Dimite la directora foral de Agricultura en plena crisis por la 'peste' de los pinos

Un pino enfermo en la carretera de Morga a Gernika. /Manu Cecilio
Un pino enfermo en la carretera de Morga a Gernika. / Manu Cecilio

La Diputación alega razones «estrictamente personales» para justificar el relevo en el cargo, que será asumido por Maite Peñacoba

David S. Olabarri
DAVID S. OLABARRI

La directora de Agricultura, Lucía Isla, ha presentado la dimisión en el Departamento de Sostenibilidad y Medio Rural de la Diputación de Bizkaia, según ha podido saber EL CORREO. La directora de la que dependía directamente el cuidado de los montes vizcaínos deja su puesto en plena crisis de la 'peste' de los pinos, una enfermedad que avanza sin control y que afecta ya al 12% de la masa forestal del territorio histórico y casi al 25% de este tipo de coníferas.

Portavoces oficiales de la Diputación confirmaron ayer a este periódico la dimisión de Isla, que se anunció ayer en el Consejo de Gobierno de la institución foral. En todo caso, los mismos medios subrayaron que se debe a razones «estrictamente personales» y desvincularon su decisión de la crisis de los pinos. Un problema que ha generado una gran inquietud entre los propietarios forestales, los técnicos de montes y las empresas, que demandan soluciones a las administraciones para frenar una enfermedad que amenaza a un sector que, de forma directa o indirecta, da empleo a unas 9.000 personas en Bizkaia. La dimisión será efectiva hoy mismo y su cargo será asumido a partir de ahora por Maite Peñacoba, que hasta ahora realizaba «labores de asesoramiento» en el departamento.

La 'peste' de los pinos ha generado opiniones encontradas sobre las medidas a aplicar. El propio Departamento de Sostenibilidad y Medio Rural apuntó hace diez días que todavía no han encontrado «un producto autorizado» que «frene» o sirva de «tratamiento preventivo» contra estos hongos -conocidos como banda roja y banda marrón-, que han generado una situación «excepcional» en el territorio. Desde la asociación de la madera de Euskadi Baskegur, sin embargo, consideran que esta epidemia «se puede frenar» y reclaman «medidas inmediatas» para aplacar el avance de los hongos.

El Departamento que dirige Elena Unzueta mantiene que está tomando medidas «desde hace meses» para tratar de dar con una solución. La pasada semana, por ejemplo, visitaron Euskadi unos técnicos neozelandeses -un país con una gran masa forestal que ha sufrido antes este tipo de enfermedad en sus pinos- dentro de las jornadas de trabajo del proyecto Life Healthy Forest organizadas por Neiker. Según la asociación Baskegur, que estuvo presente en la visita, los técnicos afirmaron «que las masas forestales afectadas pueden ser tratadas con buen resultado si se aplican las técnicas que ellos ya utilizan con éxito en su país». En todo caso, desde la asociación de la madera quisieron realizar un llamamiento a la «calma» y, aunque reconocieron lo «compleja» de la situación, no recomiendan cortar pinos que puedan tener posibilidades de tratamiento a «medio y corto plazo».

 

Fotos

Vídeos