Kuartango reúne a los pueblos colindantes en la ermita de la Trinidad

El 'castillo' es tradicional en la romería de la Trinidad. / E.C.
El 'castillo' es tradicional en la romería de la Trinidad. / E.C.

Marta Peciña
MARTA PECIÑA

La romería de la Trinidad, que se celebrará el domingo, es uno de los encuentros populares más interesantes de Álava. Agrupa a vecinos del antiguo Ayuntamiento de Arrastaria, ahora integrado en Amurrio; del burgalés de Berberana; Urkabustaiz, Valdegovía y Ribera Alta como integrantes del antiguo ayuntamiento de Lakozmonte; Añana, Iruña de Oka, Orduña y los pueblos de Kuartango. La convocatoria responde una tradición que se ha mantenido viva gracias a la implicación de los pueblos, comunicados entre sí por las sendas que los enlazaban a través de los montes y antiguos caminos. De nuevo, este domingo acudirán todos a la explanada de la ermita de la Trinidad, al sur de la sierra de Guibijo, cerca de Guillarte, en el valle de Kuartango. Allí, ante el edificio datado en el siglo XVI, los vecinos de Kuartango se proponen «agradecer y homenajear a los pueblos por mantener en el tiempo la tradición de acudir a esta ancestral romería», explicó el alcalde, Eduardo Fernández de Pinedo en la carta que ha remitido a todas las localidades. Esta vez, se han plantado dos árboles que recibirán la tierra procedente de todos los pueblos participantes.

Danzas y 'castillo'

La romería arrancará poco antes del mediodía con una danza de recibimiento y una misa en la ermita, construida en una cueva. A la una se celebrará el acto de homenaje a los pueblos y media hora después, se ofrecerán las danzas de la Trinidad y el 'castillo' con diez jóvenes, repartidos en tres alturas. La fiesta incluye una comida popular en la que los asistentes compartirán lo que lleven de casa. Por la tarde habrá una actuación infantil., bolos y música en directo. La romería está sembrada de antiguas tradiciones que se mantienen en la memoria como la de cenar patatas con chorizo en la casa del concejo de Anda a la vuelta de la rogación, albardar orejas y lengua en cerdo en Jokano o acudir en romería de burros desde Unzá, Oyardo o Uzkiano .