El PNV recupera Atxondo y Garai

En Zaldibar y Abadiño también podrían retirar a EH Bildu del gobierno con el apoyo del PSE e Independientes, que tienen la llave de la Mancomunidad

NAHIKARI CAYADO DURANGO.

Iurreta y Berriz se mantienen fieles a sus actuales alcaldes jeltzales. Iñaki Tortikaguena afrontará su cuarta legislatura al frente del consistorio iurretarra, siendo el PNV la agrupación más votada y logrando la mayoría absoluta con seis concejales. Le sigue EH Bildu, que repite con cuatro y el PSE-EE, que mantiene a la veterana Marian Muñoz.

Orland Isoird, por su parte, afrontará su tercera legislatura en Berriz con seis ediles, por lo que al igual que en Iurreta consolida la mayoría absoluta por otros cuatro años más. Como novedad, Elkarrekin Podemos logra una representación, superando al PSE-EE como tercera puesta, que conserva su puesto. EH Bildu, sin embargo, pierde un representante y se queda con tres.

Los garaitarras han optado por el cambio en la Corporación. Después de doce años con Gontzal Sarrigoitia al mando por parte de Herrikoi Taldea, el nacionalista Erramun Osa sale victorioso con cuatro ediles, uno más que Herriko Taldea.

Javier Crespo

El jeltzale Xabier Azkarate también ha conseguido arrebatar la alcaldía a EH Bildu en Atxondo después de tres legislaturas. El PNV logra cinco concejales y EH Bildu pasa a la oposición, con uno menos. La coalición adelantó ayer que seguirá trabajando con ganas e ilusión para que «no echen a perder todo lo logrado en estos años».

Este último triunfo podría cambiar de color la gestión de la Mancomunidad de Durango, que ha estado liderada por EH Bildu y Herriaren Eskubidea en esta legislatura, con Aitor López a la cabeza.

En estos momentos, la presidencia está en manos del PNV, que cuenta con 13 asientos. Bildu suma 12 y Herriaren Eskubidea e Independientes, uno cada uno. La clave de la futura gestión de la Mancomunidad se encuentra en estos momentos en los Independientes de Abadiño, con Javier Crespo a la cabeza. Un pacto de la formación nacionalista con Independientes daría la mayoría necesaria para coger las riendas del ente comarcal.

Acuerdo en Abadiño

Se trata de toda una incógnita que queda pendiente por resolver, al igual que ocurre en Abadiño. La formación liderada por Crespo es necesaria para que el PNV renueve el pacto firmado en la anterior legislatura y con el que han gobernado en consonancia, a pesar de que en los próximos cuatro años pasaría a manos del jeltzale Mikel Garaizabal.

Por otro lado, Izurtza, Mañaria y Zaldibar siguen gobernados por EH Bildu. Lorea Muñoz continuará al frente del Ayuntamiento de Itzurtza tras sumar cinco ediles, tres más que el PNV. La segunda en mantener a la coalición soberanista en cabeza ha sido Ainara Otxotorena, que sustituye a Endika Jaio en el cargo con cuatro miembros, frente a los tres del grupo jeltzale. En Zaldibar, también se ha ìmpuesto la agrupación liderada por Eneritz Azpiarte, aunque al perder un representante y bjar a cinco pierde la mayoría. El PNV suma uno y pasa a cuatro, mientras que el PSE-EE mantiene sus dos representaciones. Un pacto entre jeltzales y socialistas podría poner fin al mandato soberanista.