El Correo Digital
Miércoles, 23 julio 2014
claros
Hoy 15 / 24 || Mañana 13 / 26 |
más información sobre el tiempo
Temas de ocio
Estás en: > >
¡Hay un Ramone en la sala!

UNA BANDA INMORTAL

¡Hay un Ramone en la sala!

Marky Ramone, batería del cuarteto neoyorquino durante 15 años, repasa su legado en Bilbao. Esta vez, se trae como cantante al mismísimo Andrew W.K.

15.07.13 - 11:36 -
En Tuenti
CerrarEnvía la noticia

Rellena los siguientes campos para enviar esta información a otras personas.

* campos obligatorios
Cerrar Rectificar la noticia

Rellene todos los campos con sus datos.

* campos obligatorios

Si se juntasen los supervivientes de los Ramones, lo tendrían un poco crudo para formar una banda, porque allí habría tres baterías y un bajista: Tommy, Marky, Richie y C.J., todos con ese apellido de pega (Ramone) que parece capaz de aplastar cualquier identidad real. Las tres figuras principales del cuarteto neoyorquino -el vocalista Joey, el guitarrista Johnny y el bajista Dee Dee, sustituido por C.J. allá por 1989- murieron en cadena entre 2001 y 2004 y dejaron al mundo huérfano de uno de los grupos más influyentes y entrañables de la historia del rock. Pero su herencia permanece muy viva, con una vigencia que va desde las tiendas de ropa -las camisetas con el logotipo que creó Arturo Vega, fallecido también el mes pasado, se siguen vendiendo como rosquillas- hasta las machaconas cuñas de la MTV. Y, por supuesto, existen cientos de bandas de tributo que siguen reproduciendo sus himnos en garitos de todo el planeta.

A un tipo especial de banda de tributo pertenece Marky Ramone’s Blitzkrieg, un proyecto liderado por el hombre que se sentó durante más tiempo tras los tambores de los Ramones: sustituyó al original Tommy en 1978, le echaron en 1983, volvió en 1987 y aguantó ya hasta la disolución, en 1996. Eso supone quince años, nueve álbumes de estudio y más de 1.700 conciertos, aunque los ortodoxos ramonianos siempre le recordarán que no es miembro fundador, ni está en los canónicos tres primeros elepés, ni tampoco en el legendario doble en directo ‘It’s Alive’. "En los Beatles, al principio estaba Pete Best y luego llegó Ringo Starr. Yo soy el Ringo de los Ramones. A mí me ha visto tocar mucha más gente y durante mucho más tiempo que a Tommy", argumentaba hace semanas en una entrevista con la agencia Efe.

Lo más curioso es que, en el caso de Marky, cuyo verdadero nombre es Marc Bell, el cotizado apellido Ramone es reduccionista, como un cartel publicitario que deja fuera buena parte de su currículo. Para cuando se incorporó a la banda, después de encontrarse con Dee Dee en el CBGB de Nueva York, este hombre nacido en 1956 ya llevaba encima una importante carrera musical: grabó dos álbumes con su banda de rock duro del instituto, Dust, y después se alió con Wayne County para formar su grupo The Backstreet Boys (no conviene confundirlos con la ‘boy band’ de veinte años después), para finalmente convertirse en miembro fundador de Richard Hell & The Voidoids. Nuestro hombre era el batería en el álbum ‘Blank Generation’, uno de los discos cruciales del punk estadounidense.

Su Blitzkrieg trata de recuperar la experiencia inolvidable que proporcionaban los conciertos de los Ramones, con treinta y tantas canciones tocadas a ritmo febril, sin descanso, como si se echase encima la hora de cierre. La actual formación del grupo resulta particularmente llamativa, porque la función de vocalista corre a cargo de un fichaje improbable: el mismísimo Andrew W.K., el apóstol de la fiesta dura que arrasó hace doce años con su álbum ‘I Get Wet’. Andrew es un personaje singular que se ha labrado carreras paralelas como eso que llaman conferenciante motivacional -ha dado charlas en las universidades de Yale y Harvard- y como colaborador del canal infantil Cartoon Network. Marky y él forman una pareja pintoresca, como dos superhéroes del rock enfundados en sus supertrajes: uno va siempre de negro y con el peinado ramoniano, mientras que el otro ha hecho de la ropa blanca y la melena su seña de identidad. Les une la devoción por el material casi sagrado que interpretan: "Estoy representando los sueños y las emociones de miles de personas –ha declarado Andrew al NME–. ¡Hay tanta gente obsesionada con los Ramones!".


Vídeo: Ramones - I Wanna Be Sedated

TAGS RELACIONADOS
En Tuenti
¡Hay un Ramone en la sala!
Marky Ramone. / Sergio Barrenechea.
Pasarelas de moda
Fotos de las propuestas de todos los diseñadores
--%>
elcorreo.com

EN CUALQUIER CASO TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS:
Queda prohibida la reproducción, distribución, puesta a disposición, comunicación pública y utilización, total o parcial, de los contenidos de esta web, en cualquier forma o modalidad, sin previa, expresa y escrita autorización, incluyendo, en particular, su mera reproducción y/o puesta a disposición como resúmenes, reseñas o revistas de prensa con fines comerciales o directa o indirectamente lucrativos, a la que se manifiesta oposición expresa.