El Correo Digital
Viernes, 22 agosto 2014
cubierto
Hoy 14 / 20 || Mañana 15 / 21 |
más información sobre el tiempo
Temas de ocio
Estás en: > >
La vuelta al mundo en 10 ginebras

El licor de moda

La vuelta al mundo en 10 ginebras

¿Cansado de las marcas de siempre? Ahí van algunas sugerencias para probar nuevas variedades de este destilado

30.11.12 - 17:20 -
En Tuenti
CerrarEnvía la noticia

Rellena los siguientes campos para enviar esta información a otras personas.

* campos obligatorios
Cerrar Rectificar la noticia

Rellene todos los campos con sus datos.

* campos obligatorios
La vuelta al mundo en 10 ginebras
No hace falta decir a estas alturas que el gin tonic es el combinado de moda, aunque muchos sostienen que su tremenda popularización ha hecho que inmediatamente esté 'out' y que lo 'in' sea ahora el vodka. En cualquier caso, los pubs y bares con ínfulas han pasado de tener en las estanterías las marcas clásicas (MG, Larios, Gordons, Beefeater, Tanqueray, Bombay... aquellas estrellas de los 90) a dedicar una carta específica a este destilado, repleta de marcas 'premium' y de nombres como Citadelle, Bulldog, Gvine, Gin Mare o Hendricks. Los barman bien entrenados acompañarán cada una de estas copas con su correpondiente aderezo, que nunca podrá ser para todos igual si uno se precia de tratar bien el gintonic. Le colocarán una ramita de romero para Gin Mare, la clásica rodaja de pepino para Hendricks, frambuesas en alguna otra copa... Pero si quiere ponérselo difícil al camarero, aquí van unas cuantas recomendaciones de ginebras de diferentes puntos del mundo que seguramente no estarán en su bar de referencia.
1. The Duke Gin. Alemania. Unos 40 euros.
En la cuna de la cerveza, hay algunos irresponsables que se dedican a destilar ginebra. Y no deben hacerlo mal. Al menos, lo hacen de forma totalmente artesanal y con esencias plenamente orgánicas. Con una producción muy limitada, The Duke se embotella a mano y tiene el bio-certificado de la Unión Europea. El resultado es una ginebra seca, suave y con un toque a enebro y cítricos. Para su preparación, se recomienda un simple twist de naranja.
2. Haswell Gin. Londres. Unos 32 euros
“En mi opinión, los tres ingredientes más importantes para hacer una buena London Dry Gin son bayas de enebro, raíces de angélica y semillas de cilantro”. Hay que tener en cuenta esta afirmación, pues proviene de uno de los grandes creadores de ginebra británicos, Julian Haswell, que elabora y da nombre a esta London Gin “descaradamente cítrica”, resume. Haswell prepara su destilado con doce botánicas entre las que no falta la triada que considera imprescindible. Su elaboración se lleva a cabo en cinco destilaciones en pequeños alambiques de cobre.
3. Boë Gin. Doune, Escocia. Unos 30 euros
Esta ginebra escocesa, elaborada en la localidad de Doune, homenajea al médico y científico Franz de la Boë (Franciscus Sylvius), a quien se le atribuye el hallazgo de la ginebra como tónico medicinal a partir de bayas de enebro, canela y una mezcla secreta de botánicas. La escocesa Boë Gin se declara seguidora de la receta original del siglo XVII, con una producción limitada y agua escocesa en su destilación. Es una ginebra para mezclar con tónica o para tomar sola, en la que se debería apreciar un toque de cítricos bien equilibrados dentro de un conjunto de suave paso por boca.
4. Lark Pepperberry Gin. Tasmania, Australia. Unos 60 euros
Lark es una de las clásicas destilerías australianas, quizá más conocida por los amantes del whisky que por los aficionados al gintonic. Entre otros productos, elaboran esta Pepperberry Gin, de precio elevado, y que añade la pimienta de montaña que le da nombre. Lark destina una ginebra muy aromática y con sabores además de enebro, cítricos y anís. Algunos la recomiendan mezclar con Fentimans, una ginebra que como saben tiene un pequeño porcentaje de alcohol producto de la fermentación de sus ingredientes.
5. Diplome Gin. Dijon, Francia. Unos 32 euros
