El Correo

Todos los partidos en Bilbao, salvo el PP, se oponen al autobús en contra de los niños transexuales

  • El autocar, que sigue inmovilizado en Madrid, tenía previsto visitar la villa el 9 y 10 de marzo

Los partidos representados en el Ayuntamiento de Bilbao, salvo el PP, han rechazado la presencia en la ciudad del polémico autobús de la organización HazteOir, prevista para el 9 y 10 de marzo, al entender que promueve una «campaña tránsfoba».

En una declaración firmada por PNV, PSE, EH Bildu, Udalberri y Ganemos Goazen Bilbao, estos partidos han querido dejar constancia de su «contundente y unánime rechazo» a la campaña en contra de la transexualidad infantil promovida por la organización conservadora HazteOir. En este sentido, entienden que «la sociedad bilbaína no se identifica con esos mensajes». Asimismo, los grupos municipales consideran que la campaña es «contraria al derecho a decidir de las personas, discriminatoria, incita al odio y la transfobia, y contraviene el respeto a la diversidad».

La concejala del área de Igualdad, Cooperación, Convivencia y Fiestas, Itziar Urtasun, afirmó el martes que «lo único que hacen este tipo de actividades, por llamarles del algún modo, es incitar al odio». Asimismo, Urtasun señaló que «no han recibido ninguna petición» y ha explicado que se desconoce si el autocar «va a realizar un recorrido o va a estar estacionado» en la ciudad. «Haremos todo lo que podamos para que no aparque», ha subrayado para apuntar no estar al tanto de «si se puede evitar» que pase por las calles de la villa.

La Fiscalía Provincial de Madrid ha abierto diligencias para investigar este autobús por si su mensaje fuera constitutivo de un delito de odio y, en ese marco, ha solicitado su paralización cautelar, medida que ha admitido el juez.

La Fiscalía ha abierto esa investigación después de que la Delegación del Gobierno en Madrid le comunicara que un autobús rotulado con mensajes contra la transexualidad infantil circulaba por las calles de la ciudad. El autocar, que fue inmovilizado este martes por la Policía Municipal de Madrid, tampoco sería bien recibido en otras ciudades españolas, que también se oponen a la campaña.

'Los niños tienen pene. Las niñas tienen vulva. Que no te engañen. Si naces hombre, eres hombre. Si eres mujer, seguirás siéndolo' son los mensajes que se pueden leer en el autobús naranja que, tras su paso previsto por Bilbao, tiene en su agenda circular por Vitoria el 11 y 12 de marzo. Ante esta situación, el alcalde de la capital alavesa, Gorka Urtaran, afirmó el martes que el autobús de la plataforma 'Hazte Oír' no encaja «en una ciudad diversa, moderna y tolerante con las distintas opciones sexuales como es Vitoria-Gasteiz. Mensajes de ese tipo no encajan en absoluto con los valores que defiende este Ayuntamiento», ha defendido el regidor.

En este sentido, el alcalde ha anunciado que desde el Consistorio se analizará si legalmente se puede impedir la circulación de ese vehículo, cuya campaña «cuenta con nuestro más profundo rechazo». Además, se estudiarán las posibilidades de intervenir desde Espacio Público.

«Es algo que describe una realidad»

«Decir que los niños tienen pene y las niñas tienen vulva es algo que describe una realidad», sostiene el presidente de la plataforma Hazte Oir.org sobre los mensajes que han rotulado en el vehículo. Arsuaga ha lamentado la «avalancha» de críticas que ha suscitado esta campaña, con la que la plataforma reclama dos libertades «fundamentales»: la que tienen los padres de educar a sus hijos «conforme a su conciencia» y la de ideología y expresión, «cada vez mas amenazada por el 'lobby' gay y sus tentáculos». En ningún caso, ha resaltado Arsuaga, esta campaña discrimina ni ofende a los menores transexuales, de los que ha dicho que «tienen la misma dignidad» que el resto y que por ello condena cualquier tipo de agresión que sufran.

Y menos aún, ha proseguido, puede ser constitutiva de un delito de incitación al odio, como sostienen colectivos como la Plataforma por los Derechos Trans o la presidenta de Madrid, Cristina Cifuentes, que ha trasladado el asunto a la Abogacía de Madrid. «Se corresponde con la trayectoria de Cifuentes, que ha asumido los dogmas homosexuales y que los ha difundido y nos quiere imponer por la fuerza», ha asegurado Arsuaga, que ha arremetido contra la Ley de igualdad y no discriminación regional por ser «profundamente autoritaria».

«Tajante rechazo»

La Delegación del Gobierno en Madrid ha consultado a la Abogacía del Estado si el polémico autobús podría incurrir en «un hecho de relevancia penal» o una «infracción» de la Ley de Protección de la Seguridad Ciudadana. El Instituto de la Mujer y para la Igualdad de Oportunidades (IMIO) ha mostrado su «tajante rechazo» al autobús de Hazte Oír y a cualquier otra iniciativa o actuación que «atente» contra el derecho a la igualdad del colectivo LGTB. Asimismo, el sindicato LAB ha reclamado a las administraciones competentes que no permitan que el autobús de la plataforma 'HazteOir.org' circule por las carreteras y calles de Euskadi y que se presenten como acusación contra quienes pueden «sembrar odio» con mensajes que «generan violencia».

Por su parte, el Gobierno vasco ha rechazado la campaña ya que «atenta contra los derechos» de los homosexuales y ha pedido respeto a este colectivo. Fuentes del Departamento vasco de Empleo y Políticas Sociales han explicado que el Ejecutivo autonómico está a la espera de ver cómo se desarrolla esta campaña. Varios partidos como el PSOE, EH Bildu, Equo y Ezker Anitza-IU han pedido a la Fiscalía y a las autoridades que impidan esta campaña e incluso el portavoz del PP en el Congreso, Rafael Hernando, la ha tachado de «disparate» ya que no se puede hacer confrontación social con la sexualidad y mucho menos con la de los niños, ha dicho.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate