiente y, por otro, ahorrar en la factura de la luz. El centro escolar de Ugao ha sido el que ha cosechado mejores resultados en esta primera edición con una reducción de 2.069 euros. Le ha seguido Zaratamo con 1.357,19 euros y por último el centro escolar del municipio de mayor número de habitantes, Etxebarri, con 760,54 euros. Los datos suponen en porcentajes un beneficio del 14,28% en el colegio del municipio de menor tamaño, un 4,08% en el de Ugao-Miraballes y un 3,45% en el centro Kukullaga. El 50% de la cuantía revertirá en su propio beneficio y en mejoras en los centros escolares. El otro 50% restante del ahorro servirá para que los Consistorios de los tres municipios puedan llevar a cabo más actuaciones sostenibles.

Los centros deberán aplicar el montante en mejoras de cara a los próximos meses. Por ejemplo, el de Ugao-Miraballes instalará sensores de movimiento en los baños de la escuela para conseguir que las luces se apaguen cuando no hay nadie. Según explicó el alcalde, Ekaitz Mentxaka, «la ilusión de los niños y como se implican es igual de importante que el ahorro que se obtiene». «Sirve para concienciar al resto de la escuela. Es un proyecto muy interesante», señaló. El de Kukullaga decidirá ya en septiembre, con el inicio del curso escolar, el destino del dinero. La experiencia ha sido tan positiva que continuarán con el compromiso adquirido durante el próximo curso.

El centro escolar de Ugao-Miraballes está involucrado también en el programa educativo Agenda 21 Escolar para el desarrollo sostenible del municipio. Este año los alumnos han trabajado el tema «Cuidar los ríos y mares, ¡stop plásticos!». De cara a los próximos meses los pequeños se han comprometido a depositar cada fracción de residuos en el contenedor correcto, a usar menos plástico, a utilizar bolsas de tela y botellas de vidrio, a beber agua de la fuente y no comprar botellas de plástico, a recoger el plástico del suelo y a no tirar plásticos a los ríos. Además, han solicitado al Consistorio la promoción de campañas para reducir el uso de plástico, incrementar el número de papeleras de envases, recoger los plásticos del margen del río y una vez a la semana limpiar los suelos de plástico, así como promover el uso de envases degradables y reutilizables.