El Ibilaldia 2018 espera concentrar a 100.000 personas el próximo día 27 en Santurtzi

El Ibilaldia 2018 espera concentrar a 100.000 personas el próximo día 27 en Santurtzi

La gran fiesta del euskera centrará su mensaje en promocionar la utilización de este idioma, además de recaudar dinero para Bihotz Gaztea Ikastola

OLATZ HERNÁNDEZ

Una lata de sardinas con forma de corazón. El cartel de esta edición del Ibilaldia, que tendrá lugar el 27 de mayo en Santurtzi, combina la imagen de la Bihotz Gaztea Ikastola, encargada de la organización, con la tradición pesquera de la villa. También hace referencia al objetivo principal de la fiesta: impulsar el euskera que, como indica el lema 'Taup' (onomatopeya de un latido), está «muy vivo».

«Hemos preparado una programación amplia, para todas las edades», adelantó ayer Josune Bañales, presidenta de la Asociación Ibilaldia. Actuaciones y actividades que pretender atraer a unas 100.000 personas al centro de la ciudad. Mungia concentró el año pasado a miles de ciudadanos, aunque uno de los récords más importantes se consiguió en 2001 cuando el circuito establecido entre Bilbao y Arrigorriaga llevó a 125.000 asistentes.

Después del esfuerzo realizado durante las últimas cuatro décadas por los centros de enseñanza «desarrollando y actualizando un modelo educativo propio, el reto ahora es acercar el euskera a las plazas y al entretenimiento», subrayó Bañales, en coincidencia con el mensaje que lanzan desde hace más de un año las instituciones, inquietas por el escaso avance del uso del euskera en las actividades y relaciones cotidianas.

Más hablantes, menos uso

La comunidad euskaldun se ha incrementado de modo sostenido en los últimos tres lustros, según el último estudio presentado a nivel oficial el año pasado (con datos referidos al ejercicio anterior): así, en 2016 se registraban en Euskadi 223.000 nuevos vascohablantes respecto a 1991, lo que elevó la proporción de este colectivo del 22,3% al 28,4% en la población en todo el territorio, gracias sobre todo al empuje de los más jóvenes.

Sin embargo, este crecimiento no ha ido acompasado al del uso. Según la VI Encuesta Sociolingüística, el 25,7% de la población habla euskera en alguna medida, aunque casi el 10% lo utiliza menos que el castellano y el francés, y otro 6,2% lo hace en una proporción similar. A los expertos les preocupa especialmente el escaso nivel de comunicación en lengua vasca en los domicilios, a nivel familiar, o en la calle en actividades ligadas al ocio.

Este retrato sociolingüístico también se pueden trasladar a municipios como Santurtzi, con unos 45.000 habitantes, de los cuales solo el 19,8% son euskaldunes. «Para mejorar la situación del idioma debe aumentar el número de hablantes. Es crucial», afirmó ayer Andone Ruiz Uranga, directora de Bihotz Gaztea Ikastola. Este centro ha conseguido «euskaldunizar» a más de 500 alumnos y «son ellos los que tienen en su mano normalizar el euskera», agregó. Aparte de ayudar a esta ikastola, otro de los fines del Ibilaldia de este año será fortalecer la presencia de la lengua vasca en la Margen Izquierda.

El recorrido constará de cinco kilómetros y llegará hasta la ladera del monte Serantes, que ya concentró una anterior edición de esta fiesta hace años. El circuito pasará también por el puerto y contará con cuatro zonas para actividades y actuaciones destinadas a todos los públicos. Allí sonará la canción compuesta para el evento: «Hizkuntza bat ez da galtzen ez dakitenek ikasten ez dutelako, dakitenek hitz egiten ez dutelako baizik» (Un idioma no se pierde porque los que lo ignoran no lo estudian, sino porque los que lo saben no lo hablan).

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos