Normalidad en las piscinas olímpicas de Mendizorroza tras seis horas de cierre por una avería

La piscina exterior de las instalaciones de Mendizorroza./Blanca Castillo
La piscina exterior de las instalaciones de Mendizorroza. / Blanca Castillo

La fuga en una tubería ha afectado durante la mañana a las piletas cubiertas, a las duchas y a la exterior olímpica

Jon Ander Goitia
JON ANDER GOITIA

Una fuga en la tubería del sistema de renovación de aguas ha obligado a cerrar las piscinas olímpicas de Mendizorroza durante la mañana de este lunes. Tras detectar el punto de la avería y reparar la misma, las piletas han vuelto a restablecer el servicio a primera hora de la tarde. Durante ese periodo, los usuarios que han querido hacer uso de las instalaciones del Paseo de Cervantes han sido derivados al complejo de Ibaiondo, el único de la ciudad que se encuentra abierto en estas fechas.

'No hay agua'. Durante más de seis horas ese fue el mensaje que se encontraron los usuarios en la puerta de las instalaciones. El contratiempo afectó tanto a las dos piscinas olímpicas del complejo -la cubierta y la exterior- como a las duchas. No obstante, el resto de las instalaciones continuaron ofreciendo servicio con normalidad. Por lo que se pudieron ver bañistas -pocos, debido al tiempo- en las piscinas infantiles y los toboganes. También en las pistas de pádel y de atletismo y otras canchas de baloncesto y tenis. Los usuarios de estos espacios sí pudieron hacer uso de las duchas de los vestuarios del edificio social, el 'antiguo', donde se halla la cafetería. La avería pilló por sorpresa a los deportistas que desde primera hora se acercaron al complejo. Y es que, a última hora del lunes las instalaciones funcionaron correctamente, por lo que se cree que el fallo pudo tener lugar a lo largo de la madrugada.

Sin embargo, la rotura no afectó a ningún bañista en ejercicio, ya que se detectó alrededor de las 8.00 horas, antes de que las piscinas se abriesen al público. A partir de ese momento se ofreció la alternativa de hacer uso de las instalaciones del complejo de Ibaiondo. Y es que, en estos momentos Mendizorroza y esta última son las dos únicas instalaciones de Vitoria que cuentan con sus piletas cubiertas abiertas. Será por poco tiempo, porque 'Mendi' cerrará el viernes por labores de mantenimiento hasta el 8 de septiembre.

Afluencia

En lo que va de campaña de verano, que arrancó el 24 de mayo, y como consecuencia de las olas de calor, los complejos de Mendizorroza y Gamarra superan ya el medio millón de usos. Durante el mes de julio la primera de estas instalaciones registró 132.985 entradas, a las que se sumaron las 93.766 de Gamarra. Unas cifras que superan, ligeramente, las obtenidas durante junio y que de seguir en esta línea ascendente lograrían una de las mayores afluencias en la última década.