elcorreo.com
Domingo, 21 septiembre 2014
claros
Hoy 14 / 30 || Mañana 12 / 28 |
más información sobre el tiempo
Estás en: > >
Por la salud de los demás

Miranda

Por la salud de los demás

A falta de una última jornada, la Hermandad de Donantes de Sangre suma ya 1.286 extracciones, una cifra que marca un máximo histórico

23.12.12 - 02:25 -
En Tuenti
CerrarEnvía la noticia

Rellena los siguientes campos para enviar esta información a otras personas.

* campos obligatorios
Cerrar Rectificar la noticia

Rellene todos los campos con sus datos.

* campos obligatorios
El número es el 1.286. Ese es el del premio gordo para la Hermandad de Donantes de Sangre de Miranda que ha batido este año todos sus récords de donaciones, a falta todavía de una jornada más el próximo domingo. Con lo que la cifra final acabará superando las 1.300 extracciones.
Hasta ahora, el máximo histórico estaba en 1.280, que fueron las que se consiguieron dos ejercicios atrás, en 2010. Para llegar necesitaban que, al menos 30 personas acudieran a la cita del jueves en Cruz Roja y los mirandeses no les fallaron. Por allí pasaron 36, así que objetivo cumplido. Aunque se trate de algo simbólico y que, como único premio, tiene la ilusión de ver que poco a poco el mensaje va calando y que cada vez son más los que colaboran. De hecho, pese a que la próxima jornada pilla en medio de las celebraciones navideñas (el día 30) confían en que, al menos, acudan a Cruz Roja más de 20 personas.
Lo hagan o no, «las cifras conseguidas son muy buenas, excelentes», reconoció el presidente de la Hermandad, Amador García. Marcan un crecimiento del 15% en el número de extracciones respecto a las contabilizadas el año pasado y eso a pesar de que no se han llevado a cabo acontecimientos especiales o extraordinarios que, normalmente, hacen que en una sola jornada se logre sumar un buen número de dosis.
«El incremento se ha conseguido en el día a día, que es lo bueno», ya que permite aventurar que no va a ser un pico que obedezca a algo puntual, sino que tiene visos de ser algo que se mantenga en el tiempo. «El crecimiento ha sido algo sostenido, que ha evolucionado poco a poco, estable».
Y es que en este momento, el colectivo cuenta con más de un millar de donantes activos. García calcula que ahora mismo el grupo lo integran unos 1.050. Precisarlo con exactitud es relativamente complicado, ya que se considera que alguien sigue formando parte del colectivo hasta que pasan 3 años sin que haya participado en ninguna extracción. Salidas que, además, suelen venir acompañadas de nuevas incorporaciones. Todas las jornadas de donación hay alguna.
De hecho, a lo largo de 2012 se han acercado a la sede de Cruz Roja, en los días señalados por la Hermandad, alrededor de 130 personas que nunca antes habían colaborado con el colectivo y querían empezar a hacerlo.
Pero aunque las cifras logradas en 2012 son buenas, históricas e invitan al optimismo, siguen estando por debajo de la media que se espera de una ciudad del tamaño de Miranda. Para alcanzar ese objetivo habría que superar las 1.500, un número que en estos momentos no se ve como algo imposible o lejano.
De hecho, el presidente del colectivo se muestra confiado con que si la tendencia actual se mantiene en el tiempo se pueda llegar a «la autosuficiencia» dentro de dos ejercicios, en 2014. De todos modos, por el momento, se conforma con ir dando pasos más pequeños para cumplir objetivos más modesto. Su deseo para 2013 está en poder llegar a las 1.400 donaciones. Confía en conseguirlo. «Ya entraríamos en unas cifras que se pueden considerar buenas», recalcó.
Un 25% más en dos años
Para lograrlo, serían necesarias apenas un centenar más de extracciones que las recogidas a lo largo del presente ejercicio. A priori parece una meta factible, ya que en los últimos 12 meses el crecimiento acumulado ha sido del 15% respecto a 2011 y del 25%, si echamos la vista atrás y nos centramos en los datos de 2010, un ejercicio especialmente malo.
Una circunstancia que achacan fundamentalmente al trastorno que pudo suponer para los voluntarios el traslado por obras en la sede de Cruz Roja. Las condiciones en la sede provisional no eran tan confortables como lo puedan ser ahora y eso es algo que acabó repercutiendo en el balance.
De todos modos, aunque entiende que las cifras son importantes, ya que es algo «objetivo» que permite saber cuál es la situación, insiste en que «no se trata de ganar ninguna rifa, ni de competir contra nadie, si no de ir consiguiendo lo más posible».
A que este año haya sido así han contribuido en buena medida las nuevas generaciones de la ciudad. Ese es el perfil que tienen la mayoría de los recién llegado a la Hermandad. Son chicos y chicas jóvenes, que han acudido a donar incluso en cuadrilla. «Por aquí han pasado muchos grupitos de amiguetes», reconoció García.
Algo en lo que ha podido influir la campaña para explicar su labor y la función de los voluntarios que la Hermandad de Donantes ha llevado a cabo en los últimos años en colegios e institutos de la ciudad. «De algún modo habrá influido, porque hay bastantes que rondarán entre los 18 y los 20 años».
Además, algo que valora muy positivamente, es que una vez que dan el paso de colaborar, las siguientes veces que lo hacen suelen llevar con ellos a algún amigo para que también aporte su pequeño granito de arena. «Me parece estupendo, porque ellos mismos están contribuyendo a la campaña de captación», recalcó.
La experiencia del amigo
El hecho de ir acompañado hace que sea más fácil dar ese paso y si es alguien de tu entorno, de tu grupo, quien te guía aún resulta más sencillo. Y es que García reconoce que «la primera vez que se va siempre da un poco de reparo, por la aguja, la sangre... pero si cuentas con un colega que te dice que no es para tanto el mensaje cala más que si lo decimos nosotros. Suena de otra manera».
Además, que cada vez sea más elevado el porcentaje de jóvenes que forma parte del colectivo de donantes también ha influido notablemente en la media de edad del conjunto que ahora rondaría entre 36 y 37 años, con lo que si no se pierden se podría garantizar un número más o menos estable y elevado de donaciones anuales de cara al futuro.
También puede ayudar a ello el hecho de que aquellos que al llegar a los 65 tenían que darse de baja ahora pueden continuar hasta los 70. Es una opción reservada para los que ya eran donantes antes de alcanzar esa edad, no abierta a nuevas incorporaciones. «No es lógico que una persona tenga que trabajar hasta los 67 pero no pueda dar sangre», bromeó.
TAGS RELACIONADOS
En Tuenti
Por la salud de los demás
Las citas tienen lugar algunos jueves por la tarde y domingos por la mañana en la sede de Cruz Roja. :: AVELINO GÓMEZ
Por la salud de los demás
Cinco profesionales trabajan en cada jornada de extracción. :: A. G.
elcorreo.com

EN CUALQUIER CASO TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS:
Queda prohibida la reproducción, distribución, puesta a disposición, comunicación pública y utilización, total o parcial, de los contenidos de esta web, en cualquier forma o modalidad, sin previa, expresa y escrita autorización, incluyendo, en particular, su mera reproducción y/o puesta a disposición como resúmenes, reseñas o revistas de prensa con fines comerciales o directa o indirectamente lucrativos, a la que se manifiesta oposición expresa.