Dos rampas mecánicas de más de 50 metros acercarán de Zuazo y San Vicente en Barakaldo

Los nuevos equipamientos salvarán un desnivel de 120 metros./Sergio Llamas
Los nuevos equipamientos salvarán un desnivel de 120 metros. / Sergio Llamas

Las obras, con un coste de hasta 1,2 millones de euros y un plazo de ejecución previsto de cinco meses, saldrán a licitación próximamente

SERGIO LLAMAS BARAKALDO.

Dos rampas mecánicas de más de 50 metros de longitud salvarán la cuesta de Eguzkiagirre entre las calles Economía y Gernikako Arbola, a la altura de la residencia Sanitas. El Ayuntamiento trabaja ya en la licitación de las obras, que tendrán un coste de hasta 1,2 millones de euros y un plazo máximo de ejecución, una vez arranquen los trabajos, de cinco meses.

Las dos rampas salvarán un tramo de 120 metros y unirán los barrios de Zuazo y San Vicente. La primera partirá de la calle Economía y llegará hasta las escaleras de acceso al parque de Clara Campoamor, bajo la pasarela que le une al Jardín Botánico. De ese punto partirá la segunda rampa -ambas con una longitud de 53 metros-, que llegará hasta el cruce con Gernikako Arbola. La inclinación de este segundo tramo roza el 9%.

Los accesos mecánicos estarán en el lado derecho, en el sentido de la subida, debido a que es el que cuenta con un mayor espacio para acoger las rampas.

La alcaldesa, Amaia del Campo, visitó ayer la zona de obras y recordó que se trata de una «demanda histórica» de los vecinos, que utilizan mucho este paseo para hacer la compra, acudir al centro cívico Clara Campoamor o utilizar el parque canino abierto allí el pasado año. «Es una calle muy transitada», defendió.

Mejorar la acera

Además de la instalación de las rampas, las obras servirán para mejorar la acera que acoge los accesos mecánicos. Los trabajos, que saldrán a licitación en las próximas semanas, también incluyen la renovación del aglomerado en los dos carriles de la carretera.

Del Campo señaló que cuando se acometan las obras, serán los cuartos accesos mecánicos puestos en marcha por el Ayuntamiento de Barakaldo en los últimos cuatro años. La inversión alcanza los 5,6 millones de euros, al sumarse la pasarela y el ascensor de Murrieta cuyas obras finalizaron en 2017, las rampas mecánicas inauguradas en Rontegi en septiembre del pasado año, y las de Andikollano, entre Cruces y Lutxana. Las obras de estas últimas comenzaron en el mes de septiembre, y en la actualidad siguen desarrollándose.