El hombre de los 10 millones de botellas

Ruiz de Galarreta, en un viñedo de Samaniego. /Igor Aizpuru
Ruiz de Galarreta, en un viñedo de Samaniego. / Igor Aizpuru

EL CORREO destaca al patrón de Araex, Javier Ruiz de Galarreta, por sus 25 años dando a conocer Rioja Alavesa en el mercado internacional

Aitor Alonso
AITOR ALONSOVitoria

A Javier Ruiz de Galarreta le gusta recordar que el vino es disfrute, cultura, pero también una industria agroalimentaria que genera riqueza, empleo y un buen pellizco del PIB vasco y alavés en particular. Porque es un enamorado del fruto de la vid, como queda en evidencia cuando logra convencer a reputados enólogos como Michel Rolland, quizá uno de los más admirados del mundo, para elaborar y firmar un vino a medias -Rolland & Galarreta, algo muy poco habitual en el francés, que nunca bautiza sus creaciones con su nombre-. Pero también es un hombre de números. Y los suyos son ya de categoría gran reserva: 10,5 millones de botellas anuales lanzadas al mercado internacional, clientes en 70 países, una facturación de 30 millones de euros en exportación y quince bodegas asociadas que suman 4.000 hectáreas de viñedo en ocho denominaciones de origen en España.

Con esta brillante hoja de servicios y la ilusión intacta de cara al futuro, EL CORREO ha decidido designar a Ruiz de Galarreta como 'Alavés de junio' en conmemoración del 25 aniversario de Araex Grands Spanish Fine Wines, el grupo exportador del que es fundador y patrón a todos los niveles. Su cumpleaños, a pesar de la procedencia internacional de muchos de sus invitados, se celebró en Vitoria y en Rioja Alavesa, una ciudad y una comarca con las que Ruiz de Galarreta sigue comprometido. En el Europa, un escenario a la medida del acto, se reunieron el pasado 14 de junio decenas de hombres y mujeres cuyo nombre se escribe con mayúsculas en el sector del vino. Anne Igartiburu presentó una gala que destacó, entre otros, al propio Rolland; al estadounidense Jens Riis; a la figura de la sumillería alemana David Schwarzwälder, al chef Juan Mari Arzak o al prescriptor español José Peñín, elaborador de la guía nacional más relevante. Antes, en Samaniego, el centenar de invitados había degustado una selección de vinos del grupo exportador en Baigorri, una de las firmas con las que trabaja desde hace años.

Ruiz de Galarreta toma ahora, como cualquier ejecutivo, el avión para saltar de destino en destino. Pero en aquel 1993 en el que comenzó todo se subía a su Volkswagen Golf y tintineaba con el maletero repleto de botellas hasta convecer a mayoristas de Francia, Italia o Alemania, uno de los primeros mercados que se decidió explorar. Entonces, Rioja Alavesa era un sector atomizado y que apenas había dado el salto al exterior. Logró hacerse imprescindible para muchos importadores europeos, a los que consiguió entregar vinos singulares, diferenciados, procedentes de negocios familiares. Araex nunca ha perdido esa dimensión romántica, aunque ha actualizado sus retos. Ahora, el mayor al que se debe hacer frente es el Gigante Asiático. China es un mercado de una dimensión abrumadora, donde los vinos españoles tienen que comenzar a asomar sus corchos para hacerse un hueco entre las referencias francesas que lo dominan. Para este objetivo mayúsculo, Araex, que también ha sido capaz de 'colocar' los vinos 'premium' de sus bodegas en lo más alto -literalmente, pues se sirven en los menús VIP de varias compañías aéreas- acaba de abrir oficina en Hong Kong.

Y como no hay límite en la imaginación de un emprendedor como él, sueña también con nuevos proyectos en Vitoria. Suya es la idea de convertir el Palacio Zulueta, en La Senda, el icónico paseo peatonal, en un centro de referencia para el vino y su industria en la capital alavesa, que él juzga como 'capital del vino' de Euskadi en conexión directa y permanente con la comarca elaboradora. Y no imagina ahí un museo, sino un centro del vino que sea motor económico, punto de formación de profesionales y que dinamice la actividad económico-cultural que se ha convertido en seña de identidad y reclamo imprescindible de una parte esencial de Álava.

Las 15 bodegas reunidas en Araex suman 4.000 hectáreas de viñedo en 8 denominaciones de origen

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos