El ascensor de Arangoiti vuelve a funcionar tras permanecer 11 días parado

Vista del ascensor de Arangoiti./
Vista del ascensor de Arangoiti.

La falta de una cadena guía de repuesto, que tuvo que ser traída de Alemania, causó la demora en su reparación

JULIO ARRIETA

El ascensor de Arangoiti ya está en funcionamiento después de haber sufrido dos averías en el mismo componente con apenas una semana de intervalo entre ambas. El último desperfecto, ocurrido el pasado 13 de mayo, ha mantenido el elevador inactivo hasta este miércoles, que vuelve a prestar servicio. La causa de la demora ha sido un problema de logística: el componente estropeado ha tenido que ser traído desde Colonia, en Alemania.

En una comparecencia realizada a petición propia esta mañana en el Ayuntamiento de Bilbao, el concejal de Movilidad y Sostenibilidad, Alfonso Gil, ha explicado que el ascensor ha sufrido «un total de 6 averías en el sistema de guiado, lo que ha supuesto la sustitución de toda la cadena hasta en tres ocasiones», desde su puesta en marcha el 29 de julio de 2016. Este elevador realiza un uso muy intensivo. Hasta abril ya ha sumado 158,670 viajes. «Como todos los ascensores que se usan con mucha frecuencia, sufre averías. En este sentido se parece a cualquier otro ascensor». Sin embargo, las que afectan a la cadena guía, son raras y son solo el 5% del total. Pero también son las que más afectan al servicio, pues repararlas supone «un tiempo de parada prolongado».

Tal y como ha explicado Gil, las averías en el sistema de guiado «desde la puesta en marcha del ascensor se pueden calificar de totalmente anómalas y que nunca antes se habían registrado en elevadores de similares características». El edil ha asegurado que la empresa fabricante, ThyssenKrupp, «como responsable de diseño, construcción y mantenimiento», ha puesto a disposición del Ayuntamiento de Bilbao «todos los medios técnicos posibles que permitan la subsanación definitiva de todos estos problemas en el menor tiempo posible».

En las averías anteriores de la cadena guía, la reparación no requirió demasiado tiempo. Sin embargo, en esta última incidencia ThyssenKrupp no disponía del repuesto necesario, que tuvo que ser pedido de urgencia a Alemania. La nueva cadena no llegó a Bilbao por avión hasta este lunes (22 de mayo), cuando arrancó su montaje. Según ha detallado Gil, el Ayuntamiento ha exigido al fabricante que tome medidas para tener los repuestos «lo más cerca posible de Bilbao», por si se dan futuros desperfectos. El edil también ha explicado que han comenzado a instalarse las mamparas insonorizadoras que permitirán que el elevador pueda funcionar hasta medianoche.