No lleva mostaza, que sería lo suyo procediendo de una localidad tan ligada a esta salsa como Dijon, y sí cilantro, pieles de naranja y limón, angélica, azafrán, raíz de iris e hinojo, ingredientes clásicos (no todos) de la ginebra más tradicional. El enebro y el cilantro dominan en los aromas de esta aterciopelada destilación, que busca sus orígenes en la demanda de ginebra que hacían los soldados aliados en la Segunda Guerra Mundial. Para sus primeras producciones utilizaron una destilería de cognac y las botánicas de la región, además de otras que se podían conseguir en los territorios aliados. La receta actual pretende mantener viva la esencia de aquella que alivió un poco el sufrimiento de británicos y estadounidenses.
6. Brecon Gin, Brecons Beacons, Gales. Unos 22 euros
La reina de Gales, le llaman, y no es para menos a esta ginebra limpia, clara, de aspecto puro como el agua que surca el parque de Brecon Beacons donde se encuentra su origen, en la localidad de Penderyn, y de cuyos manantiales se nutre. Es la única ginebra que se destila en Gales y para su elaboración se fusiona con diez especies diferentes de hierbas, desde el típico enebro hasta canela, raíz de regaliz o nuez moscada. Mezclada con tónicas premium da un resultado incluso avainillado que ha merecido grandes críticas entre los expertos.
7. Brooklyn Gin, Warwick, Nueva York. Unos 30 euros
¿Cuál es la ginebra neoyorquina por excelencia? Difícil decirlo, pues ni siquiera allí lo tienen claro. Dos marcas se disputan el título e incluso se han visto las caras en los tribunales por el nombre. Una de ellas es esta Brooklyn Gin, mix de esencias de la región que está de moda en los locales chic de Manhattan. La otra, Breucklelen Gin (nombre originario de Brooklyn), cambió el nombre para evitar la similitud fonética. En los dos casos se trata de ginebras artesanalas, de escasas producciones y muy florales.
8. Bothnia Bay, Finlandia. Unos 20 euros
La ginebra que vino del frío. Shaman Spirits destila este curioso de la factoría finlandesa (un país más centrado al vodka) y que toma su nombre de una de las bahías próximas al ártico. Se presenta sólo en formato de 50 cl, quizá corto para unos cuantos amigos de trago largo y buena sobremesa y con la particularidad de que está elaborada con agua de Laponia. También tiene como singularidad de que se obtiene de la destilación de patata en lugar del habitual grano de cereal. Es suave, sutil, con toques de canela y cilantro.
9. Imagin, Suecia. Unos 13 euros
Otra ginebra que viene del frío, también a cargo de una casa matriz centrada en el vodka. Los elaboradores de Seriously Vodka buscaron ampliar su catálogo con una ginebra de calidad. Más allá del típico toque de enebro, que por supuesto mantiene esta Imagin sueca, el destilado incorpora gengibre, clavo y almendra en un liquido de color azul turquesa y de 40% de graduación alcohólica.
10. Iceberg, Canadá. Unos 25 euros.
Cerramos la lista con Iceberg, otra ginebra que procede prácticamente del ártico. Se elabora, de ahí su nombre y su leyenda, con el agua más pura del mundo, dicen, procedente de icebergs de 12.000 años de antiguedad. La destilación se efectúa con una receta de botánicas secretas, que la firma no da a conocer más allá del típico enebro y toques de pimienta. Se define como suave, aromática y sofisticada y se recomienda encarecidamente para el dry martini.
TAGS RELACIONADOS
En Tuenti
Pasarelas de moda
Fotos de las propuestas de todos los diseñadores
elcorreo.com

EN CUALQUIER CASO TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS:
Queda prohibida la reproducción, distribución, puesta a disposición, comunicación pública y utilización, total o parcial, de los contenidos de esta web, en cualquier forma o modalidad, sin previa, expresa y escrita autorización, incluyendo, en particular, su mera reproducción y/o puesta a disposición como resúmenes, reseñas o revistas de prensa con fines comerciales o directa o indirectamente lucrativos, a la que se manifiesta oposición expresa.