Cómo ahorrar en libros

El precio medio de un libro físico ronda los 20 - 30 euros. /
El precio medio de un libro físico ronda los 20 - 30 euros.

No hacer compras compulsivas, acudir a bibliotecas o comprar ejemplares de segunda mano son algunos de los trucos para los románticos del papel

MIRIAM COS

Los amantes de la lectura conocemos lo que cuesta un libro. Y no nos engañemos, cuando para conseguir algo que deseas desde hace tiempo te tienes que rascar el bolsillo da rabia, mucha rabia. Aunque la proliferación de los formatos digitales ha bajado el gasto medio en novelas y lecturas varias, siempre quedan los románticos que ansían tener las casas llenas de preciosos tomos adornando paredes, estanterías, y hasta en algunas ocasiones, suelos. Y es que el placer de poder pasar un sinfín de páginas devorando historias nada tiene que ver con el de estar delante de un aparato, por muy moderno que sea.

Para los 'vintage', los que se niegan a pasarse al libro electrónico y aman la tinta y el papel pero su economía no les permite comprarse tantos ejemplares como quisieran, os presentamos diferentes trucos que os pueden hacer ahorrar en este hobby tan enriquecedor.

Evita las novedades

Cuando sale uno de esos libros que llevas esperando siglos es muy tentador lanzarse a comprarlo en el primer momento. Aunque, por supuesto, es la opción más cara. Pararte a pensar en la auténtica necesidad que te supone tener ese ejemplar desde el minuto uno es muy importante a la hora de no realizar compras indeseables. Puedes elaborar una lista de libros deseados para ir comprándolos poco a poco, o cuando sale la edición de bolsillo, siempre muy económica.

Amazon es una de las mejores herramientas comparativas. En esta web encontrarás opiniones, precios, artículos relacionados... Un sitio perfecto para encontrar todo tipo de ejemplares.

En busca de las gangas

Cientos de ciudades en este país tienen mercadillos de segunda mano. En Bilbao, por ejemplo, podremos encontrar todo tipo de libros en el mercado dominical de la Plaza Nueva o en el 'hall' de la estación de Feve. Ejemplares por menos de cinco euros copan los stands a la espera de un amante lector. También se pueden adquirir a muy bajo precio a través de Internet, como en la web de Casa del Libro o en Anobii, donde hay artículos ya usados y que otros lectores venden o simplemente intercambian. O en Iberlibro, portal solo para los ejemplares de segunda mano. (En Anobii también se puede realizar la lista de deseos mencionada en el punto anterior).

La voz de los usuarios

A veces títulos, sinopsis y portadas nos llaman tanto la atención que nos lanzamos a la compra compulsiva de un producto que finalmente nos decepciona. Hacer caso de lo que otros lectores opinan sobre las historias ya leídas es muy importante, ya que gastarse más de veinte euros en paja suele provocar las iras de muchos.

Páginas web como las ya mencionadas, u otras, como Lecturalia, son perfectas a la hora de saber lo que piensan los usuarios.

Compra solo lo que vayas a leer

Muchas veces tendemos a adquirir libros que dejamos en estanterías para jamás leerlos. Aunque nos llame la atención es importante pensar antes de actuar y no hacer compras compulsivas. También suele pasar que compramos demasiados y no nos da tiempo a hacer cuenta de ellos. Relájate, los libros siempre estarán ahí.

La biblioteca existe

La costumbre de acudir a las bibliotecas públicas se está perdiendo, y son bancos de ejemplares perfectos donde se pueden conseguir no solo libros, si no también música, películas, revistas...

En el caso de que no te importe no tener los libros físicamente hablando, este es tu sitio. El préstamo en estos lugares suele ser gratuito, y todos los pueblos y ciudades suelen tener por lo menos una. Algo que te hará ahorrar al máximo.

Compartir es... leer

Intercambiar con amigos y familiares las lecturas está muy bien a la hora de ahorrarse un dinerillo. Antes de lanzarte a comprar un ejemplar pregunta en tu entorno si disponen de él. Hacer una red de intercambio de libros con tu núcleo más cercano es una forma perfecta de poder leer todo aquello que quieras.

Aprovecha los descuentos

Con la llegada de la tinta electrónica muchas librerías ofrecen descuentos en libros para poder hacer más caja. Fíjate siempre en lo que está rebajado. Además, durante la semana en la que se celebra el día del libro (Sant Jordi, 23 de abril), habrá descuentos en todas las librerías del país. Encontrar ejemplares a precios tan irrisorios como un euro puede ser posible durante estas fechas.