El Correo

El Gobierno busca aislar la negociación presupuestaria de los casos de corrupción

El portavoz del Ejecutivo, Íñigo Méndez de Vigo.
El portavoz del Ejecutivo, Íñigo Méndez de Vigo. / Ángel Díaz (Efe)
  • Méndez de Vigo apela a la "responsabilidad" de los partidos para sacar adelante las cuentas de 2017 y defiende que el PP siempre recurre a la Fiscalía "cuando hay indicios" de delito

Hechos “compartimentados”. El Ejecutivo, inmerso en plena negociación presupuestaria, a doce días del debate a la totalidad en el Congreso, pretende poner a salvo las conversaciones para sacar adelante las cuentas de 2017 e impedir que se vean enturbiadas por la detención de Ignacio González y las últimas informaciones sobre presuntos casos de corrupción. “La responsabilidad del Gobierno es buscar aliados y esperamos de la responsabilidad de los grupos políticos para poner énfasis en lo que es importante en estos momentos, la aprobación de los Presupuestos”, ha confiado Íñigo Méndez de Vigo.

El optimismo del Gobierno, sin embargo, atraviesa horas bajas. Fuentes gubernamentales insisten en no tener “ninguna certeza” de que el proyecto para este año vaya a llegar a buen puerto. Las mismas voces, que garantizan que ninguno de los socios potenciales del Ejecutivo ha mostrado preocupación alguna tras el escándalo del 'caso Canal', admiten la dificultad del proceso.

El portavoz del Gobierno insiste en todo caso en subrayar el compromiso del Gabinete de Mariano Rajoy contra la corrupción haciendo gala de una “voluntad legislativa” y una “voluntad de hechos”. En el primer caso, se refiere Méndez de Vigo al paquete de reformas impulsado en la legislatura de la mayoría absoluta para prevenir las malas prácticas. En cuanto a los “hechos”, garantiza el también ministro de Educación que “cuando hay indicios”, el PP actúa de “forma contundente poniéndolos en conocimiento” del Ministerio Público.

“En el tema de las tarjetas 'black', en el caso Bankia, la Fiscalía conoció de la denuncia a través del FROB, y por lo tanto del Gobierno, y esta vez caso es la propia Comunidad de Madrid y su presidenta quienes pusieron los indicios de presuntas irregularidades en conocimiento de la Fiscalía”, ha apuntado ensalzando la colaboración de Cristina Cifuentes en la investigación del Canal de Isabel II.

En este sentido, no ha querido entrar en los “dimes y diretes” sobre órdenes contradictorias entre los fiscales por la operación Lezo, que se saldó con el arresto de González, ni sobre si la dirección nacional del PP tuvo conocimiento de posibles irregularidades en la actuación del expresidente de Madrid. “Tenemos todos que hacer un esfuerzo por guardar la calma -ha instado a la oposición-, por dejar que las cosas sigan sus tiempos, que España es un Estado de Derecho y la justicia y los jueces funcionan, hay que dejar que hagan su trabajo sin injerencias”.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate