El Correo Digital
Jueves, 24 julio 2014
claros
Hoy 16 / 25 || Mañana 17 / 25 |
más información sobre el tiempo
Estás en: > > >
La ninfómana de Munich vuelve a las andadas

secuestra otra vez

La ninfómana de Munich vuelve a las andadas

La Policía tuvo que rescatar a un joven africano al que obligó a tener sexo durante 36 horas seguidas y que encontraron frente al portal desnudo y llorando

08.05.12 - 09:11 -
En Tuenti
CerrarEnvía la noticia

Rellena los siguientes campos para enviar esta información a otras personas.

* campos obligatorios
Cerrar Rectificar la noticia

Rellene todos los campos con sus datos.

* campos obligatorios
Consiguió hacerlo otra vez. La ninfómana de Munich, una mujer alemana de 47 años, no pudo resistirse a tener otra aventura con desenlace fatal. Fue detenida en abril, hace algo más de dos semanas. Entonces sedujo a un hombre de 43 años en un bar. Se llamaba Dieter Schulz. Chico conoce a chica. Charlaron, bebieron, bailaron y acabaron en el apartamento de ella. Todo de lo más natural. Pero el varón acabó reventado. Agotado de mantener relaciones durante varias horas, quiso marcharse, pero su compañera le impidió salir del apartamento, exigiendo más placer.
Con la puerta cerrada con llave, no tuvo más remedio que refugiarse en el balcón y pedir auxilio desde las alturas. Allí fue rescatado por la Policía alemana. Denunció que la mujer le había obligado a tener ocho relaciones sexuales seguidas, sin descanso. Cuando los agentes accedieron al piso de Munich para hablar con ella y liberar a Schulz, invitó a los oficiales a meterse con ella a la cama, por aquello del morbo del uniforme. Los agentes se negaron. La depredadora sexual fue arrestada, aunque la cosa no pasó de ahí y quedó en libertad con cargos por privación de libertad y acoso sexual.
Pero pronto volvió a encontrar una nueva víctima, esta vez en el autobús. Un atractivo joven de origen africano atrajo toda su atención en este medio de transporte, tal vez por las cualidades que la leyenda atribuye a los hombres negros. Enseguida desplegó todas sus armas de mujer y consiguió llevarlo hasta su piso. Allí le obligó a tener sexo durante 36 horas seguidas, según narró la extenuada víctima a los agentes. Y es que solo pudo escapar cuando la fémina por fin cayó rendida. La Policía lo encontró llorando desnudo en la calle, frente al portal de la mujer. Estaba tan cansado que no podía dar un paso. “Ella me invitó a venir a su casa. Dios mío, era un infierno. No puedo caminar, necesito ayuda", dijo a los efectivos, según recoje el Daily Mirror. Poco después, la responsable de tanto sufrimiento fue trasladada a un hospital para su reconocimiento psiquiátrico.
TAGS RELACIONADOS
En Tuenti
La ninfómana de Munich vuelve a las andadas
Escaparate de una tienda europea./ Reuters
pliega/despliegaLo más leído
pliega/despliegaLo más comentado
pliega/despliegaLo último de elcorreo.com
elcorreo.com

EN CUALQUIER CASO TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS:
Queda prohibida la reproducción, distribución, puesta a disposición, comunicación pública y utilización, total o parcial, de los contenidos de esta web, en cualquier forma o modalidad, sin previa, expresa y escrita autorización, incluyendo, en particular, su mera reproducción y/o puesta a disposición como resúmenes, reseñas o revistas de prensa con fines comerciales o directa o indirectamente lucrativos, a la que se manifiesta oposición expresa.