Huawei tampoco podrá utilizar tarjetas de memoria SD en sus nuevos móviles

Imagen de la tarjeta de memoria NM Card, exclusiva de Huawei /RR SS
Imagen de la tarjeta de memoria NM Card, exclusiva de Huawei / RR SS

La marca china se queda sin otro componente tecnológico clave para sus nuevos teléfonos como consecuencia del veto tecnológico impuesto por EE UU

Iñaki Juez
IÑAKI JUEZ

Suma y sigue. El veto tecnológico impuesto por EE UU a Huawei como consecuencia de la guerra arancelaria que mantiene con China sigue teniendo consecuencias imprevisibles, por no decir trágicas para esta compañía y sus clientes. Sobre todo, tras la negativa de ARM a facilitar el soporte técnico necesario para que la multinacional asiática pueda seguir diseñando las nuevas versiones de los procesadores que gobiernan sus smartphones. Por si fuera poco, en la tarde del jueves se supo que la SD Association, el consorcio internacional de la industria de fabricantes de tarjetas de SD y microSD, eliminaba a Huawei de su lista de empresas que pueden utilizar este estándar de unidades de memoria externa. A este paso, a la empresa china no le van a quedar componentes con los que poder fabricar sus próximos teléfonos.

Puede ser la menor preocupación en estos momentos para Huawei, pero el caso es que no podrá incluir en su teléfonos o en sus ordenadores los puertos necesarios para expandir las memorias de sus dispositivos por medio de estas tarjetas SD o microSD. el estándar más utilizado en la industria tecnológica. En ese sentido, los dueños de estos móviles se tendrían que conformar con los gigabites que tengan los discos duros instalados en su interior. Algo que, por otra parte, los usuarios de teléfonos tan populares como los iPhones de Apple están más que acostumbrados, ya que la compañía fundada por Steve Jobs nunca ha optado por este componente externo de almacenamiento en sus smartphones.

De momento, este consorcio, con sede en San Ramón (California), no ha emitido un comunicado confirmando el veto a Huawei, aunque se ha comprobado que su nombre ha desaparecido misteriosamente de su listado de miembros. Hay que recordar que este organismo fue creado en el año 2000 por fabricantes tan conocidos como SanDisk, Panasonic y Toshiba, que también ha anunciado su intención de sumarse al boicot contra la compañía china de forma temporal, con el objetivo de preservar los estándares de los distintos tipos de tarjetas SD.

Sus tarjetas de memoria, en peligro

Se da la circunstancia de que, al igual que pasaba con los procesadores Kirin de sus móviles, Huawei también desarrollaba su propia tarjeta de memoria, conocida como NM Card (o Nano Memory Card), para sus últimos modelos de gama alta como el P30 Pro o el Mate 20 Pro. La duda consiste en saber si este componente de almacenamiento, que se caracteriza por su diminuto tamaño, está basado en el estándar SD por lo que, en teoría, no podría seguir utilizándolo, aunque sea de fabricación propia.

En todo caso, está claro que a Huawei cada vez le quedan menos vías de escape a una situación asfixiante que podría poner fin a su asalto al liderazgo mundial del sector de la telefonía móvil, tanto en smartphones como en el despliegue de las redes 5G, con un incesante goteo de colosos de la industria que han decidido romper relaciones con la multinacional china. Desde a Google a Intel, Qualcomm, Xilinx Inc y Broadcom, sin contar a operadoras como Vodafone o las japonesas. Y todo ello pese a que, formalmente, el veto tecnológico y comercial no entrará oficialmente en vigor hasta el próximo 27 de agosto.