Bildu urge a elaborar un plan de residuos en Sopela

Además de «improvisar y boicotear» sus ideas, demandaron una mejor recogida de basuras frente a «contendores desbordados todos los días»

MIRIAM COS

EH Bildu de Sopela ha reclamado al Ayuntamiento que ponga en marcha de manera «urgente» un plan de residuos. Con los datos de reciclaje de la Unión Europea sobre la mesa ha fijado el objetivo de la tasa de reciclaje del 50% para el 2020 y del 70% para el 2030, la coalición acusó al equipo de gobierno de no facilitar la gestión de residuos en la localidad. Además de «improvisar y boicotear» sus ideas, demandaron una mejor recogida de basuras frente a «contendores desbordados todos los días. Esa es la imagen que se da en las playas y los diferentes barrios de un pueblo que pretende ser destino turístico, y que está gestionado por aquellos que hablaban de sistemas de recogida antiestética, antihigiénica...»

Así pues, arremetieron contra el equipo de gobierno por eliminar el Consejo Asesor de Residuos que ellos mismo crearon, que trataba de emprender el camino hacia el reciclaje. Le acusaron también de «mantener bajas las tasas adrede, con muchos impropios para justificar que se alimente el horno de Zabalgarbi con plásticos, papeles y material de alto poder calorífico que permite alcanzar altas temperaturas quemando poco gas y aumentando así el beneficio de Sener, FCC, Kutxabank, Repsol e Iberdrola. Empresas estrechamente ligadas al PNV y sus donaciones anónimas, en cuyos consejos de administración acaban mediante puertas giratorias».

Medidas «insuficiente»

Por otro lado, desde la coalición señalaron que las medidas tomadas por el equipo de gobierno de Sopela son «insuficientes» y denunciaron que el ejecutivo local gasta el dinero público en cosas innecesarias. «Se han invertido 20.000 euros en arreglar los contenedores soterrados del pueblo sabiendo y reconociendo que no son funcionales, se atascan y que habría que quitarlos», detallaron.

Además, hicieron otra campaña para promocionar el quinto contenedor, que ya ha demostrado su incapacidad para aumentar las tasas de reciclaje, repartiendo bolsas para compostar en el TMB de Arraiz, donde su personal lleva desde principios de abril en huelga indefinida en protesta por las condiciones laborales. La empresa que lo gestiona es Valoriza, tristemente conocida en Sopela», afirmaron desde la coalición soberanista.