Los bikinis asequibles de las famosas para triunfar en la costa vasca

Andrea Sesma, espectacular con un bikini azul turquesa de Oysho/
Andrea Sesma, espectacular con un bikini azul turquesa de Oysho

Tania Llasera, Nagore Robles, Andrea Sesma, Ingrid Betancor y Adela Úcar ya han sacado del armario sus trajes de baño para dar la bienvenida al buen tiempo

Virginia Melchor
VIRGINIA MELCHOR

Los posados playeros del verano, con el reinado indiscutible de Ana Obregón, hace tiempo que pasaron a la historia. Aquellos pactos entre los paparazzis y las celebrities para presumir de cuerpazo y de veraneo a todo trapo en Marbella han quedado en desuso. Desde que Instagram introdujo su, más o menos glamurosa, cotidianeidad en nuestras vidas, son los propios famosos los que gestionan sus fotografías en las redes sociales. Ellos deciden las imágenes que comparten con sus seguidores, en ocasiones retocadas con filtros, para asegurarse que muestran su mejor cara. Las famosas vascas, que huyen del Photoshop y el postureo, ya han dado muestra en Instagram de que han sacado del armario sus bañadores y bikinis para dar la bienvenida al buen tiempo. Con sus diferentes modelitos, la mayoría bastante asequibles, nos dan pistas de las tendencias de baño con las que causar sensación en las playas este verano:

Iker Muniain y Andrea Sesma, una pareja muy conjuntada

Andrea Sesma e Iker Muniain demuestran en sus últimas instantáneas en las redes sociales estar muy compenetrados... y conjuntados. La pareja se ha decantado por el color azul turquesa en su ropa de baño, mimetizándose incluso con las cristalinas aguas que tienen detrás. El jugador del Athletic y su mujer se encuentran de vacaciones en una isla pariadisíaca, donde han aprovechado para celebrar su segundo aniversario de boda. Andrea apuesta de nuevo por un tono muy favorecedor que resalta sus ojos y que es muy similiar al del vestido que llevó el pasado sábado en el enlace de Óscar de Marcos. El bikini con textura que luce en la imagen es de Calzedonia, cuesta 35 euros y está disponible también en color negro, rojo, violeta y naranja.

En las diferentes fotografías que ha colgado en Instagram, Andrea Sesma evidencia lo rápido que se ha recuperado de su último embarazo. Eso sí, la mujer de Muniain ha explicado que no ha dispuesto de una varita mágica para volver a estar estupendísima de forma milagrosa. Detrás de su esbelta figura, reconoce que hay horas de machaque con entrenador personal y también algunos tratamientos médico-estéticos. «Di a luz en noviembre y en enero ya estaba entrenando, busqué motivación y a alguien que entendiera que tenía que empezar gradualmente (...) Al de poco, empecé a probar tratamientos corporales y faciales, que han hecho cambios espectaculares en mí (...). Y, por último, también he de decir que en cuanto he empezado a notar cambios en mí, más me motivaba yo misma sobre el tema de comer sano», escribe en una publicación que acumula más de 5.800 'me gusta'. Andrea asegura que no sigue una dieta espartana ni se priva de los dulces o las comidas más calóricas de vez en cuando. «No soy de esas que no como en McDonald's, una pizza o una buena palmera. Prohibirme esa comida cuando me gusta, es también como prohibirme esos momentos ¿no? Ese par de pizzas viendo un buen partido, un Happy Meal con tu hijo... Como sano siempre que puedo, me siento mejor, pero no dejo atrás esos momentos de caprichos si realmente me hacen feliz, ya me cuido el resto de los días ¿no? Al fin y al cabo vida solo hay una, y como dicen... la vida son momentos», reflexiona.

En la imagen superior, lleva un trikini negro de corte asimétrico, con 'cut-out' lateral y braguita alta con reminiscencias a los años 80. Es de Oysho, cuesta 29,99 euros y está disponible también en color rojo. Los trikinis regresan con fuerza este verano en su versión más sofisticada, unidos mediante nudos y lazos laterales, logrando un efecto muy femenino y estilizado.

Ingrid Betancor, espectacular de blanco

Ingrid Betancor ha disfrutado en Ibiza de unos días de desconexión junto a su marido, el futbolista del Athletic Ibai Gómez, y la hija que tienen en común, Aiala, de poco más de un año. «No quiero que se acabe esta semana... Es la primera vez que nos vamos los tres de vacaciones, solo nosotros, de vacaciones de verdad, ¡y nos está sabiendo a gloria!», escribió en Instagram la periodista y bloguera canaria. Ingrid, que ya confesó a ser una enamorada del color blanco, luce en la imagen un bañador tipo camiseta con detalles en carey en los tirantes que es de la marca Uondi, propiedad de Young Retail, y cuesta 44,95€. Se protege del sol con un sombrero de rafia desflecado.

Nagore Robles, tigresa y azteca

Nagore Robles, que hace unos días realizó una escapada exprés a la costa portuguesa junto a su pareja, la periodista y escritora Sandra Barneda, es otra de las famosas vascas que se ha animado a lucir palmito en Instagram, donde recientemente ha superado el millón de seguidores. En la imagen se puede ver a la colaboradora de Mediaset oteando el horizonte enfundada en un traje de baño con 'animal print' y escote en pico. Es de H&M y cuesta 19,99 euros.

Nagore, que posa sentada al borde de la piscina junto a su perro Nash, lleva un bikini 'bandeau' con mil rayas marineras y bordados florales en rojo de Women'secret.

En la fotografía superior, Nagore, que besa a su perro Nash, luce un bañador multicolor con motivos aztecas de la firma Dolores Cortés. Cuesta 84,90 euros.

Adela Úcar, con bikini rojo y sombrero de rafia

Adela Úcar aprovechó este sábado el calor del primer día de la temporada de baños para tomar el sol. La comunicadora bilbaína, que actualmente trabaja de reportera en el programa de las tardes de Cuatro, 'Cuatro al día', luce un bikini rojo tipo 'bustier' con estampado de serpiente y un sombrero de rafia. «Abriendo la temporada de playa. Por favor, no molesten», escribió junto a su veraniega imagen.

Tania Llasera, sobria y natural

Tania Llasera asegura estar «toa güena como una magdalena» en la última foto en bikini que ha subido en su cuenta de Instagram. La periodista bilbaína, que se rebela contra el postureo y la superficialidad que imperan en las redes sociales, se muestra natural y con el pelo mojado en una imagen que supera los 25.000 'me gusta'. «Metiendo tripa como una condenada y aún así no entra para dentro jajajaja», escribe junto a la instantánea Llasera, que domina como nadie el arte de reírse de sí misma. En la imagen inferior, eligió un bikini en color burdeos para darse su «primer baño del verano en el mar.» La comunicadora, que ha pasado unos días de descanso en Mallorca, opta por ropa de baño de diseño simple y colores planos, en contraste con la divertida y colorida vestimenta que suele llevar en su día a día. Queda por ver si arriesgará algo más con los modelitos que luzca este verano en las playas de Lekeitio, donde veranea desde pequeña